AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

lunes, 14 de mayo de 2012

MA ANANDA MOYI autresdimensions 10 de Mayo del 2012 con audio


http://www.autresdimensions.com
Canalizado: Jean Luc Ayoun
Transcripción: Véronique Loriot
Traducción: Odilia Rivera
http://mensajes-del-espiritu.blogspot.com
http://mensajes-del-espiritu-2010.blogspot.com

 Audio

Yo soy MA ANANDA MOYI. Hermanos y Hermanas en humanidad, que la Paz, la Alegría sean vuestra Morada. Vengo hacia ustedes, como representante de la Estrella AL y, al mismo tiempo como una de las Estrellas que ha llevado hasta vuestra consciencia el Manto Azul de la Gracia. Vengo a hablar de la instalación de lo que Son, en la Morada de la Paz Suprema, Shantinilaya.

Hablarles de esto se hace en un tiempo oportuno, para ustedes, en un tiempo donde muchas cosas les han sido transmitidas, donde ustedes han, realizado muchas cosas sobre este mundo. Hoy (que eso sea por el Manto Azul de la Gracia, como la Luz Vibral llegando hacia ustedes), existe, de alguna manera una invitación de la Luz para Vivir y para establecerse en algo que quizá, se han acercado, y que puede ser han probado. Hoy la intensidad de la Luz, la Intensidad del Amor (que es, les recuerdo, nuestra naturaleza común), viene a invitarlos a instalarse de manera permanente y definitiva en una Conciencia que no tiene ya nada que ver con vuestra vida habitual, que no tiene ya nada que ver con lo que piensan, o con lo que imaginan. Y que, quizá, pueda parecerles tan diferente de lo que esperan. Y por lo tanto, si me escuchan, si me leen, es que alguna parte en ustedes, está precisamente en este estado, este Ultimo, que buscan apasionadamente sobre este mundo, en ustedes como en el curso de su vida. Hoy, esto está accesible, plena y totalmente.

En el momento donde la Luz les llama a ser, en totalidad, lo que Son, la conciencia puede vivir un cierto número de elementos, de los cuales voy a hablarles, como la Retracción del Alma (ver intervención de MA ANANDA MOYI del 10 de Marzo del 2012). La intensidad que se produce, o se producirá en el campo de experiencia de su conciencia, debe llevarlos a posicionarse, debe llevarlos a definir de alguna forma, Y a responder a este impulso que viene de muy lejos para ustedes. Muy lejos de vuestra propia alma, muy lejos de estos impulsos para vivir, aquí mismo, sobre este mundo. Algo que, por algunas partes, mientras que esto no está despierto, si se puede decir, puede parecerles tan distante, tan desconcertante. Y sin embargo, lo repito, es esto a lo que han aspirado toda vuestra vida, todas vuestras vidas. Esta búsqueda, que les ha llevado para lo que les parece mucho tiempo, está verdaderamente allí. Entonces, por supuesto, para el que vive en este mundo, le es difícil admitir, de comprender y de vivir, que lo que ha sido tan buscado, ardientemente, poderosamente, que ha empleado muchas horas, muchas vidas, haya siempre estado allí. Pero sobre todo que lo que siempre ha estado allí venga, de alguna forma, a extraerlos de todo lo que ha sido llamado efímero, ilusorio. Incluso si hasta el presente parecía, para el que vivió su vida sobre esta Tierra, que podría llevar a cabo esta búsqueda, vivirla, y continuar viviendo lo efímero sin mucho cambio de cosas, sin mucha molestia para la propia conciencia.

Los diferentes acercamientos de la Luz les han dado a vivir, si los han vivido, en un rol en una función precisa. Este rol que ha sido realizado a la maravilla, debe ser, el también, superado, transcendido, para desembocar sobre algo totalmente nuevo. Que puede, para ustedes, según vuestros apegos, según vuestras creencias, según vuestros compromisos, representar un peligro para ellos. Porque como esto ha sido expresado por otros intervinientes, no hay Pasaje del uno al otro, no hay continuidad, no hay la posibilidad de mezclar ambos. Después de haber vivido el Abandono a la Luz, hay el Abandono del Sí que se realiza. Pero esto no es una realización. Esto es verdaderamente (yo diría) una última particularidad. En esta última particularidad, donde han podido, quizá, probar ciertos estados de Paz, ciertos acercamientos del Samadhi (o Samadhies), hoy, la Luz, la Vida, los llama a otra cosa. Por supuesto, esta otra cosa no les es conocida. Esta otra cosa no corresponde a nada más que a la Verdad Eterna e Inefable de lo que Son, en Verdad, mucho más allá de todo rol, de toda función y de toda identidad o identificación.

Recuerden, ante todo, que cualquiera que sea vuestra ubicación en relación a lo que está allí, absolutamente nada, ni nadie, juzgará vuestro estado, vuestra conducta, puedo decir también, vuestra elección. Pero deben estar muy concientes y lúcidos que esta elección viene a afectar, hacer desaparecer, de alguna manera, la identidad que creen ser hasta el presente. Hay en este nivel mas allá de lo que había sido llamado por SRI AUROBINDO, el Choque de la Humanidad, vuestro Choque (intervención de SRI AUROBINDO 17 de Octubre del 2010), un miedo y una duda. Este miedo y esta duda son preexistentes en cada Hermano y cada Hermana, puesto que están inscritos en el principio de supervivencia, el principio de preservación de la vida, tal como los diseños de la separación y la división. Muchos elementos que han quizá ustedes vivido, ya, les han hecho tomar conciencia de vuestra propia división, de vuestra propia separación y de vuestra propia limitación.

Algunos de entre ustedes han conciliado esta separación, esta limitación porque pensaban que no había otra manera de vivir. Entonces, han mirado en diferentes lugares de este planeta, a los que habían, según ustedes, llegado a algo diferente. Los han mirado, los han leído, los han, puede ser frecuentado, los han amado, como modelos, de grandes Hermanos o de grandes Hermanas, en esperanza quizá de probar un día esto, de vivirlo. Si no lo han vivido, en este momento, es necesario aceptar que había en ustedes en ese momento, alguna cosa que (ferozmente y a veces de forma sutil) impedía, en algún lugar, de lograr su verdad eterna. Y lo que impedía no es nada más que la personalidad, que el alma, de quien toda la conciencia y todas las atracciones son dirigidas hacia lo que podrían llamar una realización, en este mundo: llevar a cabo un objetivo, que el sea no importa de cual orden, familiar, profesional o incluso espiritual. Ustedes han acercado esta posibilidad, ocasionalmente (como lo he dicho) apasionadamente, a través de las prácticas, a través de vuestras asociaciones, a través de vuestros sueños. Pero como lo han constatado, esto no ha sido siempre, lo más seguro, que experiencias, que estados que no duraron, que no se instalaron. Para algunos de ustedes, ha salido una alegría de allí que fue suficiente para llenarlos, a fin de permitirles vivir sobre este mundo con, siempre, esta espera y esta esperanza de que un día lo vivieran. Esto los ha alimentado, en sentido propio, figurativamente. Esto ha mantenido, en ustedes, una llama de esperanza, alimentada por el alma ella misma y por vuestros comportamientos, destinados a acercarlos a esto.

Hoy, las cosas son profundamente diferentes. Porque el derramamiento de la Luz viviendo del Cielo, la subida de la Luz viniendo de la Tierra, viene a invitarlos a realizar esta unión con vuestra Eternidad, no como una simple experiencia, o un estado transitorio, sino como una instalación en la Morada de Paz Suprema, en Shantinilaya. Y por supuesto, lo que llaman el Cielo y la Tierra puede parecerles desconcertante. Sea porque no lo viven, sea porque, han comenzado a vivirlo, esto se detiene, o aún, porque parece ser un peso. Todo esto solo resulta, de hecho de vuestros propios Apegos, de supervivencia, hacia vuestra propia personalidad. Les han dicho siempre (y esto es verificable para cada vida, para cada Hermano y cada Hermana) que existe un principio de preservación de esta personalidad efímera, que se cree eterna, y que piensa conquistar, hacer suya, esta Paz. Y hoy, ustedes realizan, para muchos de ustedes, que no puede ser cuestión de vivir los dos al mismo tiempo. Porque en los primeros acercamientos de la Onda de Vida, si ella no está remontada hasta su finalidad, ustedes no están instalados en esta finalidad, que no depende de ningún tiempo y (una vez más) de ninguna etapa.

Hay de alguna manera, un luto a llevar a cabo. Hay de alguna manera, un miedo, una duda que superar. Y por lo tanto, saben muy bien que ustedes mismos no pueden de ninguna manera controlar, y dirigir este principio de preservación de la vida ya que todo, en vuestra personalidad, encarando esto, va a incitarlos a esta retracción del Alma, de la cual he hablado hace tiempo. Y que hoy, más que nunca, se encuentra cara a ustedes, realizando efectivamente, este cara a cara con ustedes mismos, con la Luz, con vuestro Doble, donde sea que el esté. La luz los llama, pero ella no llama simplemente a dejarse atravesar por ella, ella no los llama simplemente a jugar un rol o una función con ella: ella los llama a Ser ella misma. Ella los llama, como lo hizo el CRISTO, en otro momento, a “dejar los muertos enterrar los muertos” y a estar Vivos, a estar Libres. Y no puedes ser Liberados Vivientes, y estar al mismo tiempo encerrados en la muerte, en lo efímero. Esto es extremadamente desconcertante. Esto es lo que entraña esta retracción del Alma porque han construido una esperanza, una confianza, que la Luz sería acomodaticia, transformando vuestra personalidad. Ella ha construido un principio de evolución, un principio de mejoramiento. Incluso para el alma. Y entonces, la Luz viene a llamarlos a desalojar y derribar todo esto.

Un nuevo interviniente (Nde: BIDI) viene a extirpar literalmente, vuestras creencias y apegos restantes. No hay peor apego que el que está dirigido a sí mismo, hacia sí mismo. Porque es el que forma parte de lo que conciben o pueden vivir, esto que se llama la vida. Pero mucho les han dicho: Ustedes no están Vivos, están muertos. Solo pueden estar Vivos si están Liberados, si salen de toda ilusión, si se establecen en Shantinilaya. Shantinilaya no es una búsqueda. No es algo que va a derivar de una experiencia, de una meditación, de cualquier percepción, como un despertar del Kundalini, o de toda otra cosa en ustedes. Es un principio que se vive, desde el instante donde han abandonado toda creencia, y sobre todo, la última de las creencias: la de ser esta persona que me escucha. La de ser el que hace los proyectos, los planes y que piensa evolucionar.

Más que nunca, el derramamiento de la Luz y la remontada de la Onda de Vida va a derribarlos en vuestras ilusiones, en las últimas creencias que eran las vuestras. Que los ataban, de alguna forma a mantener la Ilusión, aún y siempre, a toda costa, en este mundo. Lo que nace es esto. El derramamiento de la Luz alcanza, durante este mes, yo diría, una eficiencia y potencia máximas. Estas irradiaciones viene del centro de la Galaxia, del Sol, de vuestros Hermanos y de vuestras Hermanas, de la Tierra ella misma, así como del Conclave que hemos reunido recientemente (ver la intervención de MARIA 6 de Mayo 2012, así como las precisiones dadas por ANAEL el 9 de mayo del 2012). La decisión les pertenecerá siempre porque nadie podrá tomar vuestro lugar, porque nadie puede realizarlo en vuestro lugar. Ningún Maestro, ninguna manera de pensar, ningún otro Hermano u otra Hermana, fuera el más Liberado, puede darles alguna indicación sobre Shantinilaya. Es necesario ya aceptar de verse, y aceptar de estar claro de lo que está allí. Devenir lúcido, totalmente, sin juicio, sin culpabilidad, sobre lo que, en ustedes (estrictamente en ustedes y en ninguna otra parte), puede representar un obstáculo, o los obstáculos al Shantinilaya. Solo a ustedes les corresponde y ustedes solos (se los han dicho y repetido), que pueden franquear lo que no existe: esta Ultima Puerta, esta Ultima Reversión, este Abandono final a lo que son, y que no conocen.

Existe un imperativo, aún: este imperativo no es el vuestro, sino el de la Tierra ella misma, de este Sistema Solar, en totalidad, que entra en el fin ineludible de su Kali Yuga (Nde: “Edad Oscura”, en la tradición Hindú), a fin de entrar en su Satya Yuga (“Edad de oro”), en su Shantinilaya. No pueden tomar el tren en marcha, es necesario tomarlo antes de que salga. Pero una vez más, no habrá nunca ningún juicio, ninguna culpabilidad. Son ustedes quienes deciden donde se colocan en este vencimiento, en cierta medida, de la propia Tierra. La Llamada de la Luz, si se puede nombrar así, va a devenir cada vez más intensa, cada vez más presente, cada vez más clara. No a fin de apresurarlos, o de forzarlos, sino a fin de aclarar todavía más lo que debe estar claro. Tendrán por lo tanto que colocarse. Tendrán por lo tanto que vivir lo que está para vivirse para ustedes. Porque nada, donde estén sobre este mundo puede evitarles vivir lo que estará para vivirse. Hay un ineludible. Hay un inexorable, que es colectivo, que concierne a la totalidad de nuestros Hermanos y nuestras Hermanas encarnados como desencarnados. Este momento, porque es un momento, está inscrito de todo tiempo. Nadie conoce la fecha. Pero por supuesto, esta fecha está a vuestra puerta, a las puertas de este Sistema Solar, a las puertas de vuestra conciencia, viniendo a presionarles a establecerse.

Entonces, ¿Quieren devenir, realmente lo que Son en la Eternidad? ¿Quieren morar en lo que ustedes creen ser, en lo que vive y muere? Es la Vida. Lo que ustedes decidan, lo que ustedes crucen o no, siempre Serán esta Eternidad, que lo acepten o no. Solo vuestra personalidad se debate. No existe ningún obstáculo, cualquiera que sea. No existe ninguna restricción, cualquiera que sea, que sea suficiente para hacerlos creer que esto dependa, precisamente, de esta restricción. Porque, realmente, todo esto solo depende estrictamente de ustedes. ¿Están listos? ¿Han dicho si? ¿Qué quieren Ser? Más que nunca esta pregunta va a volverse lacerante, hasta devenir una obsesión. Hasta el momento donde vuestra conciencia devenga Shantinilaya, o devenga otra cosa. No culpen a nadie. No culpen ninguna circunstancia, ni en el mundo, ni en vuestro Hermano o vuestra Hermana (el que sea que está a vuestro lado). Ustedes son maestros de sí mismos, también en Shantinilaya, que en vuestra propia personalidad. Shantinilaya va a devenirlos cada vez más incompatibles con la personalidad. Por supuesto, ella va a susurrarles que están aún encarnados, a susurrarles que van a levar a cabo una acción, una relación, los hijos para ocuparlos, los padres para mantener. Ninguna circunstancia del mundo podrá perdurar cuando la Luz esté allí en totalidad. Esto, el Comendador de los Ancianos (Nde: O.M.AIVANHOV) nunca lo ha ocultado, desde hace muchos años. Por supuesto, aquellos que mantienen la personalidad, velarán, hasta los últimos momentos, de que no estén jamás al corriente de lo que llega porque este es su objetivo, porque este es su objetivo. Pero, ¿Cuál es el vuestro? Es que, ¿realmente quieren ustedes cerrar los ojos? Es que, ¿realmente quieren ustedes cerrar vuestro Corazón a la Llamada de la Luz? Es que, ¿realmente quieren ustedes encerrar la Luz en esta personalidad? O es que ¿realmente toman conciencia ustedes de lo que son en la Eternidad? La personalidad es un callejón sin salida. ¿La vida que llevan es un callejón sin salida? Cualesquiera que sean sus alegrías, cualesquiera que sean sus satisfacciones, cualesquiera que sean las experiencias que han llevado, no son más que experiencias. Hoy, más que nunca y cada día que va a pasar, la Luz va a mostrar su evidencia, la evidencia que es la vuestra, más allá de esta personalidad.

Pronto toda la humanidad no podrá decir que ella no lo sabía, porque ella será puesta cara a cara a esta Eternidad. Y, a continuación, quedará muy poco de vuestro tiempo (en encarnación) para, de alguna manera resolver la ecuación. Y esta ecuación es muy simple, ella es extremadamente simple: ¿ustedes son Shantinilaya? ¿Son la Morada de Paz Suprema? O, ¿Son ustedes el conflicto? ¿Son ustedes quienes luchan? ¿Son ustedes quienes quieren mantener a toda costa y valga lo que valga, lo efímero? No hay que plantearse la pregunta. No hay que propiamente hablar de elección. Hay solo que constatar (porque esto devendrá cada vez más evidente a constatar) el lugar donde están, vuestra Verdad: ¿Es que esta Verdad es Shantinilaya? ¿Es que ustedes están en este estado de Paz Suprema en cada instante de vuestra vida? O entonces ¿Están ustedes en vuestras propias resistencias? ¿En vuestras propias contradicciones? ¿En vuestros propios apegos y en vuestro propio deseo de mantener lo que llaman la encarnación? Es necesario, hoy, encarnar, efectivamente, en totalidad, la Luz. Pero encarnada la Luz no hay ya nada que existe: lo efímero no está ya allí, la personalidad no puede existir. Ustedes están conscientes de la Ilusión y, están Liberados. Pero no vengan a pedir una Liberación, ayudándoles a Ser el Liberado Viviente, manteniendo lo que en ningún caso concurre a vuestra Liberación. La personalidad no conocerá nunca la Luz, lo que sea lo que ella diga y lo que ella lleve a cabo como experiencia. El Si tampoco. El estará liberado, pero ¿liberado de qué? ¿De la personalidad? ¿De este cuerpo? ¿De esta vida que no es la Vida? ¿Qué quieren? Allí está verdaderamente esta gran pregunta. Y si quieren la Luz y que no viven la Luz, ¿por qué? Porque simplemente, están apegados. Están visceralmente inscritos en lo que es efímero. La Eternidad nada tiene que ver de vuestro efímero. Y ustedes son Eternidad, por lo tanto. Es necesario ver en ustedes.

Ninguna respuesta, de ahora en adelante, podrá venir de algo exterior a ustedes mismos. Ningún Hermano, ninguna Hermana podrá ser de alguna ayuda. Incluso los contactos con nosotros o con otros prójimos entre ustedes (que vendrán a decirles las mismas palabras) no querrán decir nada. Necesitarán ustedes mismos, recogerse en su Centro. Necesitarán podar todo lo que es superfluo, todo lo que ata a lo que no es Eterno. No habrá otra solución. Porque las circunstancias incluso del mundo exterior van a modificarse mayormente. Todo esto, una vez más, no representará nunca un castigo, ni una retribución, solo la posibilidad de regresar a vuestra Eternidad, de regresar a Shantinilaya. Necesitarán mirar Shantinilaya. Necesitarán mirar la Luz. Necesitarán mirar el Fuego que ustedes Son. Necesitarán acoger vuestro Doble, Fusionar, en vuestra Eternidad. Mientras que exista en ustedes el menor sufrimiento, es que vuestra personalidad, de alguna forma ama este sufrimiento porque esto le da el sentimiento de persistir. Todo el que exprese un sufrimiento, todo lo que pueda manifestarse, como, aparentemente, una oposición a la Luz, solo viene de ustedes y, nada más que de ustedes. No se juzguen. No se condenen. No condenen a nadie. Entren en ustedes. La Onda de Vida como la Luz, llegando del Cielo, viene a Liberarlos de todo lo que es efímero, de todo lo que es obstáculo para la Libertad. No la libertad que puedan amar o animar en este mundo, que no son más que las ilusiones de Libertad.

Ustedes y solo ustedes tienen, en ustedes, las claves, el potencial, todo lo que es suficiente y necesario para vivir la Luz que Son. Todas las proyecciones (así de miedo que de alegría exterior) deben dejar lugar a esta evidencia: No pueden penetrar Shantinilaya con vuestros pesos, con vuestro pasado, vuestras historias, con una personalidad. Ella debe morir a sí misma. Necesitan efectivamente (y esto se realizará muy pronto), darse cuenta de la ilusión, tal como se las hemos dicho sin parar. Este mundo es Maya, el es Ilusión: no tiene existencia que la que ustedes le dan en los momentos donde se despiertan. Y por lo tanto, desaparece (como se les ha dicho) cada noche, durante vuestro sueño. Ustedes no son de este mundo, no son esta personalidad, no son esta identidad: Son Shantinilaya, la Morada de Paz Suprema. Son más grandes y más vastos que esta forma limitada, en el tiempo y en el espacio. Ustedes Son la Eternidad y Son la Belleza. A ustedes les toca decidir: ¿qué quieren Ser? ¿Qué quieren parecer? Todo está en vuestras manos. Todo será depositado en vuestra alma y en su espíritu y en el cuerpo. ¿Quieren resistir? ¿Quieren oponerse? ¿Quieren sufrir? O ¿quieren - puede ser- Shantinilaya? Esto se hará manifiesto porque no habrá ninguna posibilidad de escapar de esta evidencia.

Cultiven la Paz. Cultiven la serenidad. Cultiven la neutralidad, la benevolencia, para ustedes como para este mundo, como para todo el mundo. Los aspectos Vibratorios (llevados, por muchos de ustedes, van a reforzarse así como lo ha expresado UN AMIGO o Maestro RAM) van a ayudarlos a realizar este cara a cara. Si la Luz los llama, de ahora en adelante, no rechacen la Llamada de la Luz. Si la Luz viene a ponerlos de pié. No se queden arrellanados. ¿Son capaces de esto? ¿Son la Eternidad? ¿Son lo efímero? ¿Son la personalidad o son el Êtreté? ¿Son el Êtreté o son el Absoluto? Shantinilaya es vuestra Morada: no hay otras moradas. Todo el resto no es más que moradas efímeras que tienen la oportunidad de pedir prestadas porque son Libres y Liberados. Pero ser Libre y Liberado no puede acomodarse (y se acomodará cada vez menos) con la ilusión de este cuerpo, Con la ilusión de esta personalidad, de esta vida que llevan aún.

La Luz no les pide otra cosa que Ser, ustedes mismos, la Verdad. Y la Belleza y la Eternidad. El testimonio es Shantinilaya. Ustedes son la Eternidad. No existen otros obstáculos que ustedes mismos para Ser esto y nada más que esto. No hay nada a rechazar, hay simplemente a tomar conciencia, a cambiar de mirada (como eso ha sido dicho) de punto de vista, de posición. Pero para esto, es necesario salir del punto de vista limitado de esta posición limitada que creen ser. La Vida, la Luz, no les pide nada más. Pero ella viene a pedirles con insistencia, con evidencia. El Fuego del Cielo es una Verdad. Quizá que esto lo hayan soñado, puede ser que esto lo hayan presentido, pero el Fuego del Cielo está allí, muy próximo, inminente. No viene a destruir porque el Fuego es el Aliento de Vida. El viene a Despertar y a Liberar. El solo viene a poner fin a lo efímero, a lo que nunca existió más que en esta ilusión. El Corazón es la Verdad. El Amor y la Luz son la Verdad. No la que pueden concebir, imaginar o proyectar, sino este Amor Absoluto, esta Luz Vibral Absoluta. Ustedes Son la Luz. Nosotros somos la Luz y no esta resistencia que se experimenta en lo que está limitado sobre este mundo.

Muchos se los han dicho (a través de los siglos y del tiempo): ellos han atestiguado Shantinilaya por su vida misma. Y no obstante, este mundo está siempre allí, dándoles la impresión de que debe mejorarse, madurar, transformarse, hablando siempre de Luz pero no viendo nunca la Luz, hablando siempre de la vida, pero no viendo nunca la Verdadera Vida. Es necesario ahora que se ubiquen. Más que nunca, los tiempos están contados. No están terminados sobre esta Tierra, pero están contados para ustedes. Porque no habrá otra elección que Shantinilaya o la resistencia, la oposición y el sufrimiento.

Abandonen toda resistencia. Abandonen todo conflicto porque no son el conflicto.

Si tan solo pudieran verificar esta frase que ha pronunciado el CRISTO, concerniente a la vida y a la muerte, concerniente al pájaro que no debe buscar lo que tiene que comer mañana. Si pudieran verificar la eficacia de esto, no podrían resistir, en ningún momento a lo que Son, porque tendrían la evidencia de la Verdad Absoluta de estas frases. A ustedes les toca decidir. ¿Quieren permanecer con los muertos enterrando a los muertos? O ¿quieren estar Viviendo? ¿Quieren participar en el sufrimiento? O ¿Quieren Ser Morada de Paz Suprema? No hay absolutamente nada de la personalidad que va a tener en relación a esta simple evidencia (lo constatarán cada vez más). Muchos seres humanos sobre este planeta (que no están en los lugares tan privilegiados como los vuestros), lo viven. Cuando los elementos los arrebaten, de una manera u otra, ¿es que piensan en otra cosa que el hecho de ser eliminados? Piensan en sus seres queridos. Piensan en lo que llaman: salvar a sus seres queridos, salvar vuestra vida. Pero la Luz no viene a pedirles salvarla. Ella viene a proponerles la Libertad, la Verdadera, la Liberación, la Verdadera.

La Luz es una invitación para que se instalen desde ahora, más allá de toda experiencia, en este Absoluto, en esta Unidad, en Shantinilaya. ¿Son ustedes Shantinilaya? Ustedes los Son. Incluso si no lo creen, incluso si lo rechazan, porque hay algo en vosotros que rechaza. No existe ninguna circunstancia exterior a ustedes mismos. No hay ningún mundo exterior a esto que Son, en Verdad. A ustedes les corresponde ubicarse: la Luz hace su trabajo, que lo quieran ustedes o no, que lo acepten o no. Estén en Paz, Sean felices. No de las circunstancias de vuestra vida, no de vuestras experiencias, no de vuestra búsqueda, sino simplemente de Ser Shantinilaya. La experiencia de Shantinilaya no es una experiencia efímera, yo la calificaría de experiencia Eterna. Porque cuando Shantinilaya está revelada, no pueden ser otra cosa que Shantinilaya.

Ninguna carga exterior, ningún ataque a la personalidad puede cambiar nada porque han tocado la Eternidad, han devenido la Eternidad. Los múltiples estados de la conciencia les son ofrecidos. Están fuera de la Ilusión en totalidad. Por supuesto, aquellos de sus Hermanos y Hermanas que ustedes frecuentan y que están en camino van a tener miedo, mucho miedo, porque para ellos ustedes están perdidos mientras que ustedes están encontrados. Pero el que es Shantinilaya no puede dar marcha atrás porque está establecido en la Verdad, en su Eternidad. Y lo que viene a ustedes, sobre este mundo, sobre esta conciencia que son, es la Eternidad y la Belleza. Pero esto dependerá exclusivamente de vuestro punto de vista: ¿donde Están? ¿De donde Son realmente? La luz va a invitarlos, muy pronto a definir de donde Son realmente y donde Están. Esto será una invitación, la última, la final. Nadie podrá ignorarla. Por supuesto (como ha sido dicho por los Ancianos), los sonidos se modifican, la respiración se modifica. Las percepciones nuevas se hacen día, incluso en este cuerpo. Pero lo más importante es lo que ustedes son, más allá de la Conciencia, más allá de la personalidad, de toda individualidad: Ustedes son Shantinilaya. Ustedes solo son esto. Shantinilaya es el Absoluto. La traducción en esta forma, del Absoluto. Shantinilaya o la resistencia: no habrá ya más equilibrio o justa medida. Porque está va a ser plena medida, de una o de la otra, pero no de ambas. A ustedes les corresponde ubicarse. A ustedes les corresponde Amar.

Aquí lo que como Representante de la Estrella AL, tenía que darles. En esperanza de que lo hayan entendido (o leído), más allá de estas simples palabras, recorridos por la Onda Nueva, por la Luz Verdadera, a fin de ayudarles a ubicarse. Y recuerden que no hay más que vosotros, que no hay nada más que lo que ustedes Son, en Eternidad. Les traigo Shantinilaya: A ustedes les corresponde ubicarse desde ahora.

...Comparto del Don de la gracia...

Yo soy MA ANANDA MOYI. Yo los Amo. Que Shantinilaya sea vuestra Morada.

... Comparto del Don de la gracia...

Hasta Pronto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada