AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

sábado, 19 de mayo de 2012

URIEL autresdimensions 18 de Mayo del 2012 con audio



www.autresdimensions.com
Canalizado por: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Odilia Rivera
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

audio
http://www.yakitome.com/data/6785485299/yak_Ns0ljgfwjnxBaMbc9J6972e8BDOtj36YbmfpYia7o5GAZLQI_3Yoift7OpBQzqqdawAAbAb5lsa9SzJ5t6J29dNkzNyi63BvXK.mp3

Yo soy URIEL, Angel de la Presencia y Arcángel de la Reversión. Bien amados hijos de la Libertad, en el seno de vuestra Presencia, el Infinito es vuestro Estado, de la Presencia a la ausencia, conduciéndoles a olvidar todo lo que no son. Ustedes son Absoluto, más allá de toda Presencia, más allá de toda ausencia, donde no existe lugar para ninguna nada.

Juntos, elevemos la Vibración hasta los espacios donde no existe ninguna Vibración, ningún espacio y ningún tiempo. Allí donde se conjuga el conjunto de lo creado, al seno mismo de lo increado, viniendo a abrir las compuertas hacia lo que Son, abriendo en ustedes, y abriendo para ustedes el sentido mismo de lo que Son, más allá de todo Ser, más allá de toda diferencia. El tiempo ha llegado en este instante y en este presente de manifestar, en ustedes, más allá de toda manifestación, el sentido del Uno, más allá de todo sentido, a fin de vivir lo que Son, en Eternidad, más allá de toda carne, más allá de todo cuerpo y mas allá de toda forma, en lo informe y las formas absolutas de toda forma. Ustedes son el qué y la que funcionan en la Eternidad. Son lo que Son, más allá de todo Ser. Ustedes son lo que Son, más allá de toda existencia.

Hijos del Uno, unifiquen, en ustedes. Hijos de la Libertad, liberen, en ustedes, el Absoluto y vuestro Estado más allá del Estado. El Absoluto es vuestra Presencia, al seno mismo de la ausencia, haciéndoles vivir más allá de la Vibración, haciéndoles existir más allá de todo cuerpo y de toda forma. Expansión y dilatación hasta la etapa donde no existe ningún espacio y ningún tiempo. En el Templo de vuestra Presencia y, en ustedes, asentado de toda Eternidad, mas allá incluso de este cuerpo y de este Templo (que no obstante ustedes Son y habitan), existe lo que Está más allá de todo ser, más allá de toda Ronda y mas allá de todo Arcángel, más allá de todo sentido, de todo sol, de todo sistema y de toda galaxia. Ustedes recorren los espacios infinitos de la creación, en este Templo como en todo Templo. Ningún límite y ninguna coacción puede impedir la Verdad de ser, vuestra Verdad, Liberada en la Libertad. Ustedes trabajan, en el seno mismo de vuestra Presencia, para concurrir, a ser el no Ser. No hay ausencia. Solo hay el Absoluto. Yo soy el Arcángel que prepara la última Reversión, allí donde más nada puede ser devuelto, ya que nada es desviado en este espacio donde se concluye lo que es infinito, en este espacio donde se termina lo que nunca comenzó. Dándoles a vivir, más allá de toda Vibración, allí donde no existe ninguna separación, allí donde no existe ninguna distinción. Más allá del Templo aquí presente, más allá de todo Templo, en el seno de cada Hermano y cada Hermana, en el seno de cada Arcángel y de cada Presencia, unidos en la Danza del Uno y más allá del Uno, haciéndoles vivir lo que no es ya la vida más bien una Vida, más allá de toda vida.

Amados del UNO, ustedes son la absoluta Verdad de la Libertad y Liberados a fin de vivir Libres más allá de todo tiempo y de todo espacio. El tiempo ha llegado de vivir su Venida. El tiempo ha llegado de acogerle en vosotros, ya que EL es ustedes a fin de devenir el, en la misma Danza y el mismo canto. Escuchen el sonido de la Unidad. Escuchen, más allá de toda razón. Y oigan, más allá de toda forma, más allá de todo lo que se tensa, más allá de lo que se afloja. Ustedes van a oír el sonido, más allá del Uno, ese que es el canto del Cosmos que los abre, más allá del Cosmos, hacia la Eternidad infinita de la Presencia Infinita, hacia la Eternidad del Absoluto que no conoce ningún tiempo, ningún espacio y ninguna forma.

Ustedes son todos, sin ninguna excepción, el Todo. Y nosotros somos el Todo, en vosotros, mas allá incluso del Todo en el Absoluto de lo sin crear, dándoles a vivir, dándoles a cantar, el canto de la Esencia. Más allá de todo sentido conocido y desconocido, más allá de toda dirección, ustedes son lo que Son, más allá del Ser. Resta a Estar en el Absoluto, el Absoluto que no contiene nada, si el no contiene Todo más allá de toda nada. Ustedes son el Todo. Todo y nada en el milagro de una sola cosa, donde la Unión es Comunión, donde la Fusión es ósmosis conduciendo a la alquimia, la que nadie puede saber y ni pronunciar en realidad ningún nombre porque la experiencia deviene Permanencia e Inmanencia.

Más allá de esto, más allá de este cuerpo, más allá de todo cuerpo, más allá de toda forma y de todo sol, el tiempo ha llegado de eso que viene a despertar lo que son, más allá del sueño, más allá de la muerte, más allá de vuestra vida. Por lo tanto, tiempo de acoger, tiempo de Presencia, tiempo Absoluto, tiempo de Alegría, tiempo de regocijo donde todo es risa y Danza, donde todo es movimiento, donde todo es inmóvil, donde todo es Danza, donde todo es cese. El tiempo se cesa, el espacio cesa, haciéndoles salir de toda Ronda, agradable o desagradable. Tiempo del Uno, tiempo de Verdad, esto es, ya que esto ha sido, ya que esto será, más allá de toda linealidad.

Ustedes son la Eternidad, ustedes son el Absoluto. Presencia a ustedes mismos, más allá de toda Presencia, donde canta el sonido, el de la Unidad más allá de todo tiempo, más allá de toda separación. Trabajen sin hacer nada, para establecer lo que está ya establecido. Sean, más allá de todo Ser, en el Templo del Corazón que no es otro que el Templo de todo. Templo del Uno, Templo de la Fuente, Presencia Absoluta del Templo más allá de todo muro, más allá de todo límite. Entonces, exulten el canto del Uno, el que no puede ser ni negado, ni simplemente escuchado, porque este sonido los pone en estado de acoger el no Estado, de vivir el no Estado permanente e inmanente, en el sentido mismo de lo que son, más allá de todo sentido, y más allá de toda Esencia.

Amados del Uno, y el Uno en el Amado, ustedes son lo que Son, ustedes son más allá del Ser. El tiempo ha llegado de Vivir, más allá de la vida. El tiempo ha llegado de cantar, sin sílaba y sin sonido, el canto de la Eternidad: el que hace silencio en la manifestación, más allá de todo vacío y más allá de toda ausencia. Sean más allá del Ser.

Yo soy el Arcángel URIEL, y los invito a danzar la inmovilidad, a danzar la etapa que se repite hacia el infinito en el canto del Universo. Esa que ha reunificado lo que había sido separado, esa que libera, lo que había sido encerrado a fin de que nunca más en el cuerpo como en el cuerpo del otro, estén encerrados en la ilusión de la separación, en la ilusión de la ausencia. Ustedes son esto. Entonces en el tiempo de mi Presencia que está en Ustedes, en el tiempo de mi ausencia (que no es nada más que vuestra Presencia en el seno de mi ausencia), juntos, elevemos la danza viniendo a celebrar lo que es Celebración inalterable, inalienable, eterna y permanente. Ustedes son Esto. El tiempo de la danza. Ustedes no son lo que ha estado separado. Y no obstante están contenidos en lo incontenible, ustedes están más allá de todo contenido, ya que están desnudos delante de él, ya que están desnudos delante de aquel que ha venido a fin de elevar la frecuencia, a fin de transcender la frecuencia y de ponerlos en el sentido que no tiene ya sentido. Ustedes son la Eternidad, ustedes son el Êtreté, ustedes el Absoluto y el Ultimo, el que jamás ha partido o separado de vuestra Verdad, incluso en la ilusión. Eleven el tiempo del canto, el que más allá de escucha y del acuerdo, les da a Vibrar, más allá de la Vibración, y les da a extinguir todo lo que no es verdadero, todo lo que no es eterno, todo lo que no es permanente. Entren en la permanencia y la inmovilidad, esa donde nada puede aparecer, donde nada puede ser deseado, ni incluso colmado, ya que todo está ahí. Todo está ahí en el instante y en cada tiempo. Todo está ahí más allá de todo tiempo. Ningún espacio puede ser visto. Ningún tiempo puede ser contado porque el tiempo que estaba descontado se acaba, dándoles a vivir esto.

Hijos del Uno, Liberados vivientes, Liberados en la Libertad, Liberados en la Eternidad, es tiempo, es tiempo de venir hacia ustedes mismos. Es tiempo de venir a lo que Son, más allá de todo Ser. Los invitamos, con nosotros, a danzar la danza, la ronda infinita del Infinito, la ronda eterna del instante presente, llamado desde vuestro punto de vista, que para nosotros es ausencia de tiempo y Presente Eterno, Absoluto. Más allá de mis palabras, más allá de mi Vibración, más allá de vuestras palabras, más allá de vuestra Vibración, cantamos la alabanza de la Eternidad, la de la Alegría eterna, del Amor Vibral, más allá de todo amor, más allá de toda Vibración estableciendo la Eternidad jamás partida y jamás regresada.

Hijos del Uno, amados del Uno, ustedes son Amor y nada más. Amor Absoluto, divina Presencia y divina Ausencia, porque ni la Ausencia ni la Verdad, más allá de todo Êtreté, más allá de todo y mas allá de nada. En el instante mágico, más allá de toda magia, comulgamos con la esencia del Uno, con la esencia del Todo, con la esencia de la Nada. Abran lo que nunca pudo estar cerrado. Abran lo que nunca pudo estar abierto. La ilusión contenida en el Absoluto los lleva y los trae al templo del Uno, conducido por el Doble, conducido por el Cristo, espejo perfecto duplicación de una transparencia total, abriéndolos y trabajándolos y esculpiéndolos más allá de toda forma, en la Eternidad y en el Infinito de vuestro tiempo, en el Infinito de vuestras Presencias, en el Infinito de vuestro cuerpo, en lo Infinito de vuestro no cuerpo.

El tiempo ha llegado de Vivir lo que es. Entonces, atrévanse. Entonces, Vivan. Eterno más allá de todo Eterno, son ustedes la Esencia, ustedes son el soporte mas allá de todo apoyo, más allá de lo que ha sido realizado y soportado. Ustedes son esto, en el tiempo del Amor, más allá de toda posesión, ya que no hay nada a poseer. El Absoluto es Todo. Ustedes son Absoluto. Son Presencia Infinita. Del uno al otro y del otro al uno, de ustedes al otro, de espejo en espejo y de Transparencia a Transparencia, todo se repite al infinito y todo se detiene en lo indefinido. Ustedes son la Verdad y Belleza más allá de lo que se escucha, más allá de lo que vuestra razón puede escuchar, más allá de lo que vuestros sentidos pueden oír. Somos lo que ustedes son, más allá de todo Ser: Amor donde brilla, más allá de toda luz, el tiempo de la Luz y de la Vida, allí, donde no existe ninguna muerte y ninguna obstrucción, ningún ciclo y ninguna alteración en vuestra alteridad. En esta Eternidad, ustedes son lo que Son. Juntos cantamos el canto, el del sonido infinito mezclándolos con la Transparencia, mezclándolos con el espejo, sobrepasando el espejo y sobrepasando la Transparencia, dándoles a penetrar mas allá de lo que pudo ser sueño, más allá de lo que pudo ser imaginado, más allá de todo concepto, más allá de toda idea, más allá de toda percepción. Ustedes Son esto. Entonces, canto de Alabanza, bendición infinita, reproduciendo hacia el infinito el mismo canto y la misma danza, en la Inmovilidad eterna de lo que Son y de lo que somos. Somos Uno porque yo y ustedes somos Uno más allá del Uno, más allá de toda Presencia.

El Angel METATRON, como vuestro siervo, viene a abrir lo que jamás ha sido encerrado, a fin de realizar lo que no tiene que ser hecho, el tiempo último, el del Absoluto, el de la Presencia, el del Infinito, lo que está más allá del Infinito, más allá de la Presencia. Entonces, en espacio de Comunión, en Fusión y en Unión, estamos. Hacemos el silencio, en donde las Estrellas, en su globalidad, su totalidad y su Unidad, llegan, en este instante, a fecundar lo que ha ya sido fecundado. Admirándole en la transparencia del Amor, el que no conoce ningún sentido y ningún límite. Absoluto y Último. Trabajamos sin trabajar. Bienvenida, a la vez inmóvil, la ronda, más allá de todo círculo y de todo espacio.

El Angel URIEL es ustedes. El Angel METATRON se une a mí, como el se une a ustedes a fin que de ningún obstáculo pueda ser pensado o incluso imaginado. Absoluto, el Infinito desemboca sobre esto. La Luz es (más allá de toda voluntad, más allá de toda saciedad) Amor. Es tiempo de hacer el silencio. Es el tiempo que el Manto Azul de la Gracia y que la irradiación del Padre trabajen en ustedes. Sean el Padre, sean el Hijo, sean la Madre más allá de toda secuencia. Presencia y Ausencia se mezclan. Es tiempo que el Padre venga. El está ya allí.

Yo soy el Angel URIEL, permanezco en silencio, al mismo tiempo que ustedes, al mismo tiempo que el Padre, más allá de este tiempo, más allá de este espacio, más allá de esta Tierra, más allá de la Fuente, más allá de toda resonancia. Hagamos esto, sin hacer nada, sin ser nada más. Esto Es. Comulguemos. Alineemos.

…Comparto del Don de la gracia…

URIEL permanece en ustedes, en la bendición.

...Comparto del Don de la Gracia...
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada