AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

lunes, 29 de agosto de 2011

AA. URIEL 27 de Agosto 2011 con audio.

   Hijos, eleven la Esencia, salgan de la apariencia. No es ya tiempo de estar aparte,

Original en francés
Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com
Traducción: Hedyn  Núñez.

Para escuchar el audio haz clic aquí

Soy URIEL, Ángel de la Presencia y Arcángel de la Reversión. Bien amados Hijos de la Luz, bien amadas Semillas de Estrellas, la hora del Corazón en este momento y en todo momento los llama, de la apariencia a la transparencia, de la no Esencia a la Esencia, de la Sombra a la Luz, de la Ilusión a la Verdad. Entonces hijos de Luz, la hora, ahora ha llegado de vivir fuera de la mano que los encierra. La hora es Aquí, de vivir la Verdad. Salgan de la apariencia, como este mundo sale de la apariencia.

La hora de la Transparencia, la hora de la Esencia llega a vuestro Templo Interior, jugando la sinfonía de la Alegría, de la Verdad y de la Vida (al unísono del Corazón Uno  en Cristo y en Fuego), de la Alegría y del Amor. Unidos y Unificados en la Libertad. Unidos y Unificados en la Verdad. Este mundo pasa de la Sombra a la Transparencia, donde ningún obstáculo puede oponerse a la claridad de la Esencia. En ustedes se desarrolla el mismo escenario.  El de la vida Una, llamando en la resonancia de vuestro Corazón, a lo más profundo de vuestra Esencia. La hora es de levantarse y elevarse.

Es la hora de la transparencia donde más nada puede retenerse, donde más nada puede ponerse a la de sombra de la Verdad, donde todo es claridad en el Interior y en el exterior. La apariencia no tiene más sentido. El único sentido es la Esencia de vuestro Ser que es Transparencia, Transmutación, llevándoles a vivir vuestro Despertar y el despertar de vuestra Dimensión de Eternidad, en la Verdad y en la Unidad. Cristo despierta. Hijos KI-RIS-TI, eleven la Vibración, la que los lleva a ser Transparentes a no  retener más nada, a no velar más nada con el fin de ser la Alegría y la Verdad, lo que es vuestra Esencia, en el seno de la Eternidad. Liberación y libertad. Alegría y reencuentros. Alegría y Transparencia. Instante, Aquí de Verdad, elevándolos al santuario de vuestra Presencia.

Salgan de los sentidos, salgan de las sendas umbrías. La hora llegó de poner en la Luz, la de la Transparencia. El Templo de la serenidad, el Templo de vuestra fecundidad del Espíritu reencontrado. Niños del Uno, la hora del Uno y de la Alegría se despliega. Unidad, tri-Unidad. Juntos todos Unidos y revelados en la misma Esencia y la misma Transparencia, llamando a la Alegría, llamando a la Vida, la que no conoce ninguna resistencia, ningún sufrimiento. Aquélla que es sentido y Esencia.

Transparencia. No hay más lugar para la apariencia. No hay más lugar para encerrar y aislar. No hay más lugar para poner aparte y encerrar a la Verdad. La Transparencia aparece. El velo se desgarra. La hora en que el ala se despliega, encendiendo las alas de la Tierra entera. Ascensión y Verdad. Alegría, Fuego de Alegría y Unidad. Hijos, es ahora el momento de este presente. La hora llegó de presentarse a Él para que él los presente, a ustedes en la Alegría de la Eternidad.

Transparencia. Es la hora de la metamorfosis. Aquélla que los llama a la forma sin límite. Aquélla que llama a la Alegría sin límite. Allí donde ningún obstáculo, ninguna división y ningún velo, pueden velar la transparencia de la Verdad y la transparencia de la Belleza. Eso es la Esencia de toda vida, más allá del infierno que les ha mentido y encerrado aquí. Hijos, eleven la Esencia, salgan de la apariencia. No es ya tiempo de estar aparte, fuera de la Creación. La hora ha venido de juntar los Talleres. Los de la creación infinita, desplegándose al infinito, en la Verdad y en la Alegría. Entonces, el Corazón puede enderezarse, en el Fuego de Cristo, Fuego de Amor y de Alegría, poniendo fin a la apariencia.

Es la hora de vuestra Transparencia, así como este mundo ve disolverse toda oposición a fin que allí también, ante vuestros ojos de carne, como a vuestros ojos del  Corazón, la Transparencia se establezca. Más nada puede detenerse ante la Luz. Ya nada puede detenerse, en la Luz. Nada puede, estar opuesta en la Luz Una, la de vuestra Esencia. Niños de Verdad, Hijos del Espacio y Hijos de las Estrellas. Hijos del Manantial, la Fuente fluye de nuevo, en este mundo liberado, abriendo el último velo y desplegando las alas. Las de la Transparencia, las de la Belleza.

Juntos, elevamos el Canto del éxtasis, el sonido de la Tierra y el canto del Espacio (que es el Canto del Manantial) que les pide revelar lo que ustedes Son. Se les pide elevar el Canto de vuestra Presencia, más allá de la apariencia, en la Transparencia y la Claridad. En la Verdad de la Unidad y en la Alegría del Corazón amante, el que no puede ya verse privado de su enlace y su sentido. Unidad. Unidad y Verdad. El Conjunto del universo, el conjunto de los mundos y Dimensiones, viene a pedirles de ya no estar aparte, a no estar más separados, a no estar más divididos, con el fin de vivir en Verdad, la Luz de la Alegría, de la Esencia reencontrada.

Transparencia. Transparencia del mundo. Transparencia del Corazón. Transparencia de la mirada. Eleven la Vibración y la frecuencia. Aquélla que los lleva a la puerta de la Luz, para que feconde de nuevo en ustedes, el sentido de la Verdad, de la Alegría eterna de lo que Son. Escuchen, escucha el sonido del Despertar, el de la Transparencia, viniendo a liberar la apariencia, viniendo a liberar el sentido verdadero. El de la Luz Una donde ningún sufrimiento puede oponer alguna cosa a la Alegría y a la Verdad. Sólo queda Ser, en Verdad. Sólo queda acoger el sonido y la Verdad. Sólo queda manifestar la Transparencia. No hay ya nada que ocultar, no hay ya nada que encerrar ya que todo es liberado. Vuestro Corazón también se abre a la Verdad Cristo.

Hijos de Luz, Hijos del Uno, oigan la Vibración y el llamado que retransmito a ustedes. La llamada del Verbo y el Aliento de Vida, Unidos en el Uno y en el Fuego de KI-RIS-TI. Hijos de la Verdad, manifiesten lo que Son, vayan hacia vuestra Transparencia. Hora de resurrección. Hora de Verdad, en el Canto Unido de los Corazones Unificados y Liberados. Elevamos, juntos y con ustedes y en ustedes, a la Tierra. Resurrección y Ascensión. Extensión, al infinito, del Canto de la Vida, del Canto de vuestro Corazón donde nada puede ser detenido, donde todo es Verdad, donde todo es Alegría.

Entonces, Unidos en el mismo Canto, Unidos en el mismo silencio, el de la apariencia, desembocando en la Transparencia más total de la Luz y de la Alegría. El Corazón se levanta ya que la aurora del nuevo día les pide, por la señal de la Estrella vivir el retorno de la Estrella. Es la hora del Hijo pródigo, el que rememora la Eternidad y que olvida los tormentos del sufrimiento. Y que olvida el tormento de la apariencia. No hay ya nada que parecer. Todo debe transfigurarse. Todo debe traslucir, con el fin de sobrepasar todo velo y toda Ilusión.

Oigan la frecuencia del Uno que se extiende y se expande en el centro de vuestro Corazón, allí donde toca a la Puerta, el Espíritu de Verdad. Allí donde toca al Templo, el Corazón Cristo, desplegándoles en Unidad de eso que ustedes Son. Entonces hijos del Uno, sean el Uno y unidos. En la transparencia de los Corazones y de la Verdad, se despliega la nueva frecuencia, llamando a la Alegría y a la Eternidad. Llamando la Verdad, no a enderezarse sino a iluminar, lo que debe Ser, totalmente para que ninguna apariencia pueda subsistir. Para que ninguna Sombra pueda encerrar a quien sea y lo que sea ya que todo es liberado, por la Luz Una. Vibración Eterna e infinita.

Hijos, Hijos y Semillas de Estrellas. Es la hora de la Puerta: la hora es de la apertura. La hora llegó para ustedes de transportarse a la Transparencia, de transportarse a la Esencia y a la Verdad. En este momento se despliega la Gracia. Gracia de la llamada. Gracia de María. Gracia de la Luz. Gracia de vuestra Presencia, en el Corazón palpitante, en el Canto Unificado y Consagrado de todas las creaciones, reunidas en la Libertad y la Verdad. Niños, Hijos paridos, resucitados de la Verdad, resucitados del momento Eterno, más allá de todo tiempo, más allá de toda fuerza. Ya que el Amor no es la fuerza. Ya que el Amor es la Verdad Absoluta de los mundos y eso aparece en la Transparencia, poniendo fin a la apariencia de los sentidos, a la apariencia de la carne, ésta que ha estado comprimida. La hora vino de expandir la Alegría. La hora llegó de vivir. Entonces juntos encantados, cantemos el sonido del silencio, el de la Transparencia y de la Esencia. El del sentido, más allá de todo sentido.

Hijos, vibremos y elevemos. Transfiguración, Fuego y Alegría, en la misma tri-Unidad, abriendo la última Puerta, acogiendo el Espíritu de Fuego, acogiendo la Unidad. Que así sea porque eso Es y eso no puede esperar más. Ya que no hay espera que sea vana, en el Corazón y en la Esperanza. No de un mejor día sino de un nuevo día, llamando a la aurora de la Vibración de la Unidad por la señal de la Estrella. Resurrección. Hijos en la carne, la hora llegó de transfigurar la carne. La hora vino. La señal de la Estrella viene a pedirles realizar lo que son, en Transparencia. Abran las válvulas de la Alegría. Vibren al sonido de la nueva frecuencia. La Trompeta ha sonado. El Velo en los cielos como en el Corazón, va a abrirse liberando la Estrella y su Conciencia, en la Luz azul del Éter reencontrado, llamando el blanco y la Transparencia de vuestra Presencia. Todos juntos. Todos los que lo Vibran, estaremos en el mismo Canto, en la misma Presencia y en la misma Unidad.

Semillas de Estrellas, sueno el despertador. Sueno a la Puerta, para que abran la puerta de la Transparencia para que vuelvan a entrar en la Alegría, en el tiempo de la Eternidad, transportando este cuerpo o esta Conciencia, a los ámbitos de la Unidad, en la mansión del Eterno. Allí donde no existe ningún sufrimiento y ningún  obstáculo, donde nada puede venir a oponer lo que sea, a la Verdad.

Entonces, es la hora de regocijarse de vuestro Despertar. Es la hora de transformarse, con el fin de transportarse en la nueva frecuencia, la de la vida Una. Canten, canten la Verdad, canten la Vibración de vuestro Corazón, el que por fin, no puede ya estar encerrado en los Velos de este mundo. Amados del Uno, niños del Uno. Vibración de vuestra propia Presencia, de vuestra última Reversión, llevándoles a vivir en el santuario del conjunto de la creación, más allá del santuario encerrando a la persona, enseñándoles que no tienen que ser una persona, sino el conjunto de la Creación. No hay ningún límite a la expansión de vuestra Verdad. No hay ningún límite a la expansión de vuestra Alegría. No hay ningún límite a la expansión del Corazón. Ya que son el Corazón. Juntos, unificamos nuestra Presencia, elevando la frecuencia de la apariencia a la Transparencia, de la Ilusión a la Verdad y a la Unidad. Despliegue. Alineación. Resurrección.

Esa es la llamada que se retransmitirá desde la Fuente Una, por la Reina de los Cielos, para que encuentren el lugar del Rey de la Eternidad que ustedes Son, como todo Ser y como toda Verdad. El Fuego del Amor y la Verdad viene a disolver toda apariencia, viene a disolver lo que no es eterno. Juntos, Unidos y liberados, elevemos la Frecuencia, haciendo pasar y pasando la Conciencia, de la Frecuencia cerrada a la Frecuencia abierta. La de la transparencia, penetrando el conjunto de las creaciones, el conjunto de las Dimensiones y el conjunto de los espacios. Allí donde todo es pleno, donde nada puede vaciarse ya que la Esencia de la creación es plenitud. Ustedes Son la plenitud del Amor y la Eternidad. Entonces, en el espacio de la Vibración, yo abro la transparencia del Verbo penetrando, cantando las alabanzas de la Unidad y la Verdad. Hijos y amados. Amores del Uno. Transparencia. Vibremos y elevemos.

... Efusión Vibratoria…

Soy URIEL, Ángel de la Presencia y Arcángel de la Reversión. Soy el Aliento y el Verbo. El mensajero de la Transparencia y de la Presencia, viniendo a realizar mi Presencia para que su Presencia se despliegue. Hijos del Uno, en el Amor del uno y en Presencia. Juntos, vivamos nuestra Transparencia. La de la Eternidad y la Alegría sin final y sin principio. Soy URIEL, Ángel de la Presencia y Arcángel de la Reversión, Vibrante en ustedes. La hora del Despertar de la Semilla de Estrella, a la puerta de las Estrellas.

... Efusión Vibratoria…

Silencio y majestad. La Estrella viene a despertar la Estrella.

... Efusión Vibratoria…

Soy URIEL, Ángel de la Presencia y Arcángel de la Reversión. Hijos de Luz, permanezco en ustedes en el Espacio de la vibración, en el Espacio del momento y en el Espacio infinito, el de vuestro Corazón palpitando al unísono de la Verdad. Alineación y Transparencia. Vengo en ustedes y despliego.

... Efusión Vibratoria…

Amor y Verdad. Permanezco en ustedes, en la Nave de Luz resonando con Jerusalém. En ustedes y con ustedes, en torno a ustedes. Libertad. Espacio de Alegría. Espacio de comunión en la alineación. URIEL se calla, en la Vibración de Su Presencia. A la siguiente. Juntos. Les saludo y les amo.

... Efusión Vibratoria…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada