AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

sábado, 29 de junio de 2013

MARIA en Septiembre 2011 habló de la Estrella que anuncia a la Estrella

 
9 DE SEPTIEMBRE 2011 MARIA
Original en francés
Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Hedyn Núñez.

audio

MARIA 9 de Setiembre 2011.

Soy MARIA, Reina de los Cielos y de la Tierra. Bien amados hijos, que la Paz y el Amor estén en ustedes. Vengo hoy, por dos razones: la primera es para seguir dándoles elementos que puedan quizá ayudarles, en función de lo que atraviesan en este período, cada uno de entre ustedes, sobre la Tierra. Y el segundo es para abrir con ustedes, un espacio de preguntas, relativo precisamente a lo que viven en ustedes.

Varias de mis hermanas se expresaron entre ustedes: las nombramos, las Estrellas.

También el Ángel METATRON, les habló de la Estrella que anuncia a la Estrella. La palabra Estrella, en nuestra boca, no tiene el mismo significado que lo que oyen de parte de los que ustedes llaman científicos. Una Estrella no es solamente un sol, es también una Conciencia. Una Conciencia que puede manifestarse en ustedes, por Vibraciones o por percepciones. La Estrella es también lo que se ve en la noche. La Estrella es lo que brilla en el firmamento. A la hora en que la Estrella que anuncia la Estrella se acerca a ustedes, viniendo a cumplir las Escrituras, algunos viven Estados que son particulares y que pueden a veces ser completamente opuestos a los que otros de entre ustedes viven.


Sepan reconocer que muchas cosas están cambiando, interiormente, tanto en vuestras Vibraciones como en las percepciones propias de vuestra Conciencia. Muchos elementos se establecen, en vuestros Cielos y también en ustedes, permitiéndole a la Luz, no solamente desplegarse, sino Iluminar en ustedes, vuestro Corazón.

La Estrella que anuncia la Estrella viene a también anunciarles el Corazón, la apertura del Corazón a la nueva Dimensión, a la nueva Vida.

Por supuesto, cada uno va a acoger, de manera muy diferente, la llegada de la Estrella.

Eso lo constatarán, cualesquiera que sean las manifestaciones que viven. Éstas son a veces desconcertantes, a veces muy intensas y algunas por supuesto lo contrario, de lo que podrían llamar la Alegría o la Luz. Todo esto, de alguna manera, se conecta a los cambios en curso, en ustedes, y que vienen a aportar transformaciones. Por supuesto, cada uno acepta, con más o menos Gracia, estas transformaciones. De allí se deriva la influencia de la primera Estrella, la que viene a anunciar la Estrella en vuestra Conciencia.

La apertura de la Puerta del Corazón, en la espalda (o punto KI-RIS-TI) permite, prepararles al cambio según lo que tienen que vivir. Este cambio es, ante todo y sobre todo, un cambio de la Conciencia. La Conciencia que va a recuperar su Eternidad y su Multidimensionalidad, dándoles a vivir la Libertad, dándoles a vivir lo que es la verdadera Vida. Por supuesto, lo que es antiguo puede (según lo que exista aún en cada uno de ustedes de vínculos u obstáculos) convertirse en algo más pesado o al contrario, más ligero, según vuestra facultad, generalmente inconsciente a vivir este período. Este período que el amado Juan, había llamado el choque de la Humanidad y lo que algunas de mis Hermanas Estrellas, han llamado la noche negra del alma. Por supuesto, cada uno de entre ustedes está en su propia etapa de la noche negra del alma o su propia etapa de vivencia de la Luz. Eso se traduce, para cada uno, en manifestaciones que pueden ser diametralmente opuestas, pero estén seguros que cada una, contribuye a establecerles en la Conciencia de la Libertad. Por lo tanto la etapa que se abrió, es una fase preparatoria.

El despliegue de la Luz, desde hace casi un mes, permite precisamente reajustarles, con más o menos facilidad, más o menos felicidad o también más o menos dificultad. Tengan presente al espíritu, que la finalidad es lo importante, que no es lo que atraviesan actualmente (sea lo más alegre o lo más austero) sino que es más bien la Estrella que viene a anunciar la Estrella, que abrirá a ustedes a la Multidimensionalidad. Todos, en distintos grados, han vivido esta preparación, más o menos larga, más o menos alegre, más o menos difícil, según lo que haya afectado en vuestros propios cuadros de vida habituales. Retengan que el camino recorrido, en esta Dimensión, no les aparece aún en toda su majestad, porque algunos de entre ustedes están aún en las trampas de la personalidad, en las trampas de algunos apegos o de algunos sufrimientos.

Recuerden la finalidad. La finalidad, es la Libertad. La finalidad, es la Conciencia Unificada, es la Alegría, es el Amor, incluso si hoy no están en Alegría, incluso si hoy, no perciben el Amor. La finalidad no puede ser otra que esa. Recuerden entonces, en vuestros momentos de apertura, la Alegría y la Paz. Alíniense, en ustedes mismos, con la Merkabah. Alíniense en ustedes mismos, con el Cristo y podrán encontrar rápidamente esta Alegría interior. Hasta se puede decir que el Amor nunca ha estado tan cerca de revelarse enteramente a vuestra Conciencia. Cualquiera sea la apariencia que eso tome para ustedes, no olvidan nunca eso. Las señales del Cielo y la Tierra se vuelven ahora cada vez más intensas, cada día, y cada hora llevará su mensaje de la llegada de la Luz. Entonces, intenten olvidarse de ustedes mismos. Si vuestra Conciencia les dice que es dificil, si vuestra Conciencia resiste, si vuestra Conciencia no experimenta la Alegría tan esperada, tranquilícense: la finalidad, estará allí, en toda su Gloria, en toda su Belleza.

Es la hora de la Resurrección. Esto no es una palabra vana. Esto no es una promesa para un futuro lejano, es la promesa del presente, a partir del momento en que vuestra mirada salga de las apariencias de este mundo y de las apariencias de vuestra propia vida. Es en ese momento que contemplarán la Luz Interior, la de La Fuente, la de los Hijos y la que corresponde a mi Presencia a vuestro lado. Es mi Presencia que se refuerza, para cada uno de ustedes. Quizá ya, algunos de entre ustedes, perciben como una caricia, como un estremecimiento apareciendo del lado izquierdo de vuestro cuerpo. No, no sueñan; es mi Presencia que llega progresivamente a ustedes, con el fin de realizar, en el momento oportuno, mi Anuncio. La apertura de la Puerta posterior permitió crear un corredor de comunicación entre todos vosotros y yo. Ya les dijimos que estábamos en el lindero de vuestra Dimensión. Tampoco, es esa una palabra vana, es la Estricta verdad que por supuesto, como todo encuentro (ya sea, amoroso o espiritual en esta Dimensión) hay siempre, en las primicias de este encuentro, un pequeño choque al Corazón, una aprehensión, una nostalgia porque la Conciencia sabe que va a cambiar irremediablemente. Entonces, según vuestra facultad para aceptar estos cambios y esta novedad, puede ser más o menos fácil. Pero retengan que estoy a vuestro lado, junto a cada uno de ustedes.

Por supuesto, para la razón, eso puede parecer increíble o insensato. En vuestra Dimensión, eso es impensable, pero nada es insensato para el Plano de la Luz. En el estado Multidimensional donde estoy, los conozco a todos personalmente y les garantizo que ustedes también, cuando estén en este estado de Consciencia, se reconocerán y se conocerán unos a otros, aquí como en otra parte. Allí no hay nada de extraordinario: eso se llama la Unidad. Entonces, cualquiera que sea lo que vive vuestra Conciencia, cualesquiera que sean los sobresaltos o la Alegría, ya sea la cólera o la tristeza, la capacidad para establecerles en la Alegría o no, mi Presencia está a vuestro lado y eso va a ser para ustedes cada vez más perceptible y cada vez más nítido. En ese momento será necesario decirles que efectivamente, no sueñan. No esperen verme aparecer en vuestro Cielo, pero prepárense cada uno de ustedes a verme aparecer a vuestro lado. Y lo que quizá muchos comienzan a percibir no es otra manifestación que mi llegada y mi Anuncio.

Entonces alégrense, no tienen nada que temer, tienen solamente que vivir el momento presente. No tienen nada que proyectar tampoco en el futuro, puesto que eso pasa ahora. Y recuerden también que intervendré antes del cambio entre las dos Estrellas. Es en ese momento que todos vosotros, dónde sea que estén, cualquiera que sea vuestro estado de resistencia o Alegría total, de oposición o acuerdo total, me percibirán Vibratoriamente. Algunos me verán. En cualquier caso, todos me oirán y me percibirán. Entonces, no tengan miedo, ya que lo que viene es pura Luz, no teman ya que lo que viene es pura Libertad. Sólo la personalidad puede manifestar o expresar un miedo, una angustia, o cualquier otra cosa. No hay nada que comprender, en mi Presencia. No hay nada que temer. Como Madre de esta Dimensión, deben tomar y aceptar que mi Presencia es sólo Amor, con el fin de hacerles descubrir vuestro propio Amor, más allá de la ilusión de este cuerpo, de esta Conciencia y del estado en el cual puedan encontrarse.

Entonces, prepárense a acogerme. ¿Qué quiere decir eso? Eso quiere decir simplemente estar completamente conscientes y lúcidos de cada minuto de vuestra vida, estar completamente conscientes y lúcidos de todas las Vibraciones que los rodean, de lo que perciben; de estar también lúcidos y conscientes de que lo que sea que viven como humor, sólo es temporal y no hace en definitiva más que anunciar mi Presencia y el retorno de Cristo. Todo eso está a vuestras puertas. Todo eso lo viven en ustedes, incluso sin poder formular palabras. La intensificación de las Vibraciones, la intensificación de lo que pasa sobre la Tierra y en el Cielo, corresponde enteramente, a la llegada de la Estrella. Una Estrella, es lo que brilla. Una Estrella, es lo que emite la Luz, desde el Interior. Una Estrella, es lo que calienta y que aporta el Amor. Una Estrella, es la Vida; la verdadera. ¿Por qué habría que temer algo? Por nada en absoluto. Sólo la personalidad puede aún jugar a darse miedo a sí misma o a los otros. Por supuesto, muchos de entre ustedes van a vivir una forma de desapego, con más o menos facilidad, una incapacidad de hacer y llevar a cabo algunas tareas.

Recuerden lo que se les digo: estén conscientes de que la Luz los llama. Estén conscientes de la Llamada de la Luz. Cualquiera que sea el momento o el momento en que eso se produzca, tienen que responder, por vuestra Lucidez, por vuestro Amor y por el hecho de escuchar la Luz. Todo el resto va a alejarse de ustedes. Todo lo que no es la Luz no puede interferir en ustedes, salvo que le den peso, salvo si a eso le den conciencia. Entonces por supuesto, para algunos de mis hijos, el combate es duro actualmente, pero recuerden que la finalidad, es Alegría y Luz. Todo eso está ahora, delante de vuestra Puerta Dimensional. Sean conscientes de cada momento.

Intenten no proyectarse al mañana, ni en el ayer, sigan estando completamente lúcidos en vuestra propia Presencia. No hay otra manera de vivir la Alegría. No hay otra manera de vivir la Paz, ya que son Seres de Alegría, Seres de Paz. Conténtense de vivir cada momento, con lo que la vida y lo que la Luz les aporta, aunque no entiendan los contenidos o los resultados de una situación o de un acontecimiento. Tengan confianza. Tengan la certeza que la finalidad es la Luz. No puede ser de otra manera. Y eso, siempre se lo hemos dicho. Ella anuncia a la Estrella. Ella anuncia la Luz, anuncia también la vuelta de la Unidad. Es eso que está asentándose en esta Dimensión. Como ya saben, ustedes son parte involucrada de la Tierra y la oyen. Oyen también que ella se decide a vivir enteramente este proceso. Deben alejarse cada vez más del estruendo del mundo, ya que será más estruendoso cada día.

La Alegría está en vuestro Corazón. La Paz está en vuestro Corazón. Aunque vuestra personalidad dice lo contrario y les hace vivir a la inversa, eso es falso. Sólo hay a través de eso, para los que lo viven, resistencias u oposiciones a superar y a transmutar. Y eso no puede hacerse sino por la Alegría de vuestro Corazón en el momento presente. No busquen tampoco la Alegría. Busquen simplemente de estar presentes y en este momento, y se liberarán de todo lo que es pesado, de todo lo que es denso, de todo lo que entorpece, en torno a ustedes y en ustedes. Eso va a ser cada vez más fácil a condición de que lleven vuestra Conciencia sobre este momento eterno presente. Y los que comienzan a percibir mi Presencia también, escúchenme, lleven vuestra Conciencia hacia mí a vuestro lado y en ustedes, entonces comenzarán a percibir y vivir mi Presencia, en vuestra Presencia. La puerta KI-RIS-TI se abrirá, cada vez más. Las Estrellas se activarán en vuestra cabeza y las Puertas se abrirán sobre vuestro cuerpo. Se volverá, para ustedes cada vez más fácil de comprender lo que viven, de sobrepasar las apariencias, todas las zonas de oposición y de sufrimiento. Allí está la única Verdad y la Estrella viene a anunciarles eso. Ella viene a despertarlos, enteramente. Eso es como en la mañana, hay despertares más o menos fáciles, hay despertares más o menos difíciles, pero el despertar tiene lugar, de todos modos, si bien eso tarde unos minutos. Que eso tome varias horas, que eso sea ligero o que eso sea pesado, el despertar tiene lugar cada mañana y la mañana que viene es la mañana de un Nuevo Mundo.

¿Entonces, que habría que temer? Quién teme, es la personalidad. Quién teme, es el aspecto limitado y ciertamente no la parte luminosa que crece en ustedes. He aquí el frente a frente. He aquí el choque de la Humanidad, que viene con la Estrella. Retengan que la Tierra, también vive lo que ustedes viven. Ella vive su parto. La última envoltura se rasga en el Cielo, dejando pasar la Luz del Cosmos, la Luz de la Estrella y la totalidad de la Luz solar y de las otras Estrellas. Es a eso que se les llama. Lo que deben vivir y percibir, se hace también por el canal de comunicación que abrí, en cada uno de ustedes y que abrieron, cada uno de ustedes, hacia mí. Estén lúcidos. He aquí lo que hoy tenía que decirles. Mis palabras son breves, pero acompañan realmente, las primicias, para muchos de entre ustedes, de mi Presencia, a vuestro lado y en ustedes, no solamente como una impresión, sino como una realidad de la Conciencia. Corresponde a ustedes volverse hacia mí, como me yo me vuelvo hacia ustedes. Nos corresponde establecer juntos, nuestra Comunión, preparando así lo que se llamó la fusión de la Tri-Unidad o la Nueva Eucaristía, para vivir entonces, esta Comunión, esta Unión, en la Unidad de la Libertad. He aquí lo que pasa, de manera muy precisa, sea lo que sea que diga vuestra personalidad, lo que digan aún algunas zonas de sombra que puedan existir en ustedes y lo que digan los juegos sociales, emocionales o personales, pudiendo existir aún. Eso no es la parte esencial. Si ese canal de comunicación funciona, asumirán todo eso con la misma Alegría, con la misma Felicidad, cualquiera que sea lo que les envía la vida a vivir, estén seguros que lo que les envía sólo está allí para aligerarles y prepararles a la llegada de la Estrella.

Mis amados hijos, si existe en ustedes preguntas, abro hoy un espacio de debate que será ventajoso para todos los que leerán, porque ahí se reconocerán. Entonces, les escucho.

Pregunta: ¿Cuál sería la sucesión de los acontecimientos en las semanas que van a llegar?

Hijo mío, el acontecimiento más importante es el que pasa en ustedes, por mi Presencia a vuestro lado y por la llegada del Cristo, KI-RIS-TI, por la Puerta posterior y el pasaje de la Puerta Estrecha. Todo el resto, todos estos acontecimientos exteriores, no son estrictamente nada con relación a lo que tienen que vivir, en ustedes. Y por otra parte, de la forma en que viven vuestros acontecimientos Interiores, se derivará la facilidad de los acontecimientos exteriores. Ahora, esta cronología, en ustedes como fuera de ustedes, corresponde completamente a lo que se ha llamado la Liberación de la Tierra, la Liberación del Sol: la activación de los elementos de la Tierra, de los elementos presentes en el éter, también en el Sol, sus juegos e interacciones, viniendo a aportar mi Presencia y la Llamada de la Estrella. Eso va a traducirse, por supuesto, por sismos y convulsiones al Interior de ustedes como sobre la Tierra. La Tierra se libera de sus últimas resistencias, de la misma forma que cada uno se libera de las suyas, con una aparente facilidad, o una aparente tristeza, pero el resultado es el mismo, la finalidad es la misma estrictamente: la Alegría de la Libertad reencontrada. Entonces, querer decir que tal o cual día, va a pasar esto o aquello, no quiere ya decir nada. Les pido simplemente retener que estoy a vuestro lado y que eso va a ser algo cada vez más obvio. A partir de ese momento, nada más podrá alejar a ustedes de la Paz Interior.

Les queda ya por vivir lo que tienen que hacer aquí, sobre esta Tierra, estando conscientes y lúcidos de nuestra Presencia. Entonces en este calendario, todo se inscribe en un plazo de tiempo muy corto. Eso les fue anunciado por los Arcángeles y por un gran Ser, llamado SERETI, también por los Ancianos o las Estrellas. Recuerden simplemente que, cuanto más entren en ustedes mismos, más tomarán conciencia de lo que Son y de mi Presencia a vuestro lado e irán más fácilmente hacia lo que se desarrolla, ahora sobre la Tierra. El conjunto de los elementos va a contribuir, efectivamente, a cambiar los mecanismos de vida sobre la Tierra. Eso se produce, por supuesto, de distintas maneras y con distintas intensidades, según los continentes y según los pueblos. Y también según vuestra propia Conciencia, cualquiera que sea el continente o el pueblo al que adhieren o allí donde están. Van a darse cuenta que, si mi Presencia se les vuelve cada vez más perceptible, el resto no tendrá ya ninguna especie de importancia, ya que eso no representa nada de nada. En lo que desarrollo, que más decirles de todo lo que ha dicho el digno Comendador de los Ancianos (O.M. AÏVANHOV) que más hay a decirles que lo que les dice, desde hace algunos años, SERETI? Ustedes tienen todos los elementos.

Recuerden que ahora la Puerta KI-RIS-TI está abierta, y que mi Presencia se acerca a ustedes, que no hay ya ningún obstáculo a la Liberación total y final de la Tierra y de vuestra Conciencia. ¿Entonces, si preguntan si eso es hoy?. Efectivamente; es hoy. Por supuesto, para esos de mis Niños que no viven nada (ni Vibraciones, ni Conciencia) y que quieren permanecer en una lógica lineal que pertenece a esta Dimensión, en eso caso, déjenlos libres. Se les hará exactamente según su Vibración, sin embargo, incluso entre los más cerrados de mis Hijos, muchos van a comenzar a abrirse y a percibir mi Presencia. Recuerden también que es durante estos pocos días que conducen a los últimos de Septiembre, debe realizarse la última ola de liberación de esos de mis Hijos que no pueden, o no quieren aún, reconocer la Verdad. Ahora, sigan vuestro camino en Paz, ya que cada uno, repito, no puede ir sino allí donde lo conduce su Conciencia y su Vibración. Esos que verán, destrucción en lo que viene, los que verán negrura en lo que viene, ¿qué van a hacer ustedes ahí? Cada uno se encuentra, precisamente para hacer frente a lo que él mismo creó, sin ninguna excepción, que eso sea en su cuerpo, que eso sea en su situación emocional, o en vuestra situación material o que sea en el país donde están. Cualquiera que sea el elemento al cual se enfrenten, es exactamente lo que tienen que vivir. Entonces, a partir de allí, querer darles una fecha (que de todos modos, les será dada a cada uno, íntimamente) reviste una importancia relativa. Díganse simplemente que es ahora, ya que es ahora.

Pregunta: Hablaron de la Estrella que anuncia la Estrella. ¿Podría usted explicar eso?

Eso significa, simplemente, que en vuestro Cielo, van a ver una Estrella. Que esta Estrella va modificar vuestra Conciencia y abrir a ustedes, completamente (o a cerrarse, completamente) a la segunda Estrella. Una Estrella, así como lo he dicho, es algo que brilla, es algo que se ve en la noche, es algo que enciende (dentro de ustedes, como en el Cielo). No vean una Estrella como un sol, ya lo precisé. Una Estrella es una Luz que viene en la noche.

Pregunta: ¿Cuál es la segunda Estrella que viene a anunciar la primera?

Es la que vendrá a realizar el Fin de los tiempos. Por la transformación de este mundo en la Luz blanca de la Unidad, en el encuentro entre el Sol y la Tierra, en el encuentro entre este cuerpo en el que están aún y vuestro cuerpo de Eternidad: la Resurrección.

Pregunta: ¿Usted hace referencia a dos acontecimientos planetarios?

Hago referencia a dos Estrellas. ¿Qué es una Estrella? Es eso que es visible en vuestro Cielo. Algo que no está en su lugar habitual, como las Estrellas que contemplan de noche en el cielo. El efecto más importante es lo que pasa sobre la Conciencia. Eso es extremadamente preciso. Mis palabras son precisas. No veo que más decirles con relación a esta Estrella que anuncia la Estrella. Hago bien, referencias a dos Estrellas visibles, sucesivamente, en un tiempo cercano, que todos los ojos verán, pero cuyo efecto sobre la Conciencia será diferente para cada uno de mis Hijos.

Pregunta: ¿El cometa que llega es una de estas Estrellas?

Hijo mío, existen varios cometas, que están en marcha hacia la Tierra. Existiría, diría bien; un enjambre de cometas y meteoritos que están en marcha hacia ustedes. Una de entre ellas es efectivamente, la Estrella que anuncia la Estrella. Ahora, recuerden que si ustedes no tienen medios científicos de observación del espacio, qué es lo que quedaría? Les queda solamente una Estrella visible en el Cielo. Una Estrella particular, en cuanto a su color. Pero eso no es nada, es sobre todo la característica por sus efectos sobre la Conciencia y sobre la Tierra. Es eso, lo más importante. ¿Por qué quieren poner nombre a una Estrella que estalló, a un cometa o a otra cosa? No es eso lo que es importante. Por el contrario, una Estrella es una Estrella. Una Estrella es una Conciencia, de la misma forma que existen 12 Estrellas en torno a vuestra cabeza. Es una diadema que ciñe vuestra cabeza. Estas Estrellas, las viven, las sienten la mayoría de ustedes. Es el mismo proceso que llega, hacia ustedes ahora, visible en vuestros Cielos. Es más importante asumir, que nombrar eso de una forma u otra, no cambiará nada la definición que di: una Luz que brilla en la noche que es inusual y que transforma la Conciencia.

Pregunta: ¿La intervención de esta Estrella tendrá los efectos asignados a la energía Micaélica, vinculada a los cometas, es decir, la de cortar a nivel de las transformaciones de la Conciencia?

Sí, mi Niño. Revela lo que decía el amado Juan: la última Trompeta va a resonar muy pronto. En ese momento, el Cielo podrá abrirse y la Luz brillará. Dije bien, que una Estrella es una Conciencia. El principio Solar, sobre este mundo, se llama el Sol, o el Logos solar. Es la Conciencia de CRISTO-MIGUEL. Es también vuestra Conciencia, y de todos los humanos aún encerrados sobre esta Tierra. Este Sol, que ven en el Cielo, está también en vuestro Corazón, es el mismo. No hay ninguna diferencia entre el Sol del Cielo y el Corazón. Es la misma entidad. No hay ninguna diferencia, como se lo dijeron los Arcángeles, entre ellos y ustedes, porque están en ustedes. Y, como se lo dijeron, no es una visión simbólica, no es algo bonito, sino que es la Estricta verdad. De la misma forma, cuando hablo de la Estrella, obviamente que la que verán en el Cielo, es también la Estrella que está en vuestro Corazón. Es la reunificación de CRISTO, MIGUEL y de MARIA, es decir, de mí misma. Es para eso que mi Presencia, y el canal de comunicación, está ahora abierto. Es para eso que la Puerta posterior del Corazón está abierta. Es para eso que la última fusión pudo realizarse.

Pregunta: ¿A qué llama usted la última fusión?

Es la fusión de la Tri-Unidad en el Corazón.

Pregunta: ¿Cómo facilitar mejor esta fusión?

Estando simplemente, en el momento presente y llevando vuestra Conciencia, si tienen la oportunidad de vivirlo por adelantado, hacia mi Presencia, a vuestro lado. Eso es todo. Respetar también los momentos de Llamada de la Luz, que les son específicos, más allá de sus espacios de Alineación. Van a experimentar (ya se dijo eso), cada vez más fácilmente, la Llamada de la Luz. Corresponde a ustedes de responder o no. No hay otra mejor manera de hacer.

No tenemos más preguntas, le damos las gracias.

Mis amados hijos, les agradezco vuestra recepción y vuestra escucha. Les propongo vivir un momento de Comunión y facilitación de la comunicación, con el canal por el cual hablé. Estoy a vuestro lado, en adelante. Volveré de nuevo, una vez más, antes de la fecha de nuestra cita formal. Los amo y les digo hasta ahora, en ustedes, y a vuestro lado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada