AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

viernes, 12 de agosto de 2011

MARIA, Reina de los Cielos y de la Tierra.11 de agosto del 2011 CON AUDIO



soy MARIA, Reina de los Cielos y de la Tierra. Niños bien amados, que la Gracia sea su Morada. Vengo, con ustedes, como lo había anunciado, con el fin de completar lo que les ha sido dado por el Arcángel MIGUEL y el Arcángel METATRON.

Volvieron a entrar, como el Ángel METATRON se los anunció, en un período particular de la historia de la humanidad. Este período va a ver la concretización de la sed del Amor, en ustedes, de la sed de la Verdad. Así pues, es durante este período que todo debe Revelarse, de manera a veces brusca y brutal ya que nunca más podrá existir el compromiso, en este mundo, ya que nunca más la Ilusión podrá triunfar sobre el Amor Verdadero. Este proceso que está a la obra, esta Vuelta de la Luz tan esperada y que se despliega ahora en la conciencia ordinaria, se realiza, por eso, en cada uno de ustedes. Este período es pues un período de gran Gracia, si tanto es que el Hombre, y la Mujer, aceptan esta Gracia. Es el período, por eso, que se llama el cara-a-cara, entre ahora y la fecha de nuestra próxima cita formal, el 26 de septiembre, ustedes van a vivir las Revelaciones más importantes relativas al Espíritu, por lo que se refiere al alma y refiriéndose también a lo que son. Este cara-a-cara, van a vivirlo con una gran felicidad, una gran Alegría, una gran Gracia, si aceptan la Transparencia, si aceptan los principios del no juicio y de Amor, más allá de las apariencias, de todo acondicionamiento.

Van a tener la posibilidad de vivir, completamente, la Unidad y la Luz. Para eso, es necesario guardar la calma. Para eso, es necesario guardar, en ustedes, la Humildad, la Simplicidad. Es necesario volver a entrar en un estado particular de Abandono y Amor. En un estado particular donde es necesario aceptar y estar de acuerdo a todo lo que debe, ahora, finalizar. El conjunto de la humanidad fue conducido por valores que no tienen estrictamente nada que ver con el Amor y con la vida. Este tiempo está definitivamente terminado. Les devuelvo, en eso, a la primera intervención que he hecho, aquí hace ahora 6 años, en este canal, por lo que se refiere al valor del dinero y el dinero del valor, con el fin de permitirles entender bien, más allá de la materialidad estricta del dinero, lo que representa este valor, en el control, y en la ilusión y sobre todo en la falta de Amor de la humanidad (ndr: intervención del 7 de abril de 2005, incluido al final de este mensaje). Todo eso finaliza. Sus ojos, sus orejas, sus sentidos, en totalidad, van a tomar conciencia de un final.

Este final no es el final de la Vida, al contrario, sino, como eso se les dijo, es el principio de la verdadera Vida. Aquélla que se establece en el Amor y en la Verdad, en la Transparencia, en la Honradez. Y, recuerden, mis hijos se los había dicho (hoy, eso va a tomar todo su valor, eso va a tomar toda su agudeza): “nadie puede entrar al Reino de los Cielos, si no vuelve a ser como un Niño”. Y un niño vive el momento, vive la inocencia, vive la ausencia de reacción (otra que la que es inmediata, a veces inducida por un miedo) pero no se establece nunca en la reacción, no se establece nunca en el juicio, no se establece nunca en la separación.
Entonces, sí, deben volver a ser como niños, convertirse en simples y humildes, en toda circunstancia, en toda ocasión. Lo que la vida les proponga vivir, deben ir más allá de una comprensión inmediata, o de una incomprensión, ya que lo que la Vida va a llamarles a vivir, con carácter individual y colectivo, se destina de verdad a este cara-a-cara, a este descubrimiento total de la Luz. Nadie podrá evitar la Luz. Nadie podrá evitar vivir su cara-a-cara con la Luz. Eso no es un juicio, si no es de ustedes mismos, hacia ustedes mismos ya que, en la medida con que juzgaron a los otros, ustedes mismos se juzgarán. Esta norma es absoluta. El Amor no es juicio pero viene a poner fin, precisamente, al juicio. Y poner fin al juicio, es, precisamente, aceptar los juicios, cualesquiera que sean, que ustedes han hecho.
Entonces, este período que se abrió, he aquí algunos días, es la ocasión inesperada para ponerles completamente a la luz, para redescubrir este valor, único y esencial, de toda Vida, incluso aquí: el Amor. Ya que sin Amor, no son nada. Ya que sin Amor, no pueden vivir el Amor. Ya que, sin Amor, no pueden esperar nada. Y es a eso que se enfrentarán. Entonces, mis Niños, donde que sea que estén sobre esta Tierra, les pido pesar bien, de sopesar bien, lo que ustedes son. No para juzgarse, allí tampoco, no para condenarse sino, más bien, para volver, de manera definitiva, hacia la Luz Blanca, hacia CRISTO. Hacia este período, llamado Ascensión, y que encuentra su culminación en las señales de los Cielos y de la Tierra, en sus señales presentes en sus estructuras físicas, en su conciencia y que van ahora a detonar al gran día.

La hora ha llegado de hacer el Día. La hora ha llegado de hacer la paz. Incluso si, para eso, es necesario pasar por una revolución, incluso si, para eso, es necesario pasar por los gritos y sufrimientos. Ya que, para el ser humano, algunos de entre ustedes pasan por sufrimientos, para encontrar la Verdad, para encontrar la Vía y la Vida. Los otros se establecerán, inmediatamente, en esta Alegría, en esta Verdad, en esta Vida. Es importante que permanezcan lo más neutros posible y en el más Amor posible. Retengan también lo que dijeron mis Estrellas y los Ancianos y los Arcángeles: no pueden ser grandes, aquí, y grandes en la Luz. Eso requiere, no de castigarse, no azotarse, sino de verdad tener conciencia de lo que es esencial en esta frase. Deben, efectivamente, morir a ustedes mismos, para reaparecer en el Amor. Todo lo que no es el Amor debe morir, en ustedes, como en este mundo, enteramente. Y es lo que llega ahora. Entonces, por supuesto, lo celebraremos, juntos, en comunión, todos ustedes que me siguieron, todos ustedes que van a seguirme, todos ustedes que van a entender que solo queremos el Amor y el Bien, para el conjunto de la humanidad. Que nunca habrá otro juicio que la mirada separada de la conciencia, que la mirada de su propio mental y que sus propias adhesiones a dogmas falsificados, corrompidos, predicando el Amor pero no siendo el Amor.

Sólo hay un Amor: el de la Verdad y el de la Alegría. El de la equidad. El de la Unidad. Entonces, durante este período, todas las máscaras deben caer, sin ninguna excepción. Este período es muy corto ya que, por su asiduidad, por su trabajo y por su Abandono, crearon las circunstancias propicias a un despliegue, mucho más en suavidad, que lo que los profetas habían anunciado en el tiempo antiguo. Y con todo, es necesario vivir este período, incluso en un período de tiempo que no tiene ya nada que ver con algo que se extienda y que dure. Hay, en efecto, un fulgor que aparece, ahora. Este fulgor, a ustedes les toca vivirlo, lo mejor posible. Retengan también que eso depende solo de ustedes y solamente ustedes. Ninguna circunstancia exterior podrá modificar lo que van a vivir, ustedes, de manera individual, si bien en este colectivo. Eso les pertenece.


Y van de verdad, como se dijo eso, a recoger lo que sembraron. Y no van a recoger otra cosa que el Amor que sembraron. Y de la cantidad de este Amor que sembraron, recogerán el mismo Amor, desmultiplicado. Todo el resto sólo es ilusión. Todo el resto sólo es condena que está mantenida por el miedo. El único miedo será el vuestro. El único miedo será lo que el ego habrá conseguido implicar y mantener en ustedes, a pesar del despliegue de la Luz. Dando un paso hacia la Luz. Dando un paso hacia él. El dará, en adelante, cientos hacia ustedes. Y eso no puede ser de otra manera. ¿Ya que cómo el Amor podría juzgar? ¿Cómo el Amor podría condenar? Es allí donde deben entender que muchas cosas, en nombre del Amor, no fueron, en realidad, más que la negación del Amor, y la traición del Amor. Pero esto no debe juzgarse ya que eso se produjo, también, en cada ser humano, de la misma forma que lo que sus ojos y su conciencia pueden ver exteriormente.

Entonces, ya no es tiempo de mantener los pesares. Tienen algunas semanas antes de que comulguemos juntos, el 26 de septiembre (ndr: intervención del lunes 26 de septiembre de 2011, a 11 horas). Y, este día allí, seremos innumerables, con ustedes, para elevar el Canto del Amor, para que el reino del Amor esté establecido, para siempre, en esta Dimensión como en todas las Dimensiones futuras. Es aquí donde se realiza este trabajo. Es aquí donde se realiza, en ustedes, en esta carne, el trabajo de la Ascensión. Y se realiza ahora. Se termina ahora. Entonces, pónganse a la luz. No duden ya en ir hacia el Amor. Nada más debe retenerles distinto al Amor y la Verdad. Nada debe impedirles dejar que esta Alegría y este Amor los tome, agarrándolos, transfigurándolos y resucitándolos. Ya que es lo que son. Todo el resto sólo está vinculado a controles, a miedos, que no tienen ninguna consistencia ante la potencia del Amor. A ustedes les toca decidir, a ustedes les toca elegir entre el miedo y el Amor pero no pueden pretender estar y vivir el Amor si expresan el temor para cualquier cosa (que eso sea para este cuerpo, que eso sea para un prójimo, que eso sea para su profesión, que eso sea para el dinero) ya que todo eso va a desaparecer enteramente.

Entonces, lo que lanzo es una llamada a la última preparación, antes de que mi Anuncio resuene en un momento el cual incluso el Padre no conoce la fecha. Pero este momento es inminente. Como ya se imaginan. Habrá señales sobre la Tierra, habrá señales en los Cielos así como San Juan lo había expresado. Y estas señales llegan ahora sobre la Tierra como a los Cielos, y en ustedes, por supuesto, porque el Amor debe crecer y establecerse de manera definitiva. En el Fuego de este Amor se quema todo. En el Fuego de este Amor el miedo no puede existir más, de ninguna manera. Si el miedo llega y si el miedo se manifiesta y se presenta, es, que en ustedes, permanecen aún zonas no transparentes, no aclaradas. Entonces acepten confiar en la potencia del Amor, para que les vuelva a su Transparencia, a su Unidad, a su Êtreté y, sobre todo, les permita salir, completamente, de toda proyección existiendo en este mundo.

El 26 de septiembre, en este canal, tomaré la palabra, después de un tiempo de silencio, porque MÉTATRON, MIGUEL y, diría incluso, el conjunto de todo lo que es la Luz Vibral, de todas sus partes, de todas sus parcelas, de todos sus constituyentes, comulgará entonces con ustedes, por medio del Cónclave Arcangélico, por medio de la Radiación de la Fuente, por medio de la Radiación del Sol y la Tierra reunidos, por medio de los 24 Ancianos y del conjunto de las Estrellas, así como todas las Fuerzas que no puedo nombrar a tal grado son importantes. En ese momento, habrán realizado un camino importante hacia la Luz. Habrán realizado, en conciencia y en Verdad, haberse librado del peso de la ilusión. Habrán encontrado, como eso se dijo, su humanidad y su Amor. Porque todo lo que habrá caído en ese momento, será, hasta cierto punto, pesos menores, obstáculos de menos para manifestar el Amor. Entonces vayan en el sentido de lo que viene. Vayan en el sentido de esta Verdad ya que es la única. Todas las otras son sólo verdades transitorias, que se informaron, y mantuvieron y creadas por el miedo, cualesquiera que sean. No son para ser el miedo, son para ser el Amor. Incluso si su vida les demostró, hasta ahora, lo contrario pero todo eso está terminado completamente. Entonces, necesitáis fe. Necesitáis valor. Necesitáis Abandono. Necesitáis una Humildad. Deben vivir el Amor y ser penetrados por el Amor. CRISTO viene para eso. La Espada de Verdad va a atravesarles. Entonces no esperen nada porque no habrá ningún lugar donde huir, ustedes mismos no pueden huir ya que son ser de Eternidad. No pueden ponerse al abrigo de la Luz. No pueden sino aceptar que la Luz haga de ustedes lo que son y haga, enteramente, desaparecer el conjunto de los miedos. Aunque el colectivo va a manifestar, por supuesto, elementos que, a primera vista, pueden parecerles terribles pero no hay nada de terrible en el Amor. No es más que precisamente la ausencia de Amor que se elimina de manera terrible. Se cultivará todo lo que es Amor. Todo lo que será Amor se establecerá enteramente. No hay ninguna duda, ni ninguna posibilidad con relación a eso.

He aquí lo que tenía que decirles. Mis palabras serán muy claras. Volveré de nuevo ciertamente, durante este período que nos separa de nuestra cita formal, una o dos veces, sin decírselos, simplemente para poner a punto lo que están viviendo, en función de los acontecimientos, Interiores como exteriores. Entonces yo abro ahora con ustedes un espacio de comunión por la palabra, ya que si existen, con relación a este período, elementos importantes que les parecen no respondidos, yo puedo responderles. Pero que estas cuestiones se refieran al conjunto de los Hermanos y Hermanas y no a vuestra pequeña persona. Entonces, mis Hijos bien amados, escucho atentamente lo que tienen que pedirme.

Pregunta: ¿Cuál es el papel de las Naves que se pueden ver en el cielo, de noche?
Mi Hijo, como ya se anunció, por el Arcángel MIGUEL, el año pasado en Septiembre, él lo había dicho que el conjunto de las Naves de la Confederación Intergaláctica se acercaban a vuestra Dimensión. Por supuesto las Naves llamadas Madre, en una de las cuales estoy, no pueden acercar demasiado a vuestra Dimensión, sin efectos devastadores, porque la afluencia de Luz sería demasiado importante. Existe, en la Confederación Intergaláctica de los Mundos de Luz, una determinada variedad de seres. Algunos se llaman los Ángeles del Señor o Ángeles de la Transición. Son ellos quienes se manifiestan, de manera privilegiada desde el mes de Septiembre, por distintas olas, en distintos lugares, y que responden de noche a vuestro saludo y a vuestra conciencia. Son los Ángeles del Señor. Estos Ángeles del Señor se mantienen listos. Tienen un papel particular en lo que está estableciéndose y en los momentos en que algunos cuerpos o algunas conciencias tendrán necesidad de ser llevados y aportados a otra parte, en múltiples partes. Eso no concierne, por supuesto, al conjunto de la humanidad. Pero su presencia firma el regreso de la Luz y estabiliza, de algunas maneras que les son propias, según su origen, las energías Vibratorias particulares de la Luz. Así pues, su presencia es el testigo y el marcador de su intervención futura. Por supuesto, más allá de los Ángeles del Señor, existen otras formas de Luz viniendo en vuestros Cielos, de la Luz Unificada, diferentes pueblos están allí, también ellos, para participar en el momento oportuno, en lo que está desplegándose de manera final. Pero, verán, si son observadores, que podrán saludar estas Naves y ellos responderán siempre por una luz. Ellos se aproximan progresivamente a este Plano. Recorren la atmósfera de este mundo. Cruzaron las últimas etapas de su aproximación. Por el momento no se trata de Naves que llaman Madre sino, generalmente, de cápsulas individuales o Naves que pueden contener, por su dimensión reducida, unas pocos almas. Pero las cosas están cambiando. Participan en el despliegue de la Luz a su manera, por su presencia. De la misma forma que, por vuestra presencia aquí sobre Tierra, realizan también, a vuestra manera, al retorno de la Luz.

Pregunta: ¿En el impacto de la Luz, qué proporción de la humanidad transicionará?
Mi Hijo bien amado, la totalidad de la humanidad vivirá el cara a cara. Cada uno irá, como eso se les dijo, a dónde lo lleve su Vibración. Algunos de entre ustedes son más livianos que otros. Algunos de entre ustedes están listos a revivir la Unidad enteramente. Otros no están listos, porque su alma siempre se vuelve hacia los atractivo de la materia. Eso no es condenable en sí pero este cara a cara concierne al conjunto de la humanidad. Incluso los seres que manifestarán todas las formas de violencia, ellos también están concernidos por esta translación. No existe ninguna forma de vida que esté olvidada. Es el conjunto de la humanidad que vive la vuelta a la Luz, sin ninguna excepción.

Pregunta: ¿Qué diferencia hay entre desposarse o Vivir la Luz?
El hecho de desposarse quiere decir que, en alguna parte, antes de vivir la Luz, constatan que algo exterior a ustedes (que es el punto de vista de la oruga), que una mariposa llega y que esta mariposa no es otra que ella misma. En ese momento, desposan a la mariposa. Pero existen orugas que han vivido una preparación más intensa que otras y saben que son ya mariposa. No tienen pues nada que desposar porque eso está ya al Interior a ellos. Pero el resultado es el mismo: es la Revelación de la Luz.

Pregunta: ¿Qué pasa con la luna que actualmente emite fulgores particulares?
Mi Niño, todos los Cielos se modifican: el brillo de las estrellas, el lugar de las estrellas, el lugar del sol y de la luna. Todo el cielo va a revertirse. La Luz llega y se despliega. Muchos de ustedes comienzan a verla aparecer, no solamente en forma de descenso o de viaje de Partículas Adamantinas, sino nubes de Luz que están presentes. Entonces, eso se traduce, por supuesto, en estos signos en el Cielo y estas señales sobre la Tierra, que sólo son primicias con relación a la intensidad que tendrán en algunas semanas. Entonces, por supuesto, es sólo la Ilusión que desaparece y no la Vida. Entonces, los Cielos se modifican y la Tierra se modifica. Es el alumbramiento. Cuando llevan su mirada al Cielo (cualquiera que sea la mirada de los ojos, o cualquiera que sea la mirada Etérica o la mirada del Corazón), la misma cosa les aparece, es decir, la inminencia de lo que está pasando.

Pregunta: ¿Las almas que dejaron este plano hace algunas semanas, tienen la posibilidad, hoy, de reunirse directamente a sus Cuerpos de Êtreté o hay otras etapas?
Todo depende de las Almas pero, las Almas que dejaron este cuerpo, están totalmente liberadas ya desde hace ya numerosas semanas. Ahora, algunas Almas se incorporan al Espíritu y a la Unidad inmediatamente. Otras están, en alguna parte, en tránsito, con el fin de acogerles y vivir, juntas, esta Liberación. Pero, ningún Alma está ya encerrada.

No tenemos más preguntas. Le agradecemos.
Mis bien amados Hijos, Hermanos y Hermanas de Espíritu, volveré de nuevo a hablarles pero yo les doy, más allá de mis palabras, cita para esta Comunión que será una Celebración, el 26 de Septiembre, a la hora que les fue dada por METATRON. En ese momento, estaremos reunidos durante 1 hora 30 de vuestro tiempo terrestre. En la primera hora se realizará lo que ya realizan, cada día, a las 19hs, (hora de Francia) aquí y en otras partes. Pero esta Comunión no se referirá, solamente, a la Luz Vibral (reunida en su Tri Unidad, fundida) pero realizaremos, juntos (más allá de este plano humano) la Nueva Alianza, Alianza de Fuego, Alianza del Amor. Estaremos pues, juntos, ustedes y nosotros, en Silencio durante 1 hora y yo tomaré la palabra después de esta Celebración. A la espera, que lo mejor del Amor se revele para ustedes y se desarrolle para ustedes. El conjunto de las Estrellas y yo misma proponemos, inmediatamente, allí, un momento de Comunión. Esa será mi manera, la mía, de anticipar la Celebración del 26 de Septiembre. Entonces, todas mis Bendiciones les sigan y están en ustedes ya que estoy en ustedes. Les digo pues hasta muy pronto.

... Efusión Vibratoria….

Yo los amo a todos, sin que haya la menor excepción posible, del mismo Amor. Hasta pronto.

______________________________________________________________________________________

NDR: la próxima intervención del Lunes 26 de Septiembre de 2011, a las 11hs., se desarrollará pues en 2 tiempos: de 11hs. 12h, intervención Vibratoria conjunta de MIGUEL, CRISTO y MARIE (y del Cónclave Arcangélico, de la Asamblea del Ancianos, de las Estrellas). Luego, de 12Hs. a 12hs.30, intervención “Verbal” de MARIA.
Las horas indicadas corresponden a la hora francesa. http://www.lolo.free.fr/Divers/DecalageHoraire.html: les permitirá deducir vuestro horario local.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada