AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

martes, 17 de mayo de 2011

AA. ANAEL 14 mayo 2011 CON AUDIO


www.autresdimensions.com
Canalizado: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Susana Milan
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com
Para escuchar el audio haz clic aquí


Yo soy ANAEL, Arcángel. Amados Niños de la Luz y amadísimas Semillas de Estrellas, que la Paz y la Alegría sean en vosotros. Vengo hoy, entre vosotros, para explicar ciertos elementos complementarios que conciernen a lo que introduje, hace dos años, llamado Abandono a la Luz. Conviene hoy, redefinir y aproximarse un poco más, a lo que es, a lo que representa, la vivencia del Abandono a la Luz. Sobre todo en relación a algunas modificaciones esenciales de vuestro marco de vida, de vuestros marcos de referencia habituales preexistentes en esta Dimensión, en la que estáis todavía. Abriré a continuación, ya que mi intervención será corta, un espacio de diálogo concerniente exclusivamente, al principio del Abandono a la Luz. Vamos a salir del individuo y penetrar en los fenómenos que yo calificaría hoy, de colectivos en relación al Abandono a la Luz.
Un suceso dado, que ocurre en la superficie de la Tierra, implica ciertas reacciones adaptadas, cara a ese acontecimiento, para hacerle frente, encontrar lo que se llama, lógicamente y muy lógicamente, soluciones, cara a una alteración que puede constituir tal acontecimiento. El suceso mayor de la historia de la humanidad, desde hace dos meses, es como no podéis ignorar, la transformación de algunos elementos controlados hasta el momento, en la radioactividad, en un proceso totalmente fuera de control, lo que ha ocurrido en ese lugar de la Tierra llamado Japón. Frente a tal suceso es totalmente lógico que la humanidad y el primer responsable, de aquellos que están afectados por la proximidad con el elemento y el acontecimiento, traten de una manera o de otra, de minimizar la importancia de lo que ha ocurrido. Y a continuación lógicamente, intenten encontrar soluciones para paliar los efectos de las tecnologías del humano, utilizadas con el aparente dominio del átomo.
Un acontecimiento de esta índole, puede ser ignorado hasta cierto estado. Por aquellos que en este caso, no están expuestos o no comprenden lo que pasa actualmente. De igual forma, ciertos eventos ocurridos de forma totalmente concomitante, y concernientes al equilibrio planetario (representado por las muertes de animales, los fenómenos climáticos cada vez más intensos) llaman también a nivel colectivo, a una respuesta y una adaptación, cara a un evento llamado imponderable (o imprevisto, o en cualquier caso imprevisible) que viene a alterar el funcionamiento de la vida, considerada como normal, del ser humano. La lógica del humano es siempre responder, a una problemática planteada, para intentar aportar una solución. Es extremadamente penoso para el ser humano, no poder aportar una solución a una problemática planteada de manera individual o colectiva. El total de la vida en esta Dimensión, reclama permanentemente la toma de decisiones, la toma de soluciones concernientes a los problemas o los hechos o los acontecimientos que sobrevienen en la vida de cada ser humano. Esto forma parte de la lógica inherente al modo de vida de cada ser humano. Forma parte de la lógica inherente al modo de vida, en esta 3ª Dimensión particular.
Existen sin embargo, ciertos acontecimientos para los que el humano, tanto a título individual como colectivo, no tiene ningún medio de acción. Sólo pueden existir formas de gesticulación, formas de disimulo, formas de negación comportándose de forma que a nivel colectivo o individual, el ser humano entrará en un proceso de negación, un proceso por tanto muy real, existente en esta Dimensión. En relación a ese género de eventos (sobre los que hay que considerar que en definitiva, el ser humano, cualquiera que sea su ciencia y su técnica, no puede actuar): en ese momento, ciertos comportamientos pueden ser  adoptados y adaptados por el ser humano, permitiéndole también encontrar las estrategias de adaptación a tal evento. Esto lo han vivido algunos humanos en situaciones de guerra, en que era necesario encontrar de qué subsistir, con qué calentarse, qué comer. Hoy, la problemática es diferente. Porque lo que viene y que está y en proceso de establecerse, no tiene ninguna referencia común con algo que haya existido, de recuerdo de hombre, o que haya podido incluso, percibirse por cualquier suposición o cualquier creencia.
Los acontecimientos que se encadenan en esta Tierra, tienen un carácter ineludible total. Esto concierne tanto a lo que ha ocurrido en Japón, como a lo que ocurre en diversos lugares del planeta que sobrepasan ya, el diluvio bíblico de Noé. Otros elementos, por supuesto, vienen a inflar esta lista de acontecimientos, a los que ninguna estrategia humana puede pretender oponerse o confrontarse. Cara a este proceso colectivo, el ser humano se sitúa en la reacción lógica, no puede estar en un primer momento resignado. Solo puede reaccionar, para precisamente no estar resignado. Esta necesidad de acción está inscrita en la lógica misma, del funcionamiento fisiológico de cualquier forma de vida en la superficie de este planeta. La estrategia que se adopta entonces (tanto que concierna a un mamífero, como a un humano o a un insecto), podría llamarse justamente, una estrategia de supervivencia, apuntando ante todo a mantener una integridad biológica y psicológica (cuando este es el caso), intentando evitar de alguna forma, la propia desaparición de la persona o del grupo de personas.
Este conjunto de acontecimientos que se producen de manera visible, tangible, existentes como hechos ciertos, es acompañado (y aquellos que estáis aquí, lo sabéis pertinentemente) por la llegada de la Luz. La llegada de la Luz manifestada en el Interior Vibratoriamente, y muy pronto estará en vuestros cielos de manera tangible y visible, con vuestros ojos, se manifestará también por una superposición de acontecimientos. Muchos seres humanos no podrán Abandonarse a la Luz, porque estarán involucrados, a pesar de ellos o voluntariamente, hacia una reacción (lógica, repito), por los acontecimientos que tendrán lugar, actualmente en esta Tierra. Para la mayoría de los que estáis aquí y los que leáis lo que os digo, es evidente que la llegada de la Luz es un mecanismo que parece un hecho experimentado, aunque no pueda ser percibido por vuestro entorno próximo, que no vive las mismas Vibraciones. Paralelamente a esto, lo habéis comprendido, se superponen ciertos acontecimientos que vienen de la Luz, revelándose por las actividades geofísicas de la Tierra y también por las circunstancias astronómicas, muy precisas y cíclicas.
Este conjunto de acontecimientos se produce de manera concomitante y simultánea. Los dos están ante vuestros ojos. Los dos están ante vuestra percepción. La cuestión es, también, más que nunca, saber y anticipar (o vivir desde ahora), lo que podría ser una eventual reacción  por vuestra parte, o lo que sería más aun, un mecanismo de Abandono a la Luz. Existen testimonios de comportamiento en cada ser humano que le permiten precisar de alguna forma, su comportamiento en relación a la resistencia u oposición a lo que viene o si no, lo que todavía es más, un mecanismo de Abandono a la Luz. Una cosa es segura que, cuanto más os sumerjáis en las Vibraciones que vivís, más vuestra Conciencia hará igual Abandonándose a la Luz, y pasará de los hechos que llegan. No para desertar, no para negarlo, sino para comprender el sentido profundo detrás de la apariencia del hecho.
Así, cada ser humano, cada Conciencia, va a ser llevado en un futuro próximo, en términos humanos a posicionarse, sea en tanto que una reacción inscrita muy lógicamente en el cuerpo biológico (y por lo tanto en los reflejos, se podría decir), sea aceptar el efecto de la Luz, Abandonarse a la Luz y aceptar de alguna forma, extraerse de una Ilusión para penetrar en la Verdad. Evidentemente, aquél que vive la Ilusión como su única Verdad, no puede concebir que exista otra Verdad. Yo os responderé que la otra Verdad es ante todo, los estados Vibratorios, los estados de percepción que vivís, en vuestro cuerpo biológico, independientemente incluso de cualquier acceso a la Verdad, es decir, cualquier acceso a la Eternidad o al Êtreté. Existen testimonios y marcadores, de este efecto biológico, de esta presión biológica ligada a la Luz, manifestada por vuestras diferentes Vibraciones que permiten predecir y saber anticipadamente (presentir, de alguna forma) cuál podrá ser vuestro comportamiento cara a lo ineluctable.
Lo ineluctable de lo que hablo, puede llamarse según los puntos de vista, la muerte o el nacimiento. Muerte de ciertas condiciones, nacimiento de otras condiciones. Cada vida, aquí como más allá, está en perpetua transformación y transmutación. Yendo siempre hacia más libertad, hacia más expansión, hacia más posibilidades, porque la Vida es perfecta incesantemente, solo tiene que realizar esa perfección en el conjunto de posibilidades, y en el conjunto de las Creaciones. Solo el espacio en que permanecéis por el momento, ha terminado, está cerrado, está limitado. La limitación, como cualquier otra cosa, a nivel de lo humano, es un campo de experiencia. El campo de experiencia creado por sí mismo y por su repetición, un proceso de encierro sobre sí mismo, haciendo que cualquier elemento que haga irrupción en este equilibrio (de esta adaptación realizada, sea la que sea), va a modificar el equilibrio existente, y promover una reacción que viene, muy naturalmente, a oponerse al Abandono a la Luz. Recordad que lo que la oruga llama muerte, la mariposa lo llama nacimiento. Y que vosotros sois a la vez, la oruga y la mariposa. En la hora en que la Luz se manifiesta en vosotros, por esta presión biológica y esta percepción de vuestras Vibraciones, en la hora en que (para aquellos que buscan, en todo caso, la información precisa), desde el inicio de este año, las muertes animales, el número de seísmos, el número de volcanes, el número de revueltas humanas, el número de accidentes, nucleares y otros, van en el sentido de un cambio mayor de la humanidad.
En este cambio mayor, estáis afectados o no estáis afectados. Repito una vez, si estáis a miles de kilómetros del lugar en que se produce esta transformación, evidentemente, podéis considerar que esto no os concierne de ninguna forma. Vendrá el momento muy próximo, en que toda la humanidad será alcanzada de forma general. En ese momento acordaros, ¿cuál es el punto de vista que adoptáis? El de la oruga os involucrará en reacciones permanentes, en la elaboración de estrategias de supervivencia, de mantenimiento de una cierta forma de vida en detrimento de la Luz. El punto de vista de la mariposa os llevará, colectivamente (en todo caso por la franja de la humanidad abierta y  Despierta), a vivir esta transformación en plena lucidez y en plena aceptación.
El ego del ser humano está así construido, de manera artificial, para concebirse como encerrado y limitado, sin poder admitir lo que sea exterior a sus propios campos de experiencia o a sus propios campos de creencia. Hay pues, lo habéis comprendido, a través de este periodo que se ha abierto, una ocasión única de vivir la Liberación y la Libertad. Pero entended bien, como os ha dicho Omraam (ndr: Omraam Mikhael AIVANHOV), que no podéis permanecer, sobre todo ahora (y lo constataréis cada vez más), entre dos sillas. Debéis ir claramente, hacia aquello que vuestra conciencia os presenta. El pasaje de la oruga a la mariposa no puede realizarse de manera perfecta, si el Abandono a la Luz no es total. Esto significa y puede traducirse, por la intervención cierta del ego en vuestra vida de Luz. Manifestándose sea por pensamientos opuestos a la Luz, sean pensamientos de negación o de condenación de vuestras propias percepciones biológicas, de vuestras propias Vibraciones. La mente, lo emocional, están vertidos hacia este mundo y no vertidos hacia vuestro Ser Interior.
No volveré sobre la noción de Amor y de Servicio, representado por la Vibración real del Ser, pero continúo con esta noción de Abandono a la Luz. El Abandono a la Luz, algunos de vosotros lo habéis vivido a título individual, con o sin resistencia, haciendo que os establezcáis en vuestra Vibración actual de conciencia. El mecanismo colectivo de Abandono a la Luz representa, de alguna forma, otra intensidad de Conciencia. Porque no está ligada a un grupo de individuos, sino a una totalidad de individuos, una totalidad de Conciencia que corresponde al conjunto de la humanidad que se podría llamar, de algún modo (y englobando también a los animales) la Noosfera, que es la esfera de la Conciencia de Vida de la Tierra. Esta Conciencia de Vida de la Tierra sabe pertinentemente, que la Limitación toca a su fin, ilustrada por las partidas en masa de animales, de mamíferos marinos, que se reúnen en su Dimensión de Eternidad. El ser humano no escapa a esta regla.  El súmmum es saber cuál es la fuerza del Amor y el poder del Amor, que se elevará de vosotros, para limitar de alguna forma, sin oponerse, las fuerzas de resistencia o de contracción a la Luz.
Mis palabras tienen por objetivo atraer vuestra atención sobre este proceso. Hay que acepar también ver de frente y claramente las cosas. Lo que no quiere decir implicarse. En efecto, ¿cuál es vuestra posibilidad de acción sobre la radioactividad? Si no es haceros vosotros mismos radioactivos y por lo tanto, Luz. ¿Cuál es vuestra posibilidad de acción ante un muro de agua de más de 100 metros de alto? La cuestión no tendrá tiempo para ser planteada, en este momento. Debe plantearse ya, en el Interior de vosotros mismos, como examen de vuestra propia Conciencia (estado, si lo preferís, de la personalidad y del Espíritu), que os permite saber muy precisamente dónde estáis y dónde estaréis en el momento del Abandono final de la humanidad a la Luz y el derramamiento final de la Luz en esta Tierra. A través de vuestra propia vida, a través de lo que vivís en vuestro entorno más próximo, cualquiera que sea, se os da la ocasión de testar (en tiempo real, de alguna forma), vuestra capacidad de Abandono a la Luz. ¿Sois capaces de instalaros en el instante? ¿Sois capaces de superar el miedo al mañana? ¿Sois capaces de superar el miedo de la carencia? ¿Sois capaces de superar de alguna forma, vuestras últimas ataduras? Plantearos claramente la cuestión. Esto os permitirá, a través de las emociones que puedan surgir, al plantearos esta cuestión, o las actividades mentales que puedan nacer, o justamente ausencia de emoción y de reacción, podréis de manera casi perfecta, determinar dónde estáis, en relación a lo que viene.
Las circunstancias de vuestra vida, tal como sois llevados a vivirlas cada uno de vosotros hoy, desde hace algunas semanas o algunos meses, os muestran de manera muy precisa lo que pasará con vosotros en el momento global. No hay mejor posibilidad de observación que vuestra propia vida, en este mismo momento. Lo que os proponga la vida, esto os es propuesto por el hecho mismo de la Fusión de los Éteres, de la conexión Interdimensional realizada por la Tierra y por vosotros mismos. Haciendo que desde esta tarde, se ponga en marcha la parte terminal del trayecto que va desde lo alto de vuestra cabeza al Bindu, y permitiéndoos con esto, ser fecundados por la Energía Metatrónica, que es, se puede decir una Liberación. Liberación del Espíritu. A condición de que el Espíritu predomine sobre la personalidad. El Espíritu es Entrega. La personalidad es no Entrega y apropiación. El Espíritu es Libertad, Liberación y Alegría. La personalidad es sufrimiento, tristeza y ausencia de Alegría. Según vuestros momentos pasados en la Paz, en cantidad y en calidad y según vuestros momentos pasados en la inquietud, el miedo, la emoción o la mente, en cantidad y calidad, estáis aptos totalmente, durante este mes a determinar de qué forma se vivirá lo que tenéis que vivir.
El objetivo por supuesto, no es vivirlo por adelantado, sino más bien percibir desde ahora los efectos sobre vuestro cuerpo biológico y en vuestras estructuras mentales y emocionales. Esto os dará una percepción fiable de lo que os espera. Esta percepción fiable de lo que os espera puede evidentemente ser modificable por vuestra propia Conciencia, que decidirá en ese momento, ir o no, hacia el Abandono a la Luz. La tranquilidad de la mente, la tranquilidad de las emociones es un marcador hoy, más importante, si no más que vuestra propia capacidad de percepción del cuerpo biológico a través de las Vibraciones. Cara a los riesgos de la vida ordinaria, la forma misma que tenéis de comportaros traduce y muestra por adelantado, la forma en la que vosotros os comportaréis a nivel colectivo. Tenéis pues, en vosotros y como siempre, todos los medios de daros cuenta, por vosotros mismos, de lo que queda en vosotros de ataduras, de lo que queda en vosotros de noción de territorio, de encierros, de limitaciones, de engramas (ligado a vuestras vivencias, de esta vida como de otras vidas). Insistiendo sobre el hecho de que no hay que trabajar bajo una forma o bajo otra, sino aceptar mirarlas a la cara, verlas, porque la Luz las trascenderá.
No podéis ocultar nada. No podréis ya ocultaros nada a vosotros mismos como a los otros. La instalación de la Luz imprime Transparencia. O si os resistís, opaca. La transparencia es fácil, la opacidad se hará cada vez más difícil. Así hoy, cada Conciencia humana mirando lo que vive, va a poder determinar de manera muy precisa, lo que tendrá que vivir en el momento del Abandono colectivo, o del no Abandono colectivo, a la Luz.
Estos son algunos elementos muy simples, que tenía que daros. Lo he hecho como Embajador del Cónclave, preparándoos para vuestro próximo mes, y sobre todo a la intervención del Arcángel METATRON. Si hay en vosotros en relación a esto, cuestiones  entonces os escucho.
Pregunta: ¿cuando un acontecimiento es creado por el ego, es propuesto por la vida como prueba?
Sí. Se podría casi decir, totalmente. Hoy, la Luz permite que la ley de Atracción y de Resonancia se manifieste a vosotros. Así, lo que sea que os ocurra, particularmente hoy, es decir en este periodo, ese acontecimiento será significativo. No como una acusación, no como una culpabilidad sino más bien, como un elemento aclarador, a integrar y superar. Integrar y superar, que no quiere decir comprender el significado, el sentido kármico u otro. Sino más bien, como una claridad para mirar de frente. Mirar de frente un acontecimiento de la vida, incluso sometido por el ego, permite superarlo por la Luz. Es también una regla muy simple. ¿Cómo saber si es el Espíritu el que habla o la personalidad? Voy a ser de alguna forma, muy abrupto. Si no veis ninguna diferencia, según vuestros estados, según los días y según los acontecimientos, si no sois capaces de distanciar y de diferenciar, otro estado de Conciencia que se produce en ciertas ocasiones, es que eso que se desenvuelve, en vuestra vida, se hace bajo la influencia del ego. Solo aquél que de una manera o de otra ha alcanzado el Espíritu, se hace capaz (por diferenciación y distancia) de comprender y de vivir el hecho ya sea en el ego o en el Espíritu. Pero, mientras que esta Dimensión del Espíritu, no haya sido vivida al menos una vez, evidentemente, todos los acontecimientos se desarrollan bajo la influencia del ego. Solo el Abandono a la Luz (del que hablé hace dos años) permite justamente, hacer la distinción y la diferencia de los momentos e instantes en que vosotros estáis en el Fuego del Espíritu y los momentos e instantes en que estáis en el fuego del ego. No para condenar o reprimir el Fuego del ego, sino para estar bien y aceptar estar lúcido sobre lo que pasa.
Pregunta: ¿cómo las fuerzas del Amor pueden ayudarnos a superar los límites de la personalidad e involucrarnos en el Abandono a la Luz?
Amado, el Abandono a la Luz solo se realiza por sí mismo. El Amor no puede más que proponeros la Luz, pero sois vosotros mismos los que alumbráis vuestra Luz. Nosotros estamos aquí, mucho más allá de un amor conceptual, nosotros estamos mucho más allá de un amor, en el sentido humano. Es por eso que preferimos la palabra Luz Vibral, o Amor Vibral, ilustrando la tonalidad particular de este Amor Unitario que os conduce a superar y transcender las nociones de personalidad, las nociones de Fuego del ego. Las fuerzas del Amor (como tú las nombras) no están aquí más que como testimonios que os permiten, si lo aceptáis, aclararos vosotros mismos. Pero no hay que olvidar que el Fuego del Espíritu o el Fuego del Amor, marcan la destrucción del ego. El pasaje del ego al Espíritu es una transcendencia total. Procediendo por pequeños toques, hasta el momento, pero aplicando toques cada vez más violentos que os permiten precisamente, como decía, distinguir lo que es del dominio del ego, lo que es del dominio del Espíritu, desde el instante en que lo habéis vivido por primera vez (si no está ya realizado).
Pregunta: ¿a título de la solidaridad, se puede donar sangre?
Amado, las circunstancias colectivas de las que yo hablo no os permitirán esa clase de donación. Ahora, más allá de la cuestión aparente, está la cuestión: ¿se puede donar sangre? O: ¿se debe donar sangre? La respuesta es eminentemente personal. Es eminentemente función de las circunstancias. E involucra la Conciencia del donante, como del receptor. Ahora, recordad que las circunstancias de las que yo hablo, no tienen medida alguna con los acontecimientos habituales, como he dicho, vividos por la humanidad.
Pregunta: ¿teniendo la percepción de lo que pasa en Japón, se puede proyectar lo que será nuestro propio fin, como oruga?
Hay que entender bien algo, querida. Cada fin de un ser humano, en el proceso de su encarnación es diferente: enfermedad, accidente, vejez, las causas son innombrables y las conocéis. Hay una diferencia mayor, en relación al proceso colectivo actualmente. Es que en el caso de la muerte (habitual yo diría), desaparecéis, pero el mundo continúa. Ahora, lo que va a ocurrir es exactamente al revés: el mundo desaparece, pero vosotros continuáis. ¿Cómo queréis continuar si el mundo no existe ya, tal como lo conocéis? ¿Qué significa? Esto significa simplemente que la mariposa evoluciona en otro mundo. No hay pues que plantearse la cuestión de una proyección de vuestro propio fin, ya que esto no tiene nada que ver. El Nuevo nacimiento concierne a la desaparición de la Ilusión. Ahora, en este mundo todo es Ilusorio, incluso este cuerpo que es vuestra propia proyección y por lo tanto el Templo Interior, donde se efectúa la Transmutación y la Traslación. Entonces, si la Ilusión desaparece, parece que el mundo desaparece, ¿qué queda de él? La Conciencia y solamente la Conciencia. ¿Qué hacer con esta Conciencia? Esto, evidentemente, lo sabréis y viviréis cuando llegue el momento.
Pero aun hace falta estar totalmente lúcido sobre esto. Es decir, no sois vosotros los que morís. No sois vosotros los que perdéis la Conciencia. Sino es la Ilusión la que muere y desaparece. Y esto concierne a toda la Humanidad. Entonces, ciertamente, el que esté centrado solamente en los acontecimientos elementales (que ocurran en el lugar donde esté o en otro lado), y que no tenga la capacidad de hacerse mariposa, necesariamente lo hará después. El sentido es profundamente diferente, hacerse mariposa antes, durante o después. Porque antes, durante o después, marca simplemente vuestro Destino en la Conciencia Ilimitada. Si es después, se hará en los mundos del carbono pero unificados. Si es antes, puede traducirse por lo que se ha llamado, por vuestros sabios y místicos, la Disolución Brahmánica, la Fusión en el Todo. Y si es durante, entonces, en ese momento, la posibilidad será tanto de acceder a esta Disolución, como simplemente penetrar los espacios Ilimitados de la Creación. Pero comprended bien que lo que es fundamentalmente diferente es que no sois vosotros los que desaparecéis del mundo, sino que es el mundo el que desaparece de vosotros. Y esto es totalmente diferente.
La Luz (llamada también: partículas Adamantinas, Ultravioleta, radiación del Espíritu Santo, de la Fuente, poco importa los términos y las palabras que empleéis), no es de este mundo. Se revela en este mundo desde hace algún tiempo. Permite la Transmutación que vivís a nivel Vibratorio. Y por lo tanto, el cambio de estado de Conciencia. La Luz ha sido desviada de este mundo, poco importan las formas. Este mundo, Ilusorio (Maya, como dicen los orientales), es un mundo que no existe. En el momento en que vuestros científicos descubren que los rayos (del sol, de la luz, del cosmos) cambian la materia, lo que era imposible pensar, imaginar o concebir hace todavía unos años, se ha hecho realidad. ¿Qué hace la Luz? Hace desaparecer los juegos de Sombra y de Luz. Hace por lo tanto desaparecer, lo que pertenece a esta densidad falsificada. Lo repito todavía una vez: no sois vosotros los que desaparecéis, sino que es el mundo lo que desaparece. Y es exactamente esto lo que pasará. Tal como lo han visto muchos profetas. Tal como lo llamó de forma humorística, el Comendador: “el tuesta planeta” (ndr: O.M. AIVANHOV). El tuesta planeta no viene a destruir la vida, sino a fecundarla y permitir que renazca.
La dificultad y la única dificultad, es el no Abandono de todo lo que es Ilusorio y efímero. Este cuerpo que es vuestro Templo, es efímero. No es eterno. Vuestros vínculos no son eternos, duran el tiempo de la Atracción. Los ciclos de la humanidad y de las diferentes civilizaciones, no han sido nunca eternas. La Eternidad no forma parte de este mundo. Vosotros estáis en este mundo, pero no sois de este mundo. El abandono a la Luz os permitirá considerar ese momento como debe ser: en su justa medida, en su justo valor, y su justa finalidad. El momento de la Autonomía. El momento de la Libertad y de la Liberación. Ahora, lo debéis vivir con plena Conciencia, con plena Lucidez. Y debéis vivirlo, además de manera sincrónica, con el suelo ahí donde estáis y con el planeta en su totalidad. Lo que se debe realizar, es pues ese Abandono colectivo a la Luz. Sea queriendo o no, se realizará.
No olvidéis tampoco, que los pensamientos humanos son condicionantes y que, vais a penetrar los espacios de la Creación Ilimitada e Instantánea. Si pasáis un tiempo actual, precioso, para vuestro futuro, construyendo un mundo mejor, pasáis vuestro tiempo proyectando vuestra Conciencia y vuestra energía en un mundo mejor, no podéis acceder al nuevo mundo. Ahí está la paradoja, de algún modo. Continuar estando Presente, Aquí y Ahora, en la Atención e Intención de este Abandono a la Luz, de ser liberado de toda atadura. Y por lo tanto Amar, en toda Libertad, lo que sois. Los testimonios, los marcadores, os los he dado. Cuanto más vayáis hacia vuestra renuncia, más vais hacia vuestro Êtreté y vuestra Eternidad, cuanto más aceptáis vuestra Autonomía y vuestra Libertad, más sois capaces de vivir la Paz.
No tenemos más preguntas, os damos las gracias.
Amados niños de la Luz, amadísimas Semillas de Estrellas, que el Amor, la Paz y la Alegría sean vuestra guía y vuestra Naturaleza. Yo os digo hasta muy pronto, pero vuelvo Vibratoriamente, en vosotros en unos minutos, para participar en una Efusión y en una Comunión. Hasta pronto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada