AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

sábado, 21 de mayo de 2011

GEMA GALGANI 19 de mayo de 2011 CON AUDIO


Original  en francés
http://www.autresdimensions.com
Canalizado: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Odilia Rivera
para escuchar el audio haz clic aquí

Soy Gema Galgani. Hermanos y Hermanas, en esta carne, les transmito la Paz, la Alegría, y la Luz. Juntos reunidos, vamos, en primer lugar, si lo quieren bien, a comulgar, en Unión de Conciencia y en Unidad.

He venido, hoy, a hablar y vibrar, con ustedes, una serie de elementos en resonancia con el elemento Aire. Este elemento Aire, inscrito en el Triángulo de su cabeza, a su izquierda. Y también, en el punto IM de este cuerpo, al nivel de la garganta, donde pasan el aire y la carne que absorben. Lugar, por eso, dónde debe pasar y elevarse, el nuevo Aire, el del nuevo Éter, permitiéndoles respirar diferentemente, y penetrar, en totalidad de Conciencia, el nuevo Aire y el nuevo Éter.

IM es el Misterio. Es la resonancia del Arcángel MIGUEL. Es la resonancia de la Estrella IM. Aquélla que, debido a su Vibración, devuelve a la polaridad esencial de LA FUENTE, en resonancia con la UNIDAD y la PRECISIÓN, en resonancia con la UNIDAD y la CLARIDAD, en resonancia, por fin, con la UNIDAD y la unión con el Triángulo de la Tierra. Y permite hacer penetrar la Conciencia en el nuevo Éter, de la nueva Respiración de Vida, la que anima el Corazón, elevado en el Fuego y despertado a su Unidad.  Pasar esta Puerta, pasar por este pasaje, causa e induce, en el alma y la Conciencia que lo vive, el acceso a la Unidad. El acceso al nuevo Aire. Allí, dónde el límite no es ya la carne. Allí, dónde el límite es el conjunto de la Creación, más allá de todo límite

Y ello, cada uno ustedes, presente en la carne, debe vivirlo, redescubrirlo, permitiendo entonces, por este pasaje, por este punto IM, lugar del Misterio, de incorporarse a la Eternidad y a la Unidad. El Fuego eleva la Corona Radiante del Corazón. El Aire del Éter, después de haber pasado por el IM, les permite respirar por el Corazón. Esta respiración inefable, que les permite, en Conciencia, penetrar el Ilimitado, espacio donde la Conciencia se convierte en el Todo y, al mismo tiempo, la Nada. Momento mágico, donde la Conciencia vive la inhalación infinita de la Creación. Momento en que la Luz, Blanca y no Azul, se despliega en el conjunto de la carne, en el conjunto de la Conciencia.

Momento de gracia, dónde se despliega la Verdad de la Unidad, vivida en Verdad, vivida enteramente, haciéndoles penetrar, entonces, los espacios infinitos de la Creación, los espacios infinitos preparándoles al Verbo. Momento en que la Respiración se personifica en el Espíritu, permitiéndoles, entonces, de transcender y transmutar la carne que habitan, con el fin de elevarlos en las residencias de la Unidad, con el fin de elevarlos, con CRISTO y en CRISTO.

El Fuego es alimentado por el Aire. El Fuego es lo que se eleva y eleva. Atizado por el nuevo Aire y la nueva Respiración, el Fuego abraza el Espíritu. Se convierte en Fuego del Espíritu, poniendo fin al Fuego del ego, poniendo fin a la Ilusión de este mundo y a la Ilusión de la persona. Se invita a la humanidad, colectivamente, a vivirlo. Por supuesto eso es temido. Ya que eso no es conocido del ego, y el ego no puede dejarse ir, enteramente. Sólo el Espíritu les permite vivir eso, acceder a la Unidad, al Todo y a la Nada. Haciéndoles descubrir, entonces, la Verdad de su Esencia, la Verdad de lo que son, por la Respiración del Espíritu y por el Fuego del Corazón, atizándose uno y otro. En ese momento, podrán decir: “todo es Uno”. En ese momento, lo vivirán, por la Fusión de la carne y el Espíritu, por la Fusión a su propia Unidad, por la Fusión a la FUENTE. Fusión al Todo y a la Nada, dónde la Conciencia se descubre, ella misma, Ilimitada, más amplia y más grande que la Ilusión de este cuerpo y su conciencia limitada. Haciéndoles entonces descubrir, el hecho, y la Verdad, que somos, todos, Uno.

Este pasaje es el pasaje más delicado. Ya que el lugar del Misterio es el lugar donde es necesario hacer el luto de lo conocido, dónde es necesario aceptar perderlo todo, para encontrar lo que son, en Verdad. Esta noción de pasaje, cosa que comenzó a ser vivida, por el impulso del Arcángel URIEL, en final de su año anterior, va a encontrar ahora su terminación, y va a hacerles penetrar las esferas de la Creación, Unificadas y Unitarias. Allí donde todo se crea, fuera del tiempo. Allí donde todo está conectado e independiente. Allí donde todo es Uno.
“Están, individualmente (ustedes, presentes aquí, en esta carne, y el conjunto de sus Hermanos y sus Hermanas, presentes en esta carne de la Tierra), en la víspera de este momento, la víspera de este pasaje. El momento en que la Conciencia no puede ya estar encerrada, en la Ilusión de esta carne o en la Ilusión de esta personalidad, es un momento único, para el Espíritu. Esta metamorfosis, esta Transubstanciación, es un elemento principal, en curso. »

La Respiración, como animador del Espíritu y animador del Fuego juega un papel principal. El viento de la Tierra se levantó. Sopla, en adelante, en numerosos lugares. Recordándoles, así, que lo que sus ojos de carne pueden aún contemplar, en este mundo, se revela también, en ustedes, de la misma forma. La Luz, aportada por el nuevo Éter (revelándose en sus cielos, desplegándose sobre esta Tierra), las Partículas Adamantinas, la radiación de la Luz, en sus distintos componentes, viene a tocar a su puerta. Pidiéndoles entonces, como la FUENTE se los había prometido: ¿“quieres darte la vuelta a tu Eternidad? ¿Quieres darte la vuelta a esto qué eres? ¿Estás listo soltar todo? ¿Estás listo para encontrarte? ¿Estás listo para incorporarte al CRISTO en las residencias Eternas de la Felicidad? ¿Estás listo para unirte a nosotros en la Ronda de la Unidad? ¿Estás listo para aceptar lo que eres, bien más allá de lo que crees? ¿Estás listo para recorrer los Caminos de la Libertad, en el espacio infinito de las Creaciones y las Dimensiones? ¿Estás listo a ya no estar limitado? ¿Estás listo a ya no ser tributario de cualquier encerramiento, de cualquier Ilusión? »

Deben, por supuesto, para eso, penetrar la nueva Respiración del Espíritu. Aquella que va a pedirles ya no apegarse, a cualquier cosa (a ninguna ilusión, a ninguna carne), y de acompañar a la Tierra en su nuevo Éter, o a la Luz en su nueva Dimensión. Recuperar, hasta cierto punto, la Libertad de la Unidad. Volver a ser Libre, es volver a ser Uno. Volver a ser Libre, es redescubrir Autonomía, donde la Conciencia se basta a sí misma, no tiene necesidad de nada más que de de ser ella misma. Como Estrella UNIDAD, estoy en condiciones de hacer resonar, en ustedes, en cada uno ustedes, las palabras que les digo, bien más allá de su simple significado, penetrando siempre más adelante, en la Vibración de la Unidad, de su propia Verdad.
Es necesario, efectivamente, ahora, desnudarse de todo lo que no es la Verdad. Deben, progresivamente, abordar este pasaje de la Resurrección. El momento no es  ser ya, simplemente, un niño. Sino de madurar en las esferas de la Creación, para volverse responsable. Responsable de su propia Unidad, de su propio establecimiento en el nuevo Éter, con el fin de ser animado por la Respiración del Espíritu, la Respiración de la Verdadera Vida, donde no existe  límite, ninguna separación, ninguna división. Deben, para eso, abandonar los espacios de encerramiento. Deben, para eso, abandonar los espacios de apegos. Deben, para eso, dejar ir todo lo que es limitante.

Este pasaje es, efectivamente, una preparación. Una preparación que les lleva a vivir el Verbo, a reunificarse a ustedes mismos, en sus dos polaridades. No hacer ya más que uno, con ustedes mismos, ya, con la FUENTE, y con el conjunto de los mundos Unificados. Muchos entre ustedes no tienen ya la memoria. Muchos entre ustedes no tienen el recuerdo de estos Estados de gracia, mucho antes de la presencia en la carne de este cuerpo. Los testigos que se despiertan, en ustedes, por los espacios de Vibración que viven, son la prueba indirecta de que hay otra cosa que esta personalidad y su fuego. Que esta personalidad, y sus miedos, y sus sufrimientos, son los testigos indirectos de que existen Estados de Ser, dónde no puede existir ningún sufrimiento, ningún límite, efectivamente, donde todo es Uno. Dónde ustedes mismos, no son nada y el Todo, al mismo tiempo, Vibrando al unísono la FUENTE, presentes desde la FUENTE hasta lo más pequeño de las Creaciones, incluso la más inconsciente.

Todo eso, les llama allí, de distintas maneras. Y van a llamarles allí, de manera cada vez más fuerte ya que la Respiración del Espíritu va a tocar a la puerta de su Conciencia, de distintas maneras, pidiéndoles, cualquiera que sea forma, a decir “sí” a su Unidad. Sumergiéndose entonces, cada vez más profundamente, en las esferas de la Gracia, la Alegría, la Felicidad de la Conciencia reunificada. Dándoles entonces, la experiencia, y la prueba directa, de lo que el conjunto de las Conciencias de la Confederación de los Mundos Libres les dijo, y les permitió vivir, en sus propias Vibraciones. 

La intensidad de lo que se perfila, en el seno de la carne de este mundo (vuestra carne, como la carne de la Tierra), está llamada a una modificación, una expansión, que nunca han tenido lugar.  Y representando, efectivamente, para la personalidad, un reto.  Este reto, no es la personalidad que lo vive, o que lo señala, sino es más bien el Espíritu mismo. Por su propio Fuego, por el pasaje del Aire que da, en ese momento, el impulso para propagar el fuego, en el Interior de ustedes como sobre el conjunto de este sistema solar, en el Instante decidido por la Tierra y su carne.  De vivir en totalidad ese Fuego: Fuego de la Redención y de la Liberación.  Esta Luz Blanca, percibida por vuestros ojos, llamada Luz Adamantina, está ahora dispuesta a verterse, en totalidad, al llamado de la Tierra, ya que la Fusión de los Éteres está realizada, sobre esta Tierra como en ustedes.  Van ser llamados, individual y colectivamente, por el CRISTO, a incorporársele. Este Momento será único e identificable, por el conjunto de la humanidad. Cualquiera que sea la respuesta establecida, en ese momento, percibirán, no puede ser mas claramente, esta llamada, ya que es llevada por el Espíritu de Verdad. Los acontecimientos de la carne de la Tierra se producen en su propia carne. Los acontecimientos del Espíritu, y del Aire de la Tierra, se producen también en su Espíritu y en su Aire.

La sucesión de las transformaciones de la Tierra, así como la vuestra, como eso se les anunció, va, muy rápidamente, ahora, a desmultiplicarse. El conjunto de la Ilusión, por lo que se refiere a su carne, como la carne de la Tierra y las construcciones humanas, cada vez más van a trastornarse antes de ser aniquiladas. El único refugio posible será el Corazón. Ya que en el Corazón se encuentran la Alegría, la Unidad, la verdadera Paz, la que no depende de ninguna circunstancia. Sólo el ego podrá siempre hacerse de la preocupación, para esto o para eso, mientras no haya capitulado a la aniquilación de este mundo. El conjunto de experiencias que llevaron, y que les fue posible vivir, cada uno a su nivel, son  otros tantos elementos acercándolos de este pasaje y esta Unidad. En la actualidad, y cada día aún más, deberán sumergirse en más Profundidad y más Verdad, en espacios donde no existe ninguna palabra, ninguna seducción, ningún atractivo, sino la Plenitud del Corazón, madurada y encontrada. Siempre lo hemos dicho, las unos y los otros, como los Arcángeles y los Ancianos, que la única Puerta posible era el Corazón. Es hora, ahora, de concientizarlo, de vivirlo, enteramente, con el fin de superar los límites de esta carne, los límites de esta encarnación.

Los Cantos, los distintos Cantos de la Creación van pronto a resonar, sobre la Tierra como en ustedes. Ya que el pasaje del Aire de la garganta, por el punto IM, pone en resonancia sus Cuerdas Celestiales (ndr: o Antakharana), pone en tensión un  último abandono a la Luz, permitiendo vivir el Fuego y el Aire. Preparándose a integrar la nueva Conciencia, la que no depende de nada más que de sí misma, a la imagen de CRISTO.

Permitiéndoles, entonces, bailar la Ronda de la Unidad.
Lo que están llamados a vivir es el final definitivo de las Ilusiones, de las proyecciones, de las creencias, de los sufrimientos. Vivir la Resurrección, es eso que viene a afectar a su puerta. Es eso que debe llenarles de exaltación y de Alegría, con el fin de pasar al primer plano de la Conciencia. El resto, a medida que penetren esta Conciencia, les aparecerá tal como es. Es decir, una Ilusión absoluta, no subsistiendo que por la adhesión a lo que era erróneo.

Entre el período que se abre, al final de su mes, y que se extenderá durante aproximadamente cinco meses, van a penetrar, cada vez más fácilmente, los ámbitos de la Eternidad, la Belleza, el Êtreté y la Unidad, permitiéndoles concientizar, enteramente, la nueva posibilidad que se abre  a ustedes. Poniendo fin, entonces, a los miedos. Recordándoles entonces, que todo lo que forma parte del ámbito de esta carne, en esta Dimensión, es transitorio y no puede subsistir más allá de un tiempo asignado, por la esperanza de su propia vida, a medida de sus vidas. Pero ahora, al tiempo asignado por la Luz que viene a restablecerse, en ustedes, por vuestra Gracia.

Están ustedes llamados a revisitar las esferas de la Alegría Eterna. Están llamados a revivir la Verdadera Vida. Están llamados a vivir la Alegría Eterna. Y, para eso, es necesario pasar. Y, para eso, es necesario liberarse. Y, para eso, es necesario vivir el choque, el de la Liberación, el de la Libertad. Son los Niños del Uno, los Niños la FUENTE. Son la Unidad. Y no eso a que su ego da cuerpo y peso. No son, ni el placer, ni el sufrimiento. Son la Unidad. A eso, van a ser llamados, cada vez más profundamente, con el fin de responder, con el fin de volver, definitivamente, en la Luz, o que se desvíen, por un tiempo, de la Luz. Cada tiempo que se avanza y cada día, ahora, que pasará, les comprometerá, cada vez más profundamente, a que pasen a ser lo que son. O entonces, a mantener la Ilusión. Cada día, los dos Caminos van a separarse, para terminar por dividirse, enteramente. Estarán, entonces, sobre uno o sobre otro. Pasarán, entonces, por su Resurrección, en cualquier caso, por su Liberación. No puede existir otro destino. No puede existir otra Vía. Ya que los tiempos están realizados. El tiempo llegó a poner fin al juego y penetrar las esferas del Eterno.

El conjunto de las percepciones de las Vibraciones (que vivieron y que ustedes van a vivir) está allí para dar prueba de la Verdad de la Luz, de la Verdad de su Camino, y de su Liberación. Todo está en ustedes. La totalidad está en ustedes, para realizar eso. Deben adquirir autonomía y la independencia (de todo sistema, de toda persona) con el fin de avanzar Libres. Que estén con compañeros o sin compañeros. Cualquiera que sea el papel y la función que tengan, en la Ilusión, la Conciencia va a convertirse en cada vez más lúcida sobre estos juegos, precisamente, de la Ilusión. Haciéndoles la tarea más fácil, permitiéndoles pues superar el choque, hacer el luto de la Ilusión, y penetrar, enteramente, las esferas de la Verdad.

Sólo, la Vibración, el Fuego del Corazón y la Respiración del Espíritu, están en condiciones de pacificar este período y este tiempo. El Corazón es su guía. Por su Fuego, por su Vibración. La Redención tuvo lugar. La Transfiguración, que concluye, llama a su Resurrección. Es la consecuencia lógica, el camino de Verdad. CRISTO les pide convertirse en la Vía, la Verdad y la Vida. Más allá del BIEN y el MAL. En toda CLARIDAD. En toda PRECISIÓN. Volver a ser el ALFA y la OMEGA, es instalarse en la Eternidad. En esta carne se han depositado, aquí hace mucho tiempo, todos los ingredientes y todo lo que era necesario para vivir eso. Como eso se depositó en la Tierra, aquí hace mucho tiempo, evitando la disolución total en la Ilusión. La vuelta a la Luz ha rectificado, por lo tanto, la Verdad.  Recuerden que dando un paso hacia la Luz, hacia este desconocido, eso les alejará, 10 pasos, de las Ilusiones de su propia vida. Entonces, constatarán, en estos momentos de gracia y de Unidad, que eso se volverá cada vez más fácil. A condición, de aceptar liberarse. A condición, de vivir, en Verdad, la Inteligencia de la Luz, poniendo fin a la inteligencia del ego. La Respiración del Espíritu, el nuevo Aire, la nueva Respiración, les llama a eso. Es el momento en que el Fuego se incorpora al Aire, y donde los dos se elevan mutuamente, y se refuerzan mutuamente, permitiéndoles acceder a la nueva Tierra y a los nuevos Cielos, los prometidos por el Apocalipsis de San Juan.

La hora de la Resurrección final se acerca a grandes pasos. Lo que es observable sobre la Tierra, en los elementos, va aún a desmultiplicarse. Como San Juan había escrito eso, bajo el dictado del CRISTO, numerosas Conciencias comienzan a dejar la Tierra. El conjunto de los mecanismos que se habían enumerado y se habían anunciado, se producen en adelante, y van a engancharse sobre un ritmo cada vez más rápido llamándoles siempre a más Unidad, siempre más Verdad. Y a penetrar, cada vez más, el Templo de su Corazón, de su Eternidad.

El cumplimiento de la Lemniscata Consagrada está en curso permitiendo la Última Revocación. Lo efectuado en AL-AL, incluidos en la Lemniscata Sagrada ER-ER. Estableciendo entonces todos los puentes posibles, para la llegada del CRISTO. Hermanos y Hermanas en la carne, lo que acabo de decirles es un llamado. Un llamado a ir hacia la Simplicidad, hacia el Abandono. Un llamado a ir hacia la Alegría, serenamente, y en toda certeza. No hay otro camino posible para realizar la Alegría y la Paz. Y para vivir, en la tempestad de este mundo, la Verdad de su Ascensión.

Recuerden, a cada momento, a cada minuto, que todo está en ustedes. Absolutamente todo. Que todo exterior no será nunca más que una proyección, una Ilusión, a sobrepasar y transcender. La Vibración de la Luz, y la Inteligencia de la Luz, están allí para eso.
La FUENTE viene a ustedes. Viene a tocar a la puerta de su Templo. Y viene a preguntarles si quieren pasar a la Resurrección de la Vida. Salir de la muerte y volver a entrar en la Vida. Según el punto de vista, lo que viene no es el final, sino el principio. Sólo el ego llama eso el final. Su final, pero el principio de la Verdadera Vida. He aquí los algunos elementos que tenía que vibrar, como Estrella UNIDAD. Resonando en el Aire. Aportándoles la CLARIDAD. Revelándoles su propia UNIDAD.
El despliegue de la Conciencia de MÉTATRON, en su Interior, ha concluido así la construcción de la Lemniscata Sagrada, haciendo posible la última Revocación, la de su Resurrección. Les acompañamos. Ya que somos ustedes, en los espacios donde todo es Uno. He aquí lo que tenía que decirles y a vibrarles. Y vamos a comulgar, juntos, en la Fuente del Amor y la Unidad. Estaré con ustedes durante su alineación. Con ustedes, ya que ustedes mismos. Acojamos juntos.

... Efusión Vibratoria...

Terminaré con estas frases. Van a poder experimentar, y comprobar por ustedes mismos, la capacidad de la Inteligencia de la Luz para dirigir su Conciencia hacia su Libertad, su Liberación. La voluntad personal no les será de ninguna ayuda, de ninguna ayuda. La Luz es Gracia. Les corresponde comprobarlo, manifestarlo (cualquiera que sea su Camino en la carne), en este proceso de la Resurrección. Recuerdan eso: todo será fácil y se facilitará todo, en la Gracia de la Unidad y la Luz. Porque la Vibración de la Lemniscata Sagrada volverá posible, lo imposible. Volverá posible todo lo que es necesario, y suficiente, para acabar su obra de Resurrección. Recuerden eso.

Comulguemos juntos, en la Fuente de la Unidad. A continuación, en los momentos siguientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada