AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

sábado, 29 de marzo de 2014

Isilda 13.11.13 - La Rectificación de los Éteres, con audio compartir!!!

 


Audio en Portugués con la voz de Selén Om:
Clique aqui para fazer o download do áudio.

Audio en Español
http://www.yakitome.com/tts?a=T&b=731608&c=_RNVdcHN0j


Isilda - La Rectificación de los Éteres I, Selén Om. 13.11.13.

Intervención de Isilda respondiendo algunas preguntas a sus dudas, con el objetivo de esclarecer y ubicar mejor el proceso de rectificación de la sanación de los Éteres, también llamado Fusión de los Éteres.


Dividí la conversación en dos partes debido a la extensión de la plática.

Nuestra primera parte responde la siguiente pregunta: ¿Qué es el “Éter” o un “Éter”? Isilda nos conduce en un viaje maravilloso por los 7 aspectos del Éter Primordial, reconstruyendo y descristalizando varios conceptos de tradición ocultista y esotérica, reubicándolos en un contexto más amplio, universal y unitario.

Isilda 13.11.13 – La Rectificación de los Éteres

¡Aní Maritumi!

Participantes: ¡Aní Maritumi!


Yo me presento a este encuentro para responder algunas preguntas, ¿no es así? Entonces podemos comenzar.

Participante: ¿Podría hablarnos con respecto de la unificación de los Éteres?

Sí, es para esto que yo estoy aquí, aparentemente.

Participante: ¿Qué es el Éter o un Éter?

Antes que nosotros iniciemos esta conversación, permítanme hacerles un comentario al respecto de esto para que no haya confusión. Nosotros vamos a hablar respecto de los Éteres o del Éter en sus diferentes expresiones, en sus diferentes aspectos y vamos a tratar también de la Sanación, del proceso de Sanación que concierne a algunos de los aspectos del Éter.

Vosotros no debéis confundir, si bien hay similitudes, si bien hay paralelos justos y justificables, los Éteres o los aspectos del Éter de los planos conocidos en la literatura ocultista, con los llamados cuerpos del ser humano, de acuerdo con la tradición esotérica. Esto es un error que debe estar presente aquí con su atención en cuanto nosotros tratamos esto.

El Éter es la Materia Primordial, ¡listo! ¿Qué es el éter? El Éter es la Materia Primordial, la realidad última de expresión, el cuerpo de la Madre Universal, la substancia primera de que todo es hecho, y que es, moldeado por la Consciencia Ígnea; asume formas en diferentes niveles y maneras.

Pues bien, un Éter. Cuando se habla de un Éter, como a veces nos referimos al primer Éter o al segundo Éter, estamos hablando entonces de aspectos de la Materia Primordial, desdoblamientos o coyunturas específicas del Éter Primordial. Entonces, serían niveles de gestión de las partículas adamantinas, como es llamado, también, en algunas líneas de instrucción, son niveles de gestión de Agnidevas y así sucesivamente.

Un Éter, por tanto, es un nivel de la Materia Primordial, donde la materia se gesta de una forma particular y, por tanto, tienen una función particular, lo que representa una potencialidad o capacidad para expresar la consciencia particular también.

Bueno, nosotros tratamos siete Éteres o siete aspectos del Éter Primordial de la Materia indiferenciada, la Materia que constituye el Pensamiento Creador, animada, moldeada, impulsada por la Consciencia Ígnea o principio Inteligente.

El primer Éter... Y aquí nosotros vamos a hacer cuenta a partir del nivel de la completa diferenciación, hasta el nivel de diferenciación completa.

El primer Éter es Eron. Este Croma, esta energía universal. El primer Éter o Eron es la propia materia en su estado indiferenciado, es la Virgen Negra. ¿Por qué la Virgen Negra? Porqué, la completa indiferenciación no se puedeapuntar allí en algo que existe. Nosotros no podemos hablar allí de elementos existentes, porque nada está diferenciado de nada.

En la tradición Cristo Judaica, hay un texto que dice lo siguiente: “En el principio la Tierra era sin forma y vacía y el Espíritu de Dios rondaba sobre las aguas”, puede tener alguna variación de término, pero es más o menos eso. Vamos a llegar a lo que quiero a partir de ahí, el Espíritu de Dios y las aguas. El ‘Espíritu de Dios’ es el propio Principio Inteligente, la Consciencia Plena, la Consciencia Ígnea, nosotros como el Ser. ‘Las aguas’ es este el primer nivel del Éter. Por esto es que la Tierra era sin forma era vacía, ¿perciben? El término Tierra allí es sólo para que se tenga una referencia porque sino la mente no hace nada, no consigue vincular concepto alguno. Pero si vosotros decís que la Tierra era sin forma y vacía, ¿cómo era la Tierra? ¿No existía la Tierra, no? Solo un arquetipo. Solo es una idea incorpórea. Entonces Eron o primer Éter es este nivel de idea incorpórea, donde todo es sin forma y vacío: Eron, la Virgen Negra. También en algunas otras tradiciones de instrucción se refieren a esto como la obscuridadAbsoluta, los vestidos de Brahman, Mulaprakriti.


El segundo Éter entonces, vamos ya para el segundo aspecto del Éter. Esto de alguna forma ya fue todo tratado por Ratziel. Pero ya que vosotros gustáis de todo bien especificado, y fácil, para integrarlo en vuestras máquinas, entonces vamos a dar este paso con vosotros por esta vez… y algunos otros, ¿no? Porque no sabemos hasta cuando vosotros vais a estar en este estado de deficiencia.

El segundo Éter es Santoshi, el segundo Croma, la segunda energía primordial que sostiene la manifestación. En este segundo Éter la Materia indiferenciada asume, entonces, un primer estado de diferenciación que la gente podría llamarla Materia Estelar. Imaginaos, si Eron es un agujeronegro, Santôshi i sería las nebulosas. Santoshi sería los Estanques Cósmicos, los úteros de la manifestación, donde comienza a delinearse allí una estructura universal, pero la materia allí está en ebullición, los primeros elementos, hasta algunos de los conocidos por la ciencia humana, comienzan a surgir. No se puede hablar todavía de forma, porque no hay forma todavía. Hay, sin embargo, una ebullición, hay movimiento, hay fuego, hay un proceso de enmarcar. Y es claro, el Principio Inteligente en este nivel comienza y se refleja en sus principios, individualizados más o menos - aunque esa palabra no tiene nada que ver con lo que vosotros comprendéis - principios universalizados sería más interesante. Santôshi entonces es la materia estelar.

Cuando nosotros llegamos a Farlon-Ishin que es el tercer Éter... Farlon-Ishin es el tercer Croma, la tercera energía primordial que sostiene la manifestación. Cuando nosotros llegamos a este tercer nivel de engendramiento, de gestión del Éter Primordial, nosotros entonces tenemos ya un universo formado con galaxias, sistemas solares, planetas. Nosotros ya tenemos forma. Tenemos forma, no la forma que vosotros veis aquí, no es nada de eso, no es como es ahora. Aunque todo esto es sucesivo, también es simultáneo, ¿comprenden? Cuando la gente existe en el tercer Éter, cuando momentáneamente - relativamente momentáneamente - la consciencia se enfoca en el tercer Éter, ella percibe toda la vida universal de una forma donde hay un molde, aunque sea un molde aún en ebullición, en condensación, vamos a decirlo así.

Eron, es un agujero negro, sin forma y vacío. Santôshi,es la Materia Estelar, las nebulosas, la materia en ebullición. Farlon-Ishin, la materia en condensación, las formas siendo condensadas, los moldes. Recuerden que Mikári habló al respecto del papel de Iberah, que es un Retiro que representa Farlon-Ishin la Intratierra, que actúa sobre el molde, el núcleo de los átomos, ¿como esto que se gestiona en la forma?

Pues bien, los otros cuatro Éteres son desdoblamientos de este tercero, así como los otros cuatro Cromas o energías primordiales son aspectos de esta tercera. Porque aquí nosotros tenemos al Padre, la Madre y el Hijo, ¿cierto?

El cuarto Éter es Semekh-Rá, el cuarto Croma, la cuarta energía primordial que sostiene la manifestación. En este cuarto Éter entonces nosotros tenemos, verdaderamente, la materia a nivel de la correlación.

Ahora vamos a hacer aquí otro paréntesis: aunque ahora estoy enumerando esto, nada de eso está en orden, no se engañen; todo esto está uno dentro del otro y al mismo tiempo en que cuando lo incognoscible exhala la manifestación, los siete Éteres comienzan a circular simultáneamente. Para la consciencia, en aparente movimiento, se percibe un proceso sucesivo, pero él es simultáneo. En el momento en que los vestidos de la Madre comienzan a moverse, porque el Espíritu de Dios cierne sobre las aguas, al mismo tiempo los seis principios comienzan a circular simultáneamente. Por eso es que todo coexiste, así es como ahora la materia continúa existiendo en el nivel indiferenciado, en nivel estelar.

Entonces en este cuarto Éter nosotros tenemos otro aspecto de la Materia, pero que ahora se refiere a la propia experiencia de la consciencia, en este universo gestionado en nuestros tres primeros Éteres. Este cuarto Éter permite la expresión de la consciencia multi-localizada. Vamos a colocarlo de esta forma. Es el nivel del Alma, no como el alma como vosotros la comprendéis. Aquí cuando estoy hablando de alma, estoy hablando de identidad cósmica, estoy hablando de consciencia universal, estoy hablando de Centella Divina. En este cuarto Éter, entonces, surge el Alma como esta capacidad sintetizadora, donde los cuatro elementos fusionados permiten la expresión del Pensamiento Creador por medio de sus Identidades Cósmicas. Es el Plano Humano. La verdadera Humanidad como arquetipo universal es el mismo cuarto Éter.

En el quinto Éter, Aimerã, nosotros tenemos la Materia Primordial que se gestiona de modo reflexivo. Allí la misma Materia se gestiona en lo que vosotros conocéis como la mente - unificada, no la mente racional, la mente unificada como reflexión. La materia se gestiona de este modo para transmitir los arquetipos, que son guardados por este cuarto Éter, de modo que ellos abren su camino de objetivación en el séptimo Éter, que es el único nivel objetivo, verdaderamente. Es el reino que se expresa de este quinto Éter es el que vosotros llamáis el Reino Animal. Es por esto que una vez cuando nosotros estábamos hablando sobre los universos, los Reinos Universales, yo dije que el Reino Animal, la consciencia del Reino Animal es el servicio. No sé si vosotros recordáis, pero en una conversación nosotros tratamos sobre cada uno de los Reinos y al respecto del Reino Animal yo dije: “El Reino Animal es el servicio”. La mente unificada es el nivel del servicio, por esto la reflexión. Ella capta, plasma, estos arquetipos e impulsan hacia la objetivación.

Luego tenemos el sexto Éter o Isinlah. Este sexto Éter se gestiona de talmanera para permitir una potencia a la consciencia, una capacidad de expresión que es el sentir. Y nosotros podríamos colocarlo de la siguiente forma: el cuarto Éter, es el Arquetipo, la Supra Mente, allí, los arquetipos son captados para la expresión ya... Porque nosotros estamos hablando aquí del cuarto y del séptimo Éter, nosotros estamos hablando de un proceso cíclico de objetivación, de manifestación concreta, formal. El cuarto Éter, entonces que es representado por la consciencia humana es donde los arquetipos existen, porque esta consciencia humana engloba todos estos otros Éteres, quinto, sexto y séptimo. Es claro, que cuando hablo de consciencia humana ahora, no tiene esa idea que vosotros tenéis de humanidad, esta impresión objetiva de humanidad. Estoy hablando de la Consciencia Humana, la consciencia, estoy hablando de la Esencia, de la forma o de ese aspecto de Pensamiento Creador ilimitado.

Si el cuarto Éter que es el Reino Humano, que es la Materia que genera el Reino Humano, que permite la expresión del Reino Humano en manifestación y aquél que capta los arquetipos y comienza a impulsarlos hacia la objetivación, el quinto Éter es el nivel de la Materia que comienza a plasmar el arquetipo, como si fuese un embalaje; el sexto Éter es el que rellena el embalaje, otorga color, sonido, luz y otorga las cualidades, cualifica, rellena el Arquetipo y es el séptimo Éter, Meruêni es el nivel de la objetivación, en donde la experiencia realmente sucede, porque todos estos elementos están manifestados con su tono, su vibración, su color, su sonido y pueden entrar en relación entre sí. Es por esto que se dice que Meruêni es la Voluntad del Padre. Porque el séptimo Éter es la concretización de la Voluntad del Padre.

Por lo tanto, para que no se pierdan en un pensamiento lineal, porque esta es la tendencia de la mente concreta, creer que: “primero, entonces, hay una primera etapa que es la del primer Éter, segunda etapa…” no, no, no, no, todo esto es simultáneo, todo esto coexiste. Y cuando yo me refería a dos Reinos aquí, eso no quiere decir una limitación de un reino en un determinado Éter, no es eso. Es el tono. El pensamiento Creador se expresa en todos los Éteres, pero existe una forma de ensamblaje de la Materia que predispone la expresión de un aspecto particular de la Consciencia Ígnea Plena, ¿Comprenden?

Pueden preguntarse ¿y los otros Reinos? ¿Es el Reino Elemental, Dévico, Angélico? ¿Y los espíritus Planetarios y los Logos Solares? Estas consciencias surgen todas y tienen su tono predominante del primer al tercer Éter. El asunto es que aquí, en la cultura ocultista, esotérica, se confunde mucho una consciencia del Reino Vegetal con una consciencia del Reino Animal, con una consciencia Elemental, con una consciencia Angélica, se hace toda una mescolanza. Estos temas, Devas, Ángeles, son usados indiscriminadamente para cualquier cosa que no se asemeja a la consciencia humana y ahí entran en una confusión de términos y conceptos sin fin.

Claro, el séptimo Éter tiene el tono del Reino Mineral, porque es este Reino el que sostiene y da la base para la expresión concreta. Entonces ahí tienen los siete Éteres.

Recapitulando:

Primer Éter, o agujero negro, o vació sin forma, Materia Indiferenciada.

El segundo Éter es la Materia estelar en ebullición, donde la Consciencia Ígnea, Plena, se une a la Materia y la impulsa hacia el molde, la ondulación de la Materia. Se une, no porque estuviese separada, pero justamente porque ahí comienza una diferenciación de la propia consciencia con relación a la materia, las polaridades surgen porque comienza una diferenciación de la propia consciencia con relación a la materia, las polaridades surgen en el segundo Éter, para que exista la danza de la creación, lo masculino, lo femenino y neutro.

En el tercer Éter tenemos la Materia, vamos a llamarla Materia Planetaria, porque es el nivel en donde los planetas surgen, los grandes palcos de experiencia están siendo moldeados, condensados ahí. Y dentro de los palcos, de los Sistemas Solares, los grandes teatros, comienzan a expresarse – porque todo esto es cuidado permanentemente por los Reinos Elemental, Angélico, Arcangélico como ustedes los llaman – por lo tanto nosotros tenemos cuatro Reinos que van a expresarse dentro de estos palcos

Participante: Y todo esto es simultáneo.

Por eso es que es simultáneo, porque todo está sucediendo simultáneamente. El proceso de construcción y desconstrucción es constante y simultáneo. Esto es difícil para ser comprendido por la mente, porque ella no consigue raciocinar como es que algo que se está yendo pueda estar regresando al mismo tiempo, ella necesita hacer un movimiento de ida y vuelta. La imaginación de la mente concreta no permite visualizar este movimiento simultáneamente. Pero así es. Es simultáneo. Parece ser sucesivo solamente en el séptimo Éter, en donde existe objetivación, en donde la consciencia, asumiendo una forma objetiva cree que se mueve, no es ni cree, porque no es una creencia, no, es la misma experiencia, es válida. La consciencia animando ya una forma – sea que sea ésta una forma multidimensional o una forma carbonada, no importa, es siempre una forma y las formas siempre existen en el séptimo Éter, porque es la síntesis de todos ellos – entonces surge el concepto del espacio y tiempo. El movimiento de la Materia da nacimiento al concepto del espacio en una realidad espacial, el movimiento de la Consciencia da concepto a la realidad temporal. Ahí tienen varias coordenadas del tiempo y espacio, que son las dimensiones, todo dentro de este nivel de síntesis que es el séptimo. Entonces tienen todas las dimensiones ahí, mundos que viven en diferentes coordenadas de tiempo-espacio, con diferentes densidades, porque como el séptimo Éter es la síntesis objetiva de todos los otros seis, posee gradaciones de densidad que permiten a la expresión predominante de un aspecto de cada uno de los seis otros Éteres.

Aquí es interesante que tomemos nota de una cosa, por eso fue que yo pedí que no confundieran los Éteres con los planos de la tradición ocultista esotérica ni con los aspectos y cuerpos del ser humano como fueron enseñados por la tradición ocultista esotérica, porque van a percibir similitudes, pero el concepto fundamental es radicalmente diferente. Los planos de la tradición ocultista esotérica están todos dentro del séptimo Éter y aún encuadrados en la realidad que conocen aquí, en la experiencia del olvido. Pueden intentar hacer un paralelo, por ejemplo, entre el astral y el sexto Éter, ¡no! Solo parcialmente cuando dije que existen similitudes y ellas son justificables, es por esa razón. Esto se debe al hecho de que cuando hablan del astral, confunden dos cosas: primero, una potencia de la materia que es el sentir, que en el caso de la humanidad en olvido que esta desviada, porque ahí produce un deseo, o apego, en fin, la emoción; el sentir desviado produce emoción por cuenta de la sensación de separación.

Entonces confunden, este término astral a nivel emocional, o cualquiera que sea, con dos cosas: primero, una potencia de la materia que es el sentir y después a un nivel objetivo, que es lo que llaman los planos de los desencarnados, ¿no es verdad? ¿Con la literatura no tienen esta confusión? Ustedes llaman el plano emocional como el plano del sentir, la capacidad de sentir viene de ahí, pero al mismo tiempo hay cuerpos, hay construcciones, hay un nivel objetivo de la vida, mientras que el sentir no es objetivo, el sentir es puramente subjetivo, es el conjunto particular de la materia que permite la expresión y la capacidad de la consciencia, para la consciencia en la experiencia.

Entonces el astral es en donde existen solamente formas en un nivel un poco más sutil, menos denso, del mismo nivel objetivo, es un subnivel, si lo desean, del séptimo Éter, del Éter objetivo, físico. Porque no puede haber existencia objetiva en el sexto Éter, no existe. Existe una consciencia vegetal.

Cuando acceden al sexto Éter, cuando se polarizan – vamos a utilizar esta palabra que la gente ya la considera para que esté presente en todo esto, pues somos todos uno, somos un océano sin playas, nuestra Consciencia, Consciencia Ígnea, Consciencia Crística, Solar, Búdica, o lo que quiera que sea, es un océano sin playas, pero cuando nos polarizamos en una determinada franja de frecuencias y aquí vamos a utilizar como ejemplo el sexto Éter – entonces asumimos la expresión de la consciencia vegetal y ahí todo el universo objetivo nos aparece como pura sensación, como puro sentir, solo pulsos de color, de sonido, de patrones geométricos vibrantes, todos llenos de color, sonido y luz.

Cuando se polarizan en el quinto Éter, entonces tienen que asumir la forma de expresión de la consciencia animal. Y perciban, estos Éteres no están uno encima del otro, no, son la misma Materia Primordial indiferenciada siendo percibida por frecuencias particulares, está todo integrado, y es la misma Materia indiferenciada, simultáneamente promocionando diferentes formas. Y ahí la consciencia animal, entonces, accede un mundo de patrones geométricos cuya función es la de plasmar u objetivar arquetipos, ahí está el servicio.

Cuando polarizan la consciencia el cuarto Éter asumen la verdadera expresión del Reino Humano, de la consciencia del Reino Humano que es la síntesis, La síntesis en el sentido de que ahí hay el acceso del arquetipo listo, perfecto, como si ya estuviera objetivado. Allí tienen contacto con la fusión de los cuatro elementos en este Arquetipo. Y luego el impulso de expresión, y así con cada uno de los Éteres.

Vamos a hacerlo aún de otra forma. Podemos hablar del séptimo Éter, el tono de la materia y de la localización o multi-localización de todo lo que tiene que ver con la localización. Del sexto Éter, el sentir, del quinto Éter, reflejar o, plasmar, o reflexionar. El cuarto Éter es algo para lo cual a la mente le faltan palabras porque es la Supra-Mente, que es lo que fulmina, pero también es el impulso del arquetipo; no existe una palabra muy apropiada para esto. Y ahí tienen el tercer Éter, allí están las hogueras, las hogueras del Universo, en donde la existencia objetiva, los arquetipos, están siendo moldeados, porque en el cuarto Éter los arquetipos ya están, en el tercero estos arquetipos están siendo moldeados; entonces son las hogueras arquetípicas. En el segundo Éter entonces tienen la materia en condensación, las polaridades, la Consciencia, el Principio Inteligente relacionándose con la Materia e impulsando, transformando, el Gran Casamiento. Y del primer Éter nada puede ser dicho, porque todo es y no es.


Transcripción por los colaboradores de Blog
Revisión final: Selén.

http://antena-protecao.blogspot.com.br/2013/11/isilda-131113-retificacao-dos-eteres-i.html

Traducción al Español: Alicia Botero y Lucía Montaño

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada