AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

jueves, 18 de abril de 2013

Encendiendo la Luz de los demás, uno enciende su propia Luz. por Antonio Cerdan

 
Todas las Filosofías buscan activar la Luz, en cada ser humano, en su alma.

Todas las Religiones quieren activar el Amor en cada Ser,

Todas las Filosofías quieren activar la Luz y el Progreso de todos los Seres.

Sin embargo, no todas las Filosofías buscan la Luz en todos Los seres y en todas las

Religiones, no todos los seres son capaces de admirar la luz y el Amor en sus semejantes y no todas las formas de vivir se establecen reconociendo que todos son una parte de la Tierra, son hijos, son una Familia.

Solamente es posible conseguir la Unidad de la Tierra cuando todas la Escuelas sean capaces de ver lo mejor de cada Escuela y Religión, cuando todos los seres sean capaces de ver la Luz y lo mejor de cada Escuela y Religión, cuando todas las Filosofías sean capaces de encontrar la Luz que Une, entre todos los individuos, entre todas las Escuelas, y entre todas las Religiones.

Si un grupo, si una Escuela, si una religión no es capaz de reconocer la Luz, lo que une, lo mejor, de lo que está a su alrededor, esa Religión está destinada a desaparecer en el tiempo. Sin embargo, toda Escuela que se fundamenta en estos tres principios, es una Escuela que está destinada a perdurar en el tiempo. Porque se fundamenta en bases sólidas y reales, no ilusorias.

Cada experiencia del ser humano forma parte del Libro de la Vida, cada experiencia de cada Escuela forma parte del Libro de la Civilización, y cada religión es un Camino que conduce a la Luz, Única, Una, Eterna. Esa Única Luz del Ser, le podemos llamar Dios, Abraham, Brahma, el Vacío, la Supermente, la Energía, lo que queramos llamarle, pero ya tenemos claro que es la Luz del Ser, La Seidad, La Divinidad, como quieran llamarlo.

Es la Luz con la que podemos mirarnos a los ojos y reconocer lo que somos.

Si yo miro a otro ser humano y me doy cuenta que yo soy un Ser, es porque la Luz de ese Ser se ha reflejado en mi interior. Yo me he visto en su Luz, y él se ha visto en mi Luz. Y nos hemos reconocido que somos chispas de un Solo Ser.

Cuando uno reconoce y ve la Luz en el otro y que es chispa de un único Ser, está viendo su Corazón. Cuando uno mira a otro y no es capaz de ver la Luz que hay en su Ser, no es capaz de ver el Amor que hay en su Corazón, y solo ve la obscuridad y la maldad y lo negativo, es porque no ha sido capaz de reflejarse en el otro, y descubrir la Luz que late en el otro.

No es fácil tener compasión de otro ser humano, tener Amor por otro ser humano que viva en la obscuridad. Es muy fácil ver la Luz en la Luz, pero es más difícil ver la Luz en la obscuridad.

La gran prueba es que aquellos que tienen luz, tienen que encender la Luz en la Obscuridad, aquellos que son cirios, tienen que encender a los otros cirios, y ser Luz fecunda en el Mundo.

Encendiendo la Luz de los demás, uno enciende su propia Luz.

Todo esto es para ser meditado.

Frases para ser repetidas, escuchadas en nuestro interior, ha ver que nos dicen esas frases.

Antonio

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada