AGRÉGAME COMO AMIGO (A) Y SIGUEME, SOLO HAZ CLICK EN SEGUIR

domingo, 11 de mayo de 2014

Klandora. La Resolución de las Fuerzas para la Integración.” Selén Om. 9 de Mayo 2014. Con audio. ¡Compartir!!!!



Klandora. La Resolución de las Fuerzas para la Integración.”… Una corriente, una corriente potente de Luz y de Fuego, desde el Corazón de Lis, se derrama sobre la Red y se derrama sobre todas las Redes de consciencias despiertas de la Tierra, despertándolas hacia la reconciliación. La reconciliación, primero que todo, consigo mismos, con todo aquello que podéis percibir que constituye el personaje que acreditáis ser…” Selén Om. 9 de Mayo 2014. Con audio. ¡Compartir!!!!

Audio original en portugués:
Haga clic aquí para descargar el audio.


Audio

Paz y gracia en vuestros corazones. Yo soy Klandora, representante de la consciencia angélica del Retiro Intraterreno de Lis. Paz y Gracia resuenen en vuestros corazones. Lis resuena en vuestros corazones. El Amor de la Madre es infinito. El Amor de la Madre no conoce límites ni barreras. Vosotros sois la Madre, cada uno de vosotros y la Madre del mundo que se manifiesta.

Me gustaría intercambiar algunos impulsos con vosotros en esta oportunidad. De esta forma, yo intercambiaré algunos impulsos con toda la Red de Consciencias que en este momento representan y para la cual, en este momento, vosotros sois los canales. El contenido fundamental de los impulsos que yo vengo a compartir con vosotros esta noche es la integración.

Una corriente, una corriente potente de Luz y de Fuego, desde el Corazón de Lis, se derrama sobre la Red y se derrama sobre todas las Redes de consciencias despiertas de la Tierra, despertándolas hacia la reconciliación. La reconciliación, primero que todo, consigo mismos, con todo aquello que podéis percibir que constituye el personaje que acreditáis ser. Este es un primer paso, esta es una primera resolución de las fuerzas.

El desenlace de los nodos de la estructura psicológica del ser humano encarnado en la superficie de la Tierra es una resolución de las fuerzas. Lo que percibís como estructura psicológica, eso que denomináis mente, emociones, impulsos, estímulos y deseos es un enmarañado de fuerzas, es un enmarañado de corrientes de energía muy objetivas, porque todo eso existe en un nivel muy objetivo. Vuestro deseo equivale a las ondas de sonido que viajan por el aire, su intención es equivalente a la electricidad que se mueve de polo a polo, de acuerdo a leyes precisas que coordinan la interrelación de lo positivo y de lo negativo. Y así, nosotros podríamos pasar un buen tiempo aquí, haciendo analogías y comparaciones entre las fuerzas que constituyen vuestra estructura psicológica y su reflejo en el mundo objetivo, visible y sensorial. Pero no es porque no veáis los pensamientos, las emociones, los impulsos, deseos y estímulos que éstos no tengan forma objetiva en vuestro mundo, ellos existen objetivamente y afectan la realidad a su alrededor.

Desde Lis, impulsos parten para la resolución de estas fuerzas, porque a cargo de Lis está la acción sobre el Reino Elemental y Angélico lo que podríais denominar Reino Dévico. Dentro de esta actividad, dentro de esta gama de experiencia y de manifestación de su Yo Real, yo vengo a traeros un impulso de integración a un punto aún más profundo de lo que ha sido tratado hasta este momento.

En verdad, nada nuevo puede salir de la boca del hombre, ni siquiera porque un dios hablase a través de él, por lo tanto no es de esperarse que de aquí surja alguna verdad inusitada y nueva que alterase radicalmente el curso de los eventos hoy. Pero sí, es de esperarse que esta simiente lanzada pueda germinar, crecer, volverse un árbol robusto y producir frutos que van a satisfacer el hambre de muchos.

Cuando la Madre os convidó a la reconciliación consigo mismos, a apaciguaros con todo aquello que hace parte de vuestro campo de percepción, objetos, personas, situaciones, esto no tenía como objetivo simplemente una paz temporal y frágil de vuestra consciencia física, esto no tenía como objetivo simplemente, que relaciones armónicas y aún así muy pasajeras, se establecieran en vosotros.

Cuando vosotros os disponéis a la integración consigo mismos, con todo aquello que hace parte de este “si” efímero e ilusorio como pueda ser, cuando vosotros, por consecuencia, se reconcilian con cada uno de los elementos que hacen parte de vuestro campo de percepción, comprendiendo que ellos están ahí obedeciendo a una ley precisa de resonancia, entonces sí, apaciguáis estas corrientes enmarañadas de fuerzas que constituyen vuestra estructura psicológica, y entonces sí, se revela un don de Lis: sintonía.

La integración produce sintonía. La integración no es una aceptación verbal, la integración no es una disposición volitiva o deseosa, basada en un concepto moral de bien, de bueno. La integración es realmente transcender la discriminación. La integración es realmente ir más allá de vuestras idiosincrasias. La integración es reconocerse como un ser mucho más pleno y vasto que el saco de carne y de aire. La integración comienza por el reconocimiento del Sagrado Corazón de Fuego, un don de Ibez depositado en el corazón de la humanidad.

Mis hermanos, mis hermanas, compañeros y compañeros del camino, el Corazón de Fuego no es algo frívolo. Es la primera dádiva, es el último Éxtasis, es la simiente y es también el fruto. Esta es una ciencia sagrada, precisa, grandiosa y antigua. Esta es una ciencia que cuando se pone en práctica, no puede equivocarse. La integración en vuestro propio Sagrado Corazón de Fuego es el inicio y el fin de la senda.

Recordaros de lo que Sois, abriros a la integración, no por un movimiento exterior, al contrario, por un movimiento de interiorización. Sumergiros en el fondo en el centro del cuerpo, sumergiros en el fondo en el centro de la sensación de la presencia y existencia. Centraros ahí. En el silencio, en la paz, en la plenitud, la verdadera integración se produce así entonces, realicen un movimiento externo bien direccionado, lúcido y responsable, disolviendo cada uno de los conflictos, disolviendo cada una de las discrepancias, disolviendo cada uno de los antagonismos. Así vuestro cuerpo se volverá un recipiente en sintonía. Así el enmarañado de las fuerzas – nodos que nos fueron dados ahí a lo largo de experiencias difíciles y dolorosas – será disuelto. Y la forma física y sutil podrá entonces cumplir el papel para la cual fue creada: ser el vehículo de un Dios, del Dios que Sois. Este es un primer impulso de Lis: integración, integración, integración que conduce hacia la sintonía.

Queden en paz.


Selén Om



Transcripción realizada por colaboradores de ELV.

http://www.escolaluzviva.com.br/2014/05/klandora-090514-resolucao-das-forcas.html

Traducción. Lucía Montaño Ferrer



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada