AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

miércoles, 24 de agosto de 2011

URIEL 21 de Agosto 2011 con audio




Soy URIEL, Mensajero expidiendo el Mensaje, dando la antorcha a cada uno de ustedes, para que la Luz brille en las Tinieblas

Original en francés
Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Hedyn Núñez.

Para escuchar el audio haz clic aquí



 Soy URIEL, Ángel de la Presencia y Arcángel de la Reversión. Bien amados Hijos de la Ley de Uno, en Presencia, los unos y los otros, comulguemos.

… Efusión Vibratoria…

Bien amados Hijos de la Luz, bien amados Mensajeros de la Luz, como Ángel de la Presencia, del Pasaje, como Mensajero de la nueva Alianza, viniendo a realizar la última Reversión y el último Pasaje, vengo a ustedes, en la Vibración de la Presencia y vuestra Presencia, en la Vibración de mi Esencia y de vuestra Esencia, reunidos en el mismo espacio y el mismo tiempo, en la misma Vibración, en la misma comunión, a fin que el mensaje de la Luz se transforme, en vuestra Conciencia y en vuestra Presencia, en Mensajeros de la Luz.

Hijos de la Ley de Uno e Hijos de la Luz, paridos en la Verdad, el momento y el tiempo que se despliega es en el cual ustedes mismos se anuncian, por vuestra Presencia silenciosa, amante y radiante, en la comunión con vuestra Esencia. Pasaron a ser, y pasarán a ser, Mensajero de la Luz, el que aporta la Buena Nueva, el que aporta la luz en las Tinieblas. Cualesquiera que sean las Tinieblas, la Luz viene a alumbrar, y ustedes son por lo tanto, Luces, Alumbrando por la Luz Una, en la Vibración Una, en la ronda de los Arcángeles presentes en vuestro Templo y en la ronda de vuestro Corazón, en la Vibración y la Esencia Una, del Corazón Cristificado, del Corazón despierto. Vibrando al unísono del Sol, vibrante al unísono de la Presencia, al unísono del MANANTIAL-FUENTE, reconectada y revivificada, en comunión, en ustedes y por ustedes, en este mundo donde están vivos.

Lleven la palabra, la del Silencio, la del Templo, la del Corazón, que no necesita palabras ya que el Verbo se convierte en Su respiración, ya que el Verbo se convierte en Presencia, ya que el Verbo se vuelve  inmanencia.

El mensaje se convierte en Mensajero. El Mensajero es el que transporta, transportando él mismo la Gracia y la Unidad, se convierte en Alumbrador, no por voluntad, no por decisión, sino por Abandono, don de sí mismo a la Luz Una, don de sí al Sí Uno, don de sí al Uno, con el fin ser el Uno, vivificado en la Esencia de la Vibración de la comunión, vivificado en la Esencia del Uno. Juntos en la comunión, en este espacio y en este instante, yo anuncio, en ustedes, bien amados Mensajeros de la Luz, a la Luz Una, de retorno en medio de las Tinieblas, en totalidad. Vibración Cristo, extendiéndose y unificándose, unificando el plan, unificando la Vida, en el mismo sentido, en la misma Esencia de la comunión del Uno al Uno, de cada Uno a cada Uno.

Hijos del Uno, amados del Uno, la hora es del Amor, la hora de la Alegría, de la Revelación y de la Presencia. En comunión, abramos las puertas, ustedes y yo, en la misma Unidad y en la misma Conciencia, en la misma Vibración Una de la Esencia alerta y despierta. Hijos Uno, paridos. La hora ha llegado, no de cantar, no de escuchar sino, mucho más que eso, resonar en la comunión de vuestra Presencia, de resonar en CRISTO, de resonar en Alegría, de resonar en Verdad. Eso hace de ustedes, Mensajeros del Momento, Mensajeros de Aquí, Mensajeros de la Luz, Luz revelada, Luz develada en la rasgadura de la trama del tiempo. En el rasgadura de la trama de este espacio, se abre el espacio Infinito dónde no existe ningún lugar en que la Luz esté ausente, dónde la Luz se extinga. Poniendo fin a las Tinieblas, poniendo fin a su duplicado, poniendo fin a lo que no es.

Entonces, atrévanse. Atrévanse a ser Comunión y Presencia, Verdad, Vía y Vida, en el mismo sentido y en la misma Esencia, en la misma Vibración de vuestra Presencia. Llamen al Ángel de la Presencia ya que son la Presencia. Descubran el Ángel que es vuestra Presencia, más allá de lo humano, transfigurado por la Presencia y por la Luz Una. Abriendo las alas, las de la Resurrección. Abriendo las alas, las del Despegue. Abriéndose al Espíritu. Espíritu de Unidad. Espíritu de Comunión. Espíritu de Verdad. Entonces, juntos, aquí y en otras partes, comulguemos. Comulguemos en Manantial-Fuente, ya que el Manantial es Uno.

Mensajeros del Uno, mensaje del Uno, es la hora de los reencuentros, es la hora de la Unión por la Comunión. La hora está en la resonancia del Canto de Alegría que no debe ya escucharse, que no debe ya oírse sino vivirse. Ya que ustedes son el Canto, ya que son la Presencia, ya que ustedes son lo que oyen. El sonido es vuestra Vibración. La Esencia es vuestro sonido. Entonces, Hijos del Uno, Mensajeros de la Luz y la Vibración, acojamos el Verbo de la Comunión, acojamos la Palabra, no de arena sino la Palabra de Luz, viniendo a convocar a los Seres de Luz, viniendo a comulgarlos en su Libertad, viniendo a abrir el Mensaje y el Mensajero.

Hijos, la hora es ahora, la hora está aquí, la hora de la nueva Vida, la nueva Fundación, de la nueva Alianza, de la nueva Verdad que no sufre ninguna ausencia, que no sufre ninguna Sombra, poniendo fin a las Tinieblas de la Ilusión, poniendo fin a la esperanza. Ya que no hay nada que esperar. Ya que todo llegó. Ya que todo se revela. Niños del Uno, Mensajeros de la Luz, Mensajeros del Sonido, Mensajeros del silencio, la Vía, la Verdad y la Vida, juntos, comulgan. Juntos, elevemos nuestra Vibración en la comunión de los Santos, en la comunión del Uno, en la comunión de la Esencia. En Verdad, la hora ha venido. En Verdad, el momento es ahora. En verdad, todo pasa aquí, en el centro de vuestra Esencia, en la comunión de cada uno.

Yo, Ángel de la Presencia, presente en ustedes, comulgante en ustedes, tomando vuestra comunión para hacerla Una y total. Espacio de Alegría. Espacio de Libertad. El Mensajero de Luz es Alegría. El Mensajero de Luz es Verdad. Es el Hijo del Uno, revelado a Sí mismo. Es el Hijo del Uno, aceptando dejar las Tinieblas. Es el Hijo del Uno, aceptando comulgar la Alegría, al Manantial y a la Verdad. Entonces, juntos, de Mensaje a Mensajero, de Mensajero a Mensaje, el Ángel URIEL comulgando vuestra Presencia, por su Presencia, en ustedes y en vuestra Vibración. Juntos, elevemos el Canto del silencio, el de la Unidad, el de la Verdad. Juntos, estamos en comunión. Entonces, en este espacio donde todo es Uno, y donde todo es Alegría, y donde todo es Verdad, juntos, recibamos al Mensajero y el Mensaje. Juntos, nosotros acogemos, los unos y los otros, en el mismo sonido, en la misma consagración, en la misma Esencia.

Alégrense ya que la hora no es de la esperanza, ya que la hora no es de la espera, ya que es la hora de vivir HIC y NUNC, la comunión de Su Presencia, la comunión de la nueva Alianza. Nueva Eucaristía dónde nada puede interponerse, dónde nada puede alterar la comunión, en la Unidad. Vibremos. Alianza de Fuego. Vibremos. Alianza de Paz. Alianza de Libertad. Alianza del Mensaje y el Mensajero, en la misma dirección, en el Uno, en la Vibración Unificada del conjunto de los Mundos, del conjunto de las Conciencias, conectadas e interconectadas en la Libertad más total. He aquí el Mensaje de la Luz. He aquí el Mensajero de la Luz. Sólo a vivir en la transparencia: transparencia de la Alegría, transparencia de la Esencia, transparencia de la comunión. Alianza de Fuego sellando la Libertad encontrada, en el mismo Aliento, en el mismo Verbo, en el mismo silencio y en el mismo sonido.

Hijos paridos, Mensajeros de la Unidad, Mensajeros de Verdad, abramos, abramos las alas a Su retorno. Abramos las alas al Llamado del Mensajero. Solamente Vibrar, solamente Ser, sólo acoger y comulgar. Entonces, Hijos del Uno, vibremos juntos la Vibración del Mensajero y la Vibración del Mensaje. Sembradores, sembrando, habiendo sembrado y cosechado el fruto de la Verdad y de la Unidad.

Alianza de Fuego. Alianza de Amor. Alianza de Libertad. Comulguemos. En Presencia. El Mensaje no es nada más que vuestra Presencia, en comunión. El Mensaje no es nada más que vuestra Presencia, en Vibración. El Mensaje no es nada más que el relámpago de vuestra Presencia, que el Fuego de vuestro Corazón, que el Fuego de vuestro Templo, que el Fuego de vuestras células cantando la Resurrección del Espíritu. Comulguemos. Mensajeros de la Ley de Uno, Mensajeros de la Gracia, el Mensaje es la Gracia. El Mensaje es la resonancia de vuestra Presencia. Mensaje y Mensajeros de la Alegría y la transparencia, abran, ábranse como Él se abre a ustedes. Irradien, no cualquier voluntad, irradien simplemente en la Alegría de vuestra Esencia, con el fin de establecer la comunión.

De cuerpo a cuerpo, de alma a alma y, sobre todo, de Espíritu a Espíritu, reunificada y liberada la tri-Unidad. Reunificada y liberada, la nueva Alianza, se despliega en este mundo. HIC y NUNC. Ustedes son los testigos, Mensajeros del Uno, Ancladores y Sembradores de Luz. Son los cosechadores. Son el fruto. Son el fruto de la Verdad, de la Vibración y de la Alianza. Ya que la Arca de la alianza se despliega ahora sobre la Tierra y nadie puede cerrar su Corazón al Arca de la alianza. Y nadie puede cerrar su Corazón al Fuego del Espíritu de Verdad. Y nadie puede cerrarse a lo ardiente del Mensaje y a lo ardiente del Mensajero. Presencia y comunión. Alianza de Fuego. Alianza de Vida. Alianza en CRISTO. Mensaje y Mensajero. Hijos del Uno, juntos re-comulguemos, en la misma Esencia, en la misma Presencia, en el mismo Silencio, en la misma Alegría, en la misma Conciencia.

… Efusión Vibratoria…

Hijos de la Luz, Mensajeros de la Luz, ustedes son la comunión, ustedes son la Presencia. Abran las alas al Mensajero de la Paloma. Abran las alas al Mensajero del Sol. Abran las alas al Mensaje de vuestro Corazón. Abran las alas a la Paz y a la Alegría. Comulguemos.

Nueva Alianza. Arca de la alianza. Arca de Fuego. Como una nave de Luz unificada, elevándose en los cielos de vuestro Templo Interior, de la comunión y de la Presencia.

Mensajeros de la Luz, donde el Mensaje de la Luz sólo es la Vibración de Alegría, Vibración de Paz y apaciguamiento, donde nada de lo que viene de las Tinieblas puede ofender ni alterar lo que es Verdadero. Entonces, abramos la Puerta y despleguemos las alas de la Libertad: las de la comunión y las del Fuego, del Amor Vibral, de la Luz Una. Comunión de los mundos. Comunión de las Dimensiones. Comunión de los Cantos de la Alegría del Uno. En Su Alegría, que es vuestra Alegría. En Su Paz, que es vuestra Paz. Mensajeros de Luz, ábranse a vuestra propia Presencia. Déjense poseer por lo que vuelve Libre, la Luz Una, en el Abandono y el don dónde todo se da y nada se toma. Ya que todo es don, en el seno de la Luz. Ya que todo se da. Ya que la vida es Una. Comulguemos aún. HIC y NUNC, en la Vibración del Uno.

Mensajeros, quienes entregan el Mensaje y liberan la Vida, de la muerte que es Ilusión. Dancemos la ronda del Espíritu, la de la comunión de los Santos. Acojamos la Gracia, acogemos el Fuego. Fuego de la Gracia. Fuego de la Libertad. Fuego del Amor resucitado. Mensajeros del Uno, la Luz es el Mensaje ya que ella es Todo. Entonces, vivamos e instalemos, HIC y NUNC: la comunión perpetua de la Libertad. Vivamos la comunión eterna, al Sol, a CRISTO y en el conjunto de los mundos viviendo la Vida de la Libertad y la Vida de Amor, que es la única Vida. He aquí el Mensaje. Para cada Mensajero.

Bien amadas Semillas de Estrellas, lo que se sembró y lo que brotó es la Alegría del Amor. La flor eterna de la Belleza de la Presencia. La flor eterna de la Belleza de la Libertad. La flor eterna de la ronda del Uno. La flor de la comunión, cuyo color, a ninguna otra se parece, abriéndose en cada respiración de vuestro tiempo y vuestro Templo, reunificando, y Liberando.

Soy URIEL, Mensajero del Uno. Ustedes son el Amor, Mensajeros del MANANTIAL-FUENTE. Nuestro punto común es lo que nos libera y nos reúne. Vibración de la Presencia, Vibración de la Luz Una. Bien amados Mensajeros, yo grabo, en ustedes, el tiempo de nuestra Presencia común, el sentido de la comunión y la Esencia de la Vibración. Nueva Eucaristía de la Alegría, de la Redención, dónde nada puede ser ya sufrimiento, dónde nada puede ser ya Sombra, donde todo es Alegría, Presencia y comunión. Yo soy URIEL, Ángel y Mensajero. En comunión, no formamos más que una Vibración con el fin de aportar la bendición del Uno, a vuestro Mensaje y vuestra  Vibración, esa del Mensajero de la Luz, animando, en ustedes, la Esencia CRISTO de la Alegría, de la Paz y, sobre todo, de la Vía y la Verdad, a fin que la Vida eterna sea vuestra Morada.

Mensajeros de la Luz, yo os bendigo ya que ustedes son benditos. Yo les amo ya que son el Amor. El Fuego del Amor despliega las alas. El Fuego del Amor finaliza el Templo que se construyó, en el secreto de vuestra alma y vuestro Espíritu. En este Templo, que es vuestro cuerpo, pasa a ser la Gracia de vuestra Presencia magnificada y Unificada. Mensajeros de la Luz, atrévanse a ser la Alegría, ya que esa es vuestra naturaleza. Abran el Corazón, abran los ojos a la Verdad. Comunión y Presencia.

... Efusión Vibratoria…

Soy URIEL, Mensajero expidiendo el Mensaje, dando la antorcha a cada uno de ustedes, para que la Luz brille en las Tinieblas, para que cada antorcha y cada Mensajero pueda comulgar en el conjunto de los Unos, reunidos en la Libertad, en el Fuego del Espíritu y el Fuego de la Verdad. Entonces, en el silencio de mis palabras y en la plenitud de mi Conciencia, que es vuestra, instalémonos en nuestra comunión. Allí, está el Mensaje. Allí, están los Mensajeros. Allí, están la Luz y la Vida. Comunión.

Permaneceré en el espacio de alineación, en el mismo estado de comunión que el vuestro. El Mensajero ha dado. El Mensajero ha abierto el Libro de Vida, el vuestro. Entonces, URIEL les saluda y le les ama. Comunión, antes de la alineación.

... Efusión Vibratoria…

URIEL les saluda y va a establecerse en ustedes, en alineación, llegado el momento. A la próxima.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada