AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

domingo, 16 de marzo de 2014

ISILDA- Sobre el Dolor y la Soledad+ Canto Vibral, 14 de Marzo de 2014

Audio 

Saludos hermanos y hermanas

Participantes: Saludos

Yo soy Isilda, del Retiro de Tumaní y vamos a conversar un poco. Bueno, el hermano dejó anotado aquí dos preguntas de los hermanos y hermanas de esta Red y me gustaría decir algunas palabras al respecto de este asunto. Este será el objetivo de nuestra conversación y después abriremos un espacio para las preguntas que ustedes tuvieren también.

La primera pregunta presentada dice respecto a una intervención de Arat, donde ella habla respecto de un dolor como si fuera una electricidad que se detuvo y entonces una hermana pregunta al respecto de esto.

Bueno, perciben una sensación física, así como toda percepción que ocurre dentro de esta experiencia de olvido, y siempre un fenómeno de fricción, este siempre es un fenómeno de roce. Cualquiera que sea la sensación física o una percepción mental o emocional, esto es siempre un fenómeno de fricción, esto siempre es un fenómeno de roce.

Podemos dar un ejemplo: El placer que ustedes sienten con aquello que ustedes llaman cariño, un abrazo, como un toque. Perciben, hay fricción, hay abrazo y de esa fricción y de ese abrazo, surge una sensación que es calificada como placer. De la misma manera una percepción de dolor es una fricción, es un abrazo que entonces es clasificado como dolor. Ustedes pueden preguntarse de donde surge esta calificación? Cómo acontece? Yo les diría, busquen en la construcción sucesiva que tiene sus raíces en el proceso cerebral llamado memoria. Listo, no precisamos ir más lejos, si quieren ir más a fondo, vamos.

Sobre el hecho de toda sensación o percepción... Nosotros damos un ejemplo de una sensación física; nosotros podríamos hablar también de un raciocinio: una tesis, una antítesis, un síntoma, ustedes tiene una fricción y un roce entre las dos ideas, entre dos normas de racionalización y de ahí surge un resultado que ustedes también califican como positivo o negativo, como placentero o doloroso, en fin. Más, en este proceso de fricción o roce, se considera que hay distancia, se considera que hay separación o se considera una discriminación de elementos, o lo que quiera que sea, hay también una electricidad que se detiene.

Yo uso el término electricidad en un sentido más amplio, no solo como un fenómeno físico que es a veces visible y sensorialmente percibido que ustedes denominan electricidad. Hay mucho más en la electricidad de lo que ustedes ven en el exterior. Entonces cuando yo hablo de electricidad, quiero referirme a energía.

Hay una detención de la electricidad, por qué? Su percepción se ajusta en cierta medida a la experiencia y cuando ustedes consideran distancia y diferenciación de los elementos ustedes producen allí una detención en esta electricidad, porque detrás de esa percepción sólida, de objetos, cosas, personas hay apenas energía. Hay apenas energía, inclusive indiferenciada: una energía que sin embargo, se conforma de maneras variadas.

Este aspecto de esta experiencia que implica una separación produce un fenómeno de detención de esta electricidad. Esta electricidad de este elemento, como se ve, es la electricidad de otro elemento, como se ve, por lo que es fricción, por lo que no es roce. (Nota: Isilda tomó aquí como ejemplo dos elementos, una mesa y una mano que la toca). Ustedes tienen fenómenos físicos así, verdad? La electricidad del cuerpo que responde al toque de alguna cosa, en fin.

Un dolor es una electricidad detenida, por qué? Un dolor es un impedimento para que este roce retorne nuevamente a un estado de indiferenciación, la electricidad allí produce fricción. Es por eso que un momento de placer, nunca dura lo mismo que un proceso de dolor puede durar. Han notado eso? La experiencia de placer siempre retorna mucho más rápidamente al nivel medio de sensación que la experiencia de dolor. Es posible pasar años con una experiencia de dolor, más no es posible pasar años sintiendo la misma experiencia de placer. Es posible durante años repetir la experiencia de placer, esto es posible, más un dolor tiene esa capacidad de permanecer allí por mucho tiempo, esto por qué? Porque hay un bloqueo de esa electricidad; esa electricidad se mantiene detenida, ella no retorna a este nivel inconsciente, a su estado de integración, a su estado de comunión, de resonancia. Es por eso que aquí les voy a dar una clave, nosotros les insistimos tanto abrirse a la comunión, para que la electricidad que anima esta materia retorne a un estado de resonancia.

Bien, aquí nosotros exploramos el nivel metafísico, el nivel filosófico, y el nivel fisiológico, vamos ahora para el nivel ilusorio, teatral. En esto, desearía saber si esto modifica mi experiencia de dolor? Es posible, a través del conocimiento de este hecho o de esta posibilidad… yo voy a colocar que es apenas una posibilidad, porque he aprendido a no ser tan arrogante, un día tal vez yo llegue allá, Ábranse para la experiencia, en un momento de dolor ábranse, traten de alguna forma trascender la atracción inmediata de los sentimientos. Está bien, aprovechen cinco minutos de dolor, después de cinco minutos abran un poco sus ojos, o ciérrenlos un poco – como quieran interpretar – y dense cuenta de que lo que hay es la fricción eléctrica. Entonces comulguen. Este comulgar, perciban, no es colocar la atención en el dolor, no es esto lo que les estoy diciendo. Y sí, es lo que detrás del dolor. Sea el dolor en un dedo, comulguen, comulguen con la electricidad que su cuerpo es. Por detrás de la apariencia objetiva, sólida de este cuerpo hay una realidad eléctrica, hay una realidad cambiante. Ustedes saben esto, verdad? Esto son átomos, electrones y varios otros nombres divertidos que ustedes inventaron para darles. Ábranse para esta percepción de su propio cuerpo y entonces, aquí está la gran clave, reconocer el cuerpo en forma de electricidad pura y volver a un sentido de la paz en el centro de ustedes mismos. Apenas esto, nada más, no es más que su intención. Naturalmente la electricidad de su cuerpo reconocerá el mismo estado pleno y estático el yo y el ello se sentirán atraídos por el mismo estado.


Ábranse a la experiencia. Yo no les garantizo que la sensación de dolor va a parar. Esto puede acontecer, porque hay otro aspecto de dolor que ya no se refiere a esto. Yo voy a lanzar otra posibilidad más loca que esta. Es que muchas veces un dolor no es más un fenómeno físico, sino que es un fenómeno sicológico. A veces el cuerpo no emite más este impulso, este impulso nervioso que es interpretado en el cerebro como dolor, pero la maquinaria psicológica repite este impulso, como una vitrola ... ¿cómo se dice?

Participante: Una vitrola como un disco rayado?

Eso, una vitrola como un disco rayado que sigue repitiendo la misma cosa. Es aquí que tenemos otra situación, porque aquí dice que hay algo que permanece en su campo de percepción para aniquilar algo a través del fuego del roce. Y entonces, bueno, el campo sicológico humano es un océano muy nublado, muy turbulento, muy turbio, para cualquier persona que se atreva a bucear allí de forma incauta. En tales casos, la entrega, la entrega de sí, la entrega del dolor, es la entrega del océano turbo sicológico. Más, sin embargo, esto no les impide traer la experiencia de la electricidad del cuerpo al mismo estado de placidez, de plenitud del Ser. Está aquí lo que quiero decir.

Bien, vamos para la segunda pregunta. Otra persona pregunta al respecto de la soledad. Por qué es tan difícil estar solo? Por qué es tan difícil permanecer consigo mismo. Yo diría que es imposible no estar solo. Para donde quiera que ustedes vayan, para donde quieran que su atención se voltee, ustedes siempre están ahí. Cuando ustedes reconocen este hecho, la culpa que nace del hecho de percibirse como incapaces de permanecer en sí se disuelve, porque reconocen: “yo no puedo estar en otro lugar y no ser el mismo”. Ustedes siempre están en ahí, la única cosa móvil es su atención que se voltea para la danza cambiante de las formas o descansando en el seno de la propia serena plenitud.

Porque entonces es difícil permanecer un momento que sea con la atención vuelta para este Yo pleno, e inmóvil? Yo les diría: Condicionando lo antiguo a la atracción por la experiencia. Ahora atracción por la experiencia es algo un tanto abstracto para que ustedes intenten aprender de ella en contra de luchar. Entonces yo les indico es mucho más reconocer el Yo en todas las cosas que ustedes experimenten y así ustedes van a estar consigo mismos de manera doble. En lugar de convertirse en una fuerza en tener que hacer precisamente lo contrario, se verán ustedes mismos en todo los que les rodea. Reconocer el mismo Yo pleno e inmóvil en todas sus experiencias. Ustedes ven una flor, recuerden: por detrás de la flor, ustedes existen, ustedes están con ustedes: por detrás de las personas que se acercan y lo que ustedes creen que necesitan, están ustedes detrás y deben reconocer la misma plenitud y permanecer en paz.

No tienen que encontrar paz luchando contra la guerra. Esto sería reforzar la cuestión. Ahora más que esto, recordar y aceptar de una vez por todas que ustedes no son el "yo" limitado que se creía separado de sí. Ustedes no son el Yo limitado que creían necesitar algo o de alguien. Disuelvan esta imagen distorsionada. La madre les convido a esto. Hagan diariamente la entrega de este “Yo” que se cree limitado y sufrido. Abandonen el cuerpo de sufrimiento. Este (nota: el cuerpo del sufrimiento) es apenas una idea en sus cabezas. Hasta donde ustedes pueden percibir, ustedes son un único cuerpo y es este que ustedes tocan. Para algunos este cuerpo revela otra fase cambiante, móvil y aun así estática, muy bien. Más un cuerpo sufridor y una idea en la cabeza de un ser humano es nada más. Un ‘yo’ que sufre, un ‘yo’ miserable, un ‘yo’ desaparecido y que se necesita, es una idea que surge en la cabeza. Es un juego virtual que ustedes alimentan. En cuanto se hayan identificado con este ‘yo’ que sufre, con este ‘yo’ que se cree sufridor, el sufrimiento será parte de su experiencia.

Ya les dijimos esto varias veces: en esta experiencia, un dolor tiene un lugar en ustedes, un sufrimiento es opcional, un sufrimiento es una resistencia a cualquier situación de cualquier fenómeno, inclusive de su propio dolor. Acéptense a sí mismos como seres plenos y descansen en esta certeza. Y entonces reconozcan: no es posible no estar solos. Cuando el mundo es apenas una proyección de sí mismos, solo se tienen a sí mismos, solo se tienen a sí mismos. Cuando el mundo que está cerca es solo un film que pasa en su cerebro, ustedes se tienen a sí mismos y nada más. Esto no es poco. Esto es todo. Esto es todo! Si esto no les basta, hasta otro momento. Si esto resuena, si esto tiene algún sentido, si esto despierta no que sea una atracción en la uña del pie, hagan una experiencia de aceptar aunque sea por un solo día el hecho de su Divinidad y serán felices. No es un pecado ser feliz. Nosotros ya conversamos sobre esto en otra oportunidad y yo no voy a volver a este tema aburrido.

Alguna pregunta más?

Participante: Tengo una pregunta relacionada con el tema de la fricción, lo que es la electricidad, que es estática, ¿no es así? Pero es solo en el caso de dolor o es también en el caso del placer, ya que allí...

Claro yo dije al inicio esto, que toda sensación o percepción en esta experiencia de olvido es siempre un fenómeno de roce.

Participante: Y, por tanto es roce y electricidad estática.

Si la diferencia es porque en el caso del placer esta electricidad vuelve a fluir y, por tanto, la percepción del placer se disuelve.

Participante: Ok, allí fue donde tuve la duda. En el asunto de placer ella demora mucho, en el tema del dolor, de hecho.

Sí.

Bien hermanos, yo les convido a un momento de alineamiento.

... Canto Vibral...

Para escuchar el canto vibral se recomienda bajar el audio de Selén

Clique aqui para fazer o download do áudio.
Transcripción: Colaboradores del blog.
Revisión final: Selén.
http://antena-protecao.blogspot.com/search/label/Isilda
Traducción Portugues:  Alicia Botero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada